La Tortilla Francesa

Con Sartén exclusiva y Mantequilla

No pensaba yo que podía dar tanto juego una simple tortilla francesa, pero leyendo el libro de Julia Child me llamo la atención que la señora le dedica como tres o cuatro páginas al asunto, vamos que se pasa un párrafo entero hablando del batido de los huevos, unas treinta o cuarenta veces dice, se debe hacer el movimiento de batido.

Se me va la pinza pero no tanto como para ponerme a contar los movimientos de batido del huevo, pero si le hice caso en el asunto de la mantequilla y el movimiento de la sartén, Y atención: pedazo tortilla francesa más rica me quedo.

Cómo se elabora una tortilla francesa, receta de Julia Child

Ingredientes:

– Dos Huevos
– Media cucharada de Mantequilla
– Una pizca de sal

Material necesario:

– Una sartén pequeña, de 18 – 22cm, si es posible exclusiva para tortillas.

Elaboración:

Ponemos la sartén al fuego, cuando está caliente echamos la mantequilla y la movemos bien por la sartén para que impregne todo el fondo y las paredes. Cuando pierde la espuma añadimos los huevos batidos “entre 30 y 40 movimientos de batido”.

Dejamos que los huevos vayan cuajando sin mover la sartén, entonces la levantamos con sacudidas en angulo de unos 45º, para que los huevos resbalen hacia el lateral de la sartén y se enrollen sobre si mismos, esto solo sucede si hemos impregnado bien la base de la sartén con mantequilla y no tiene restos de otras preparaciones.

Finalizamos con un último alzado de la sartén, tirando del mango con los pulgares hacia abajo, mientras tenemos la tortilla en el lateral, de tal forma que gire sobre si misma.

La idea es que nos quede una tortilla cuajada pero esponjosa. Y realmente no había hecho antes tortilla con mantequilla y merece la pena, al menos hay que probarlo, es diferente.

Nota: La imagen es de un banco de imágenes libres de derechos.

Anuncios

Tortilla de Patatas Light

Con Patatas al Microondas

La Tortilla de Patatas es todo un mundo, hay mil formas de hacerla y casi siempre queda bien, mi madre hace la versión clásica: gordita, con las patatas fritas en aceite de oliva y cuajada en sartén. Yo tengo una versión especial, que podríamos llamar light, para la cual no frío las patatas en aceite, sino que las cocino en el microondas con la cebolla.

El truco de la Tortilla de Patata son los huevos, la proporción que utilicemos de patata y huevo será la clave del éxito de nuestra tortilla. Yo utilizo dos patatas pequeñas o una grande para tres huevos y media cebolla, y añado media cucharadita de levadura Royal en el batido de los huevos. Podemos separar las claras de las yemas, y montar las claras, batidas casi a punto de nieve, antes de incorporar las yemas, así queda muy esponjosa, pero para ahorrar tiempo, media cucharadita de levadura en el batido de los huevos nos dará el mismo resultado.

Ingredientes:

– Dos Patatas
– Tres Huevos
– Media Cebolla
– Media cucharadita de levadura Royal
– Sal y Aceite de Oliva

Respecto a las patatas, primero las pelamos y quitamos los ojos, a las patatas con el tiempo les salen como raicillas pequeños, a esto se llama ojos y debemos quitar tanto la raíz que pueda asomar de la patata como el circulo que queda bajo la piel. Si una patata no echa ninguna raíz, pero al ir a utilizarlas están podridas por dentro, dice muy poco de su calidad.

Las patatas, sin piel y lavadas, las cortamos a laminas muy finas. Una vez cortadas en laminas finitas, las volvemos a cortar en brunoisse, como si fuera una cebolla, de forma que nos queden laminas finas en cuadraditos muy pequeños, esto lo mezclamos con la cebolla en brunoisse y añadimos un poquito de aceite de oliva en crudo y sal. Es importante contar con una fuente de pyrex con tapa que quepa bien en el microondas para cocinar la patata y la cebolla. Si no disponemos de fuente con tapa, podemos poner nuestra mezcla de patata y cebolla en un bol y cubrir con film, pