Zumo Agazpachado de Fresa

Desayuno Rosa

Tras el desayuno verde ahora toca un desayuno rosa, y de verdad está riquísimo, hay que olvidarse del concepto “dulce” para desayunar este tipo de batido, pero están muy buenos. No he pesado las fresas por lo que no puedo poner las proporciones exactas para dos vasos, pero el concepto es sencillo.

Ingredientes:

– Una buen puñado de Fresas (un tercio de una bandeja, unos 300 gr.)
– Una Barra de Apio
– Un Limón
– Tres cubitos de Hielo
– Una cucharadita de Aceite de Oliva Virgen (Primera Presión en Frío)
– Una pizca de Sal Yodada
– Una vuelta del molinillo de Pimienta Negra

Elaboración:

Pelamos el limón al vivo, lo cortamos en cuartos y lo echamos en el vaso de la Thermomix (o batidora similar con suficiente potencia). Las fresas le quitamos el rabito verde, las lavamos bien, y echamos al vaso del Thermomix.

Lavamos la barra de apio, le pasamos el pelapatatas por el borde para quitar los hilos y la cortamos en cuartos, echamos también el apio al vaso del Thermomix. Aliñamos con una pizca de sal, pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva (si, sal y aceite).

Echamos los hielos, cerramos la Thermomix y trituramos, yo primero trituro al tres, cuando el vaso ya no salta voy subiendo la velocidad poco a poco hasta llegar al máximo, aproximadamente tardo un minuto.

Hasta ahora no solía echar hielos sino agua fría, y la diferencia se nota, la textura queda mejor si trituras con hielo, he echado tres cubos de los gordos comprados, que viene a ser media bandeja de los hielos echos en casa.

Y ya tenemos un zumo de fresa con un sabor bastante especial, quizá recuerde al gazpacho, pero de verdad que está riquísimo, no se me había ocurrido antes echar sal y pimienta a unas fresas, pero es genial, y sin hojas verdes, la vez que lo hice con lechuga no me gusto tanto.

Seguimos…

Judías Carillas con Setas

Alubias guisadas con setas frescas y secas

Ingredientes
165gr. Alubias / Fabes
10gr. de Setas Secas
Una bandeja de Setas de Cardo
Una Patata
Una Zanahoria
Media Cebolla
Cuatro Ajos
Dos cucharadas de Tomate triturado
Un cuarto de vasito de Vino Blanco
Una cucharadita de Perejil Seco (una ramita fresco si tenemos)
Una cucharadita de Pimentón Dulce
Unas hebras de Azafrán
Una Cayena (opcional)
Aceite de Oliva Virgen
Sal

Elaboración

Lavamos bien las alubias y las ponemos en remojo, en agua fría, la víspera o doce horas antes de cocinarlas.

Media hora antes de empezar con el guiso, ponemos en remojo, en agua templada, las setas secas, 10 gr. de setas secas es un puñadito pequeño, las usamos para dar mejor sabor al guiso ya que las setas de cardo que podemos comprar en los supermercados tienen muy poco sabor, si usamos Níscalos o setas recogidas por el monte no con necesarias las setas secas.

Picamos muy fina la cebolla y uno de los ajos. Ponemos la olla rápida al fuego y esperamos a que este caliente la base, entonces añadimos el aceite, la cebolla y el ajo picado y rehogamos sin dejar de remover con una cuchara de madera para que no se pegue en la base.

Echamos las dos cucharadas de tomate triturado y añadimos las alubias con parte del agua de remojo más el agua de remojo de las setas secas, que pasaremos a través de un colador para retirar posibles restos de arenilla, tendremos agua suficiente hasta cubrir un dedo por encima de las alubias.

Echamos la patata entera y pelada, y la zanahoria también entera y raspada, añadimos la cucharadita de perejil seco, el pimentón y las hebras de azafrán. Añadimos un poquito de sal y cerramos la olla ajustando la tapa.

Vamos a cocinar en el nivel 2 de presión. Esperamos a que la olla coja presión, en cuanto el indicador nos señala que ha llegado al nivel de presión 2, bajamos el fuego al mínimo y contamos ocho minutos.

Mientras cuecen las judias, vamos a preparar las setas, en una sartén amplia echamos un fondo de aceite, añadimos los ajos laminados y la cayena, cuando el ajo empieza a saltar añadimos las setas cortadas, tanto las setas hidratadas como las setas frescas, rehogamos las setas hasta que vayan reduciendo, entonces añadimos un poquito de vino blanco.

Cuando transcurren los ocho minutos de cocción de las judías, retiramos la olla del fuego y dejamos que pierda presión para abrirla. Mientras la olla pierde presión retiramos del fuego las setas que ya tendremos rehogadas.

Pasados unos minutos ya podremos abrir la olla, lo haremos con cuidado y siempre con la tapa al lado contrario de nuestra cara, destapamos la olla. Una vez abierta la olla, retiramos la patata y la zanahoria y lo pasamos al vaso de la batidora. Echamos las setas rehogadas sobre las alubias, y acercamos nuevamente la olla al fuego sin tapa, mantenemos el fuego bajito, con un ligero hervor.

La patata y la zanahoria que tenemos reservadas en el vaso de la batidora las trituramos y añadimos un cucharón del caldo de cocción de las alubias, batimos hasta que nos quede una crema.

Tenemos las alubias cociendo lentamente con el sofrito de setas incorporado, entonces añadimos la crema que hemos hecho con la patata y la zanahoria, rectificamos de sal. Dejamos que de un hervor todo junto.

Una vez que hemos añadido las setas y la patata con la zanahoria triturada ya no vamos a poner la tapa de presión, esto es muy importante porque al estar ahora el sofrito y el caldo engordado por la patata si pusiéramos nuevamente la tapa de presión podría pegarse el guiso al fondo de la olla.

El tiempo de cocción de las alubias depende del tipo, estas pequeñas con ocho minutos es suficiente, tenemos que contar que no hemos forzado la salida de presión, tiempo en el que siguen cocinándose, y que una vez incorporado el sofrito damos un hervor todo junto.

Si al abrir la olla vemos que nos han quedado algo duras, siempre podemos cerrar y cocinar un par de minutos más, es mejor quedarse corto y rectificar que no hacer puré de judías.

Y ya tenemos nuestras legumbres guisadas con setas, sin grasa animal, es un plato muy rico de sabor suave.

Zumo de Pepino

Desayuno Verde

No voy a mentir, me ha costado desayunar el Zumo de Apio y Pepino, pero me ha sentado tan sumamente bien que no puedo dejar de guardarlo y compartirlo en el blog. Ayer, leyendo las Ventanas Verdes, me acorde de los batidos verdes, y justo ahora que ha llegado la primavera y es el momento de ponerse en forma y depurarse, me decidí a comprar los ingredientes para hacer un zumo de pepino y apio.

Ingredientes (para dos personas):

– Dos Pepinos
– Dos Barras de Apio
– Un Limón
– 200 ml. de Agua con Gas Pellegrino
– Una cucharadita de Aceite de Oliva Virgen (Primera Presión en Frío)
– Una pizca de Sal Yodada
– Una pizca de Pimienta Negra

Elaboración:

Pelamos el limón al vivo, lo cortamos en cuartos y lo echamos en el vaso de la Thermomix (o batidora similar con suficiente potencia), lavamos las barras de apio, le pasamos el pelapatatas por el borde para quitar los hilos y las cortamos en cuartos, las echamos también al vaso del Thermomix.

Los pepinos les quitamos el culo y los frotamos contra el propio pepino, para que no amargen, los pelamos con el pelapatatas (no tengo pelador de verdura), y los troceamos y echamos al vaso del Thermomix. Aliñanos con una pizca de sal, pimienta negra y un pelín de aceite de oliva.

Introducimos el cestillo dentro del vaso, quedaran los ingredientes abajo y encima el cestillo. Cerramos la Thermomix y trituramos, yo primero trituro al tres, cuando el vaso ya no salta voy subiendo la velocidad poco a poco hasta llegar al máximo, aproximadamente tardo un minuto.

Saco el cestillo del vaso, tendremos entonces una papilla verde, a la que añadimos el agua, programamos un minuto a velocidad máxima y ya tenemos nuestro zumo de pepino para el desayuno. Importante que todos los ingredientes estén fríos, sobre todo el agua.

Os aseguro que sienta de lujo, es verdad que cuesta levantarse un viernes y desayunar un zumo de pepino, pero es buenísimo.

 

Caldo Mágico

Para el Tono Físico y la Salud Espiritual

Sin olvidar sus buenas propiedades para el hígado y la circulación de la sangre. Un caldo muy aromático que tiene como ingrediente principal el ajo, os recomiendo probarlo, porque está muy rico, y después de los excesos, una taza de caldo caliente y ligero sienta muy bien. Suelo preparar medio litro, que son dos tazas, pero se pueden doblar las cantidades y hacer un litro.

Ingredientes:

– Tres Ajos
– Una rodajita de Raíz de Jengibre (del tamaño de un ajo)
– Media hoja de Laurel (o una hoja pequeñita)
– Un Clavo de especia
– Una cucharada escasa de Aceite de Oliva Virgen (primera presión en frío)
– Un poquito de Pimienta Negra (un vuelta de molinillo)
– Un poquito de Cúrcuma (lo que cogemos con la punta del cuchillo)
– Un poquito de Tomillo (una pizca)
– Un poquito de Perejil (seco)
– Un poquito de Sal
– Medio litro de Agua

Elaboración:

Se que la cantidad “un poquito” es muy imprecisa, quizá debería poner un cuarto de cucharadita pero esa medida me parecería más apropiada para un litro de caldo, es decir, seis ajos, y sinceramente, los “poquitos” entendidos como octavos de cucharadita o lo que se coge con la punta del cuchillo, creo que pueden ser válidos. De todas formas, lo importante es que no me olvide como lo he hecho porque está de muerte.

Pelamos los ajos y quitamos la piel a la rodajita de jengibre. Ponemos el medio litro de agua en el vaso del thermomix, echamos todos los ingredientes, y programamos: 25 minutos, 100 grados, velocidad 1. Acabado el tiempo trituramos 20 segundos a velocidad 8. Rectificamos de sal y ya tenemos nuestro Caldo Mágico listo para tomar.

Quién dice Thermomix, dice MyCook y maquinas similares. Si no tenemos máquina, hervimos a fuego medio la mezcla y la pasamos por la batidora para que emulsione. El caldo debe quedar con el aspecto de la foto.

Lentejas con Setas Secas y Jengibre

Lentejas de Año Nuevo

Con sofrito y picada, al estilo tradicional pero con unas notas de sabor que aportan el Jengibre y las Setas secas. Entre otras muchas tradiciones para la comida de Año Nuevo, se encuentra comer lentejas para atraer la prosperidad. No es un mal momento para una guiso sabroso y calentito, vaya día de lluvia hemos tenido en Madrid.

Ingredientes:

200gr. Lentejas (remojadas unas horas)
10 gr. de Setas Secas
10 Almendras
Una Zanahoria
Un Pimiento verde
Media Cebolla (no muy grande, sino 1/4)
Dos ajos pequeños
Dos cucharadas de Tomate triturado o un Tomate maduro
Media cucharadita de Pimentón de la Vera
Un cuarto de cucharadita de Perejil Seco, o unas hojas si tenemos fresco.
Una hoja de laurel
Dos clavos de especia
Unas bolitas de Pimienta Negra
Un trocito de raíz de Jengibre del tamaño de un ajo
Aceite de Oliva
Sal

Elaboración

Ponemos las lentejas en remojo en agua fría unas horas antes. En un bol independiente de las lentejas ponemos las setas secas para hidratarlas con agua templada, las setas deben estar al menos media hora en agua.

Desechamos las lentejas que flotan sobre el agua y tiramos el agua del remojo, las aclaramos y escurrimos, ponemos las lentejas en la base de una olla. Incorporamos una hoja de laurel, un trocito de raíz de jengibre, los clavos de especia y las bolitas de pimienta. Cubrimos de agua y encendemos el fuego a temperatura media.

Antes de hacer el sofrito de las lentejas, vamos a tostar las almendras para la picada. En una sarten sin aceite echamos las almendras, dejamos que se tuesten con cuidado de no quemarlas, y las pasamos al mortero.

En esa misma sarten ponemos un fondo de aceite, una cucharada, echamos un ajo muy picado, cuando empieza a saltar el ajo, incorporamos la cebolla picada, dejamos que se rehogue un poquito y añadimos el pimiento en brunoisse y la zanahoria en daditos, ayudamos con un poquito de sal para que las verduras suden. Mientras si en la olla donde cuecen las lentejas vemos que se forma algo de espuma, la vamos retirando con una paleta, son impurezas que surgen al hervir y es bueno retirar esa espuma.

Cuando vemos que el sofrito empieza a ablandarse le añadimos las dos cucharadas de tomate triturado o el tomate maduro picado, damos unas vueltas y echamos el pimentón. Todo el sofrito, con el pimentón ya incorporado, lo echamos a la olla donde cuecen las lentejas. Para pasarlo de la sarten a la olla nos podemos ayudar de un cazo del caldo donde cuecen las lentejas. Hay que tener en cuenta que siempre que hagamos un guiso “abierto”, al chup chup, es conveniente tener un cazo con agua caliente al lado, para si evapora líquido poder añadir un poquito sin estropear el guiso, si añadiésemos agua fría lo echaríamos a perder y si echamos mucha agua desde el principio nos puede quedar demasiado caldoso.

Ahora vamos a preparar la picada, que será el espesante del caldo. En el mortero donde hemos reservado las almendras tostadas, ponemos un diente de ajo, machacado con el prensa ajos, un poco de sal, una cucharada de aceite y el perejil. Se machaca bien y se deslíe con 2 o 3 cucharadas de caldo de cocer las lentejas. Se vierte en la cacerola de las mismas.

Tenemos las lentejas hirviendo a fuego medio con el sofrito y la picada, es el momento de incorporar las setas hidratadas, la picamos y echamos a la olla. Probamos y rectificamos de sal, dejamos que cueza todo junto hasta que las lentejas estén tiernas (le quedarán unos cinco o diez minutos).

Y ya tenemos listas nuestras lentejas estofadas con sabor especial.

Garbanzos Guisados en Olla Rápida

Con Verduras y Patata

Vamos a guisar unos garbanzos de forma sencilla en la Olla Rápida Duromatic de Kuhn Rikon. Los garbanzos guisados se acompañan de patata y repollo, aderezados con un aliño de vinagreta a la mostaza.

Ingredientes para dos personas:

120 gr. de Garbanzos pesados en seco
Opcional un trozo de alga Kombu (para el remojo de la legumbre)

Verduras:
Un cuarto de Repollo
Dos Patatas medianas
Una Zanahoria
Media Cebolla
Una barra de Apio
Un Nabo
Un Puerro
Un Ajo

Especias:
Cinco bolitas de Pimienta Negra
Tres Clavos de especia
Media cucharadita de Comino en grano
Sal

Vinagreta a la Mostaza:
Media cucharadita de Mostaza de Dijon
Una parte de Vinagre de Sidra
Tres partes de Aceite de Oliva
Pimienta y Sal

Elaboración:

Pondremos en remojo los garbanzos, aproximadamente doce horas, los dejamos en agua fría con un trozo de alga kombu. A la hora de hacer el guiso retiramos el agua y el alga que habíamos añadido para ayudar a ablandar los garbanzos. Escurrimos y revisamos los garbanzos por si hay alguna piedrecilla o alguno negro que retiraremos.

Preparamos las verduras lavándolas bien. La zanahoria la pelamos con el pelapatatas tras retirarle el culo y la punta. El apio lo lavamos, suelo retirar también las puntas, en caso de tener hojitas las dejo. El nabo lo pelo con el pelapatatas y retiro el culo. El puerro le quito la primera capa, hago un corte en cruz en los extremos y lo lavo abriendolo un poco por la cruz para retirar posibles restos de arena. El ajo lo incorporo pelado. El cuarto de cebolla simplemente le retiro la primera capa.

Una vez todas las verduras limpias las colocamos en la olla, en el centro ponemos los garbanzos y cubrimos de agua. Añadimos las especias. Al cocinar en la Olla Rápida hay que tener cuidado con las especias ya que el sabor se potencia.

Cerramos la Olla, acercamos al fuego, seleccionamos fuego fuerte y esperamos que coja presión. En el momento que coge presión sube la válvula, ahora esperamos que asomen las rayas que indican el nivel de la presión. Para cocinar legumbres lo haremos en el nivel de presión 2.

Cuando asoma la segunda raya roja bajamos el fuego al mínimo. Los garbanzos se guisan en ocho minutos. Transcurridos los ocho minutos vamos a vaciar la válvula de presión. Hay tres maneras de purgar el vapor en las Ollas Rápidas Kuhn Rikon:

– Vaciado de vapor Lento: Apartamos la olla del fuego y dejamos enfriar (lo utilizaremos fundamentalmente para los caldos).

– Vaciado de vapor Normal: Presionamos ligeramente el indicador de presión con el dedo hasta que deje de salir vapor, es el método que utilizamos para los guisos de legumbre.

– Vaciado de vapor Rápido: Enfriamos el borde de la olla bajo un chorro de agua fría, solo el borde, ya que de lo contrario, el agua puede ser aspirada hacia el interior (lo utilizaremos para los guisos más delicados)

Para nuestros Garbanzos Guisados usamos el método normal de vaciar el vapor, apretando ligeramente la válvula. Una vez pierde la presión, abrimos la olla.

Retiramos el puerro, el nabo, el apio, la cebolla y el ajo. Estas verduras las desechamos, los garbanzos guisados los comemos con el acompañamiento del repollo, la patata y la zanahoria.

Preparamos una vinagreta con una cucharadita de mostaza de Dijon, una parte de vinagre y tres de aceite de oliva. Aliñamos los garbanzos y la verdura con la vinagreta. Para terminar, echamos unos toques de sal sobre las patatas y un poquito de pimienta negra recién molida, suelo echar también un poquito más de aceite con el spray.

Y ya tenemos nuestros garbanzos guisados con vinagreta de mostaza, un plato muy sencillo pero que realmente está muy bueno.

Leche de Avena

Receta para Thermomix

La Leche de Avena es una leche vegetal que podemos usar como sustituto de la leche de vaca en el café, el té o los cereales. Prepararla en casa, si disponemos del Thermomix o Fusion Cook, es bastante sencillo. La base de la receta que he utilizado es la del recetario Vorwek de Thermomix, con algunas leves modificaciones.

Leche de Avena
Ingredientes para elaborar un litro y medio de leche:

– 1´5 litro de Agua Mineral
– 30 gr. de Copos de Avena
– 1 cucharadita de Aceite de Girasol
– 40 gr. de Azúcar Moreno
– 1 sobre de Azúcar Vainillado
– 1 pellizco de Sal Maldón

El aceite da untuosidad, se puede prescindir de echar aceite, pero la textura será más acuosa.

Elaboración:

Echamos en el thermomix el agua, sobre el agua añadimos la avena (pesada), el aceite de girasol, el sobre de azúcar vainillado, el azúcar moreno y la pizca de sal. Cerramos el thermomix, programamos 10 minutos a 90º en velocidad 5. Al terminar el tiempo y abrir la tapa, es increíble el olor tan rico y la espuma blanca que aparece arriba, de verdad que merece la pena probar esta receta por ese momento al abrir la tapa del thermomix.

Ahora colamos la leche, realmente podemos saltarnos este paso, pero queda más fina si la colamos, con un colador de tela o una bolsa de filtrado.

Una vez en la jarra podemos pasar el líquido con un colador a una botella. En las fotos he utilizado una botella de cristal, pero generalmente utilizo la misma botella del agua mineral para guardar la leche de avena en la nevera.

Una vez en la botella no es adecuado tapar en caliente por lo que, para evitar que entren bacterias, he puesto un papel de cocina doblado con una servilleta. Esta es una de esas recetas que dejan el thermomix bastante sucio, mejor lavarlo en seguida: llenamos la jarra a la mitad de agua, colocamos en la base, cerramos, ponemos el cubilete y programamos veinte segundos velocidad nueve. Tiramos el agua sucia y pasamos un estropajo suavemente por las paredes. Volvemos a llenar de agua, y nuevamente programamos veinte segundos velocidad nueve; la tapa y el cubilete los limpiamos con una gota de detergente o en el lavavajillas.

 

Batido de Lechuga con Fresas

Batidos Verdes

En la página de Vida en Tu Comida podemos leer en español sobre los beneficios de los batidos verdes, el resumen está recogido o inspirado en los libros de Victoria Boutenko, quizá se trate de una “tendencia” pasajera pero, defendidos y abalados principalmente por seguidores de la dieta vegana, estos batidos están de moda. Y está primavera van a ser lo último en dietas de depuración.

Siendo críticos, por estos lares ya comemos suficientes ensaladas como para necesitar más hojas verdes, pero no podemos asegurar que la tradición de la ensalada se mantenga, por tanto un batido verde por la mañana, mientras nadie venga a decir lo contrario, es todo maravilla para nuestro cuerpo.

Sencillamente se trata de iniciar el día con un estupendo batido de hojas verdes con fruta, si dispones de Thermomix, esta sería la receta base para un batido:

60% de Fruta, por ejemplo fresas.
40% de Hojas verdes, podemos usar cogollos de lechuga.
Un poquito de Agua.

Ponemos los ingrediente bien lavados en el vaso del thermomix, e insertamos el cestillo para triturar bien, programando 30 segundos a velocidad cinco, seguidamente programamos 2 minutos a máxima velocidad, y listo, ya tenemos nuestro batido verde de fresa.

Otras combinaciones:

Sandía con lechuga
Plátanos con espinacas
Kiwi con espinacas
Uvas con canónigos
Fresas, naranja y lechuga
Kiwis, peras y espinacas
Melocotones, nectarinas, lechuga y berza
Mangos, plátanos, lechuga y berros
Plátanos, fresas y espinaca
Piña con pepino y lechuga

El tema de incluir el cestillo dentro del vaso del thermomix es porque estoy triturando poca cantidad, si no ponemos el cestillo nos quedaran la fruta en tropezones, si hacemos mucha cantidad de batido no es necesario el cestillo, pero conseguir que mucha gente se anime a probar un batido de lechuga con fresas es difícil.

Por cierto, ya tengo 39 años, mi cumple fue ayer.

Nota: La imagen es de Corbis (Libre de Derechos).

Fasoulada. Sopa Griega de Alubias

En Olla Rápida

La Fasoulada es un plato típico griego, en el libro del chef Gordon Ramsey “El Mundo en mi Cocina” (pág. 64-65) la presenta como: sopa de alubias blancas y verduras, un plato suculento y barato. En la web podemos encontrar varias referencias a esta receta como una de las más tradicionales del país helénico. La receta basicamente lleva alubias, zanahoria, cebolla, apio, tomate, y aceite de oliva, también se le añade en algunas ocasiones perejil y laurel; y se sirve acompañada de pan rústico como plato único.

Los platos de legumbres son muy sanos, sobre todo si los cocinamos con verduras y aceite de oliva, las legumbres se consideraban antigüamente “carne de pobre” por su alto contenido proteínico y su bajo coste. Si juntamos que la receta es Griega y que la situación económica no puede ser peor, tenemos el plato estrella para este invierno.

Ingredientes: (Para dos personas)

250 gr. Alubias Blancas
1 Zanahoria, pelada y picada finamente
Media cebolla, en brunoisse y unos cascos de cebolla
1 tallo de Apio picado
1 diente de Ajo
3 Tomates enteros, sin piel ni semillas y triturados (he utilizado tomate en conserva)
1 Pizca de Oregano
1 Hoja de Laurel
Unas hojas de Perejil
Sal y pimienta negra
2 cucharadas de Aceite de Oliva

Elaboración:

Dejamos las alubias en remojo la víspera con agua fría.

Vamos a cocinar las alubias en la Olla Rápida, añadiendo el sofrito para dar sabor al plato. Empezamos preparando las verduras y el tomate. Ponemos las alubias, cubiertas de agua, en la olla y acercamos al fuego, espumamos y asustamos.

Para el tomate he decidio usar tomate entero pelado de lata, desecho el líquido y los culos de los tomates al tiempo que trato de retirar las pepitas, y realmente solo me queda esta cantidad de tomate. Lo paso por el pasapures, nada de batidora electrica, tomate triturado de forma natural usando una lata de tomate entero de medio.

Espumar y asustar es lo que hacemos siempre con las alubias, dejamos que el agua empiece a hervir y hacer espuma y tiramos todo el agua, echando nuevamente agua limpia y fría, dejamos de nuevo que hierva, retiramos la espuma y volvemos a cambiar el agua.

Una vez está todo lleno de espuma, aparto la olla del fuego y cambio el agua, aclarando la olla, suelo ayudarme de un colador para no perder las alubias.

En lo que hacemos este proceso vamos preparando el sofrito, en la sarten ponemos el fondo de aceite, dos cucharadas aproximadamente, y echamos el ajo picado.

Cuando empieza a saltar incorporamos la cebolla, la zanahoria y el apio, sofreimos y cuando empieza a ablandarse añadimos el tomate triturado, el oregano seco, sal y pimienta negra, salteamos un poquito y lo echamos a la olla con las alubias, los cascos de cebolla y la hoja de laurel.

Lo dejamos hervir en presión dos ocho minutos, quizá el tiempo no sea exacto porque depende del tipo de alubia, de la cosecha, de la marca… lo normal es que tarden ocho minutos de reloj, contados desde el momento que asoma la segunda raya, no cuando pasaba por la cocina y vi la olla con dos rayitas fuera. Usar la olla rápida es muy fácil, pero hay que estar pendiente de ella y tener cuidado con los tiempos. Lo peor que puede pasar, en todo caso, es que tengamos puré de alubias.

Pasados los ocho minutos dejamos salir tranquilamete el vapor, rectificamos de sal y pimienta y añadimos un poquito de perejil, he usado perejil seco. Aún en caliente parece más un guiso de alubias algo caldoso.

En el momento que empieza a templarse va cogiendo cuerpo, ya no aparece tan líquido sino con un caldo algo más denso. Realmente esta receta para mi es nueva, y me ha gustado, pero no me ha emocionado, quizá tenga un toque un pelín dulce, he probado a mejorarla con daditos de feta, y la verdad es que con unos cubitos de queso feta por encima está mucho más rica.

Una Ensalada de Pasta

Con Zanahorias y Nueces

Un clásico del verano es la ensalada de pasta, sin ninguna duda ha desbancado a la ensalada campera y relegado a la ensalada mixta a una triste entrada de menú.  Pero la ensalada de pasta es enormemente diversa, no hay una receta base sobre la que hacer la ensalada, su único fundamento es la pasta. Y ni siquiera el tipo de pasta es el mismo en todas las ensaladas, quizá lo más habitúal sea la pasta corta, los espirales, pero tenemos lazitos, pajaritas… y hasta tulipanes o corazones, por supuesto en tres colores, con verduras, en blanco, y como no, también hay quién hace la ensalada con pasta integral.

Con esta gran variedad ¿quién se atreve a titular la entrada “Ensalada de Pasta”?, no he tenido más remedio que usar el artículo “Una”. Y es que esta es una, pero hay muchas, y muchas formas de hacerla, y se pueden echar muchas cosas o pocas. En mi receta, en esta receta concreta, hay un número determinado de cosas que acompañan a la pasta, zanahorias y nueces, para dar color, cebolleta por el sabor, apio crujiente, brotes de soja y queso feta. El aliño, una vinagreta con aceite de oliva virgen de primera presión en frío, vinagre de manzana ecológico, pimienta negra y sal maldón.

e2c7a-ensalada_pasta_05

Ingredientes para la Ensalada:

– Pasta Corta (Espirales con Verduras)
– Una Zanahoria
– Un Pepino
– Un puñadito de Nueces
– Brotes de Soja
– Queso Feta
– Media barra de Apio Verde
– Media Cebolleta

Ingredientes para el Aliño:

– Tres cucharadas de Aceite de Oliva
– Un cucharada de Vinagre de Manzana
– Media cucharadita de Sal Maldón
– Pimienta Negra recién molida

Elaboración:

Ponemos una olla con abundante agua a hervir, cuando el agua empieza a burbujear añadimos la sal y un poquito de aceite, en este caso uso girasol, realmente no es necesario usar aceite si al echar la pasta la removemos bien, pero podemos echar un poquito para evitar que se pegue la pasta. Echamos la pasta y damos unas vueltas con una cuchara de madera.

24a45-ensalada_pasta_03

Mientras que se hace la pasta, vamos cortando los ingredientes en daditos, la cebolla, el pepino, la zanahoria. Dejamos que la pasta cueza, podemos quitar algún minuto del tiempo de cocción que indica el paquete si la pasta es para ensalada, generalmente preparamos la ensalada con antelación, y entre el aliño y el reposo, para que la pasta quede al dente es mejor no cocerla demasiado.

b89c1-ensalada_pasta_04

Preparamos la vinagreta, en el fondo del bol donde presentaremos la ensalada, batimos el vinagre con la sal, la pimienta y la mostaza, hasta que todo quede bien integrado. Después añadimos el aceite y volvemos a batir, rectificando y dejando el aliño a nuestro gusto. Sobre la vinagreta vamos a ir echando la zanahoria pelada y en bastoncitos, la cebolla picada, el apio en daditos, los brotes de soja y el queso feta.

80672-ensalada_pasta_01

Una vez cocida la pasta, la escurrimos y la incorporamos a la ensalada, terminamos echando las nueces, picadas un poco con las manos (por supuesto, nueces peladas). Removemos con cuidado, cubrimos con film y la dejamos reposar en la nevera hasta el momento de comer.

81dc4-ensalada_pasta_02

Esta es una ensalada sencilla, he visto ensaladas de pasta con todo tipo de aliños, con multitud de ingredientes, y todas tienen buena pinta y todas deben estar buenas, quizá sea el plato estrella del verano.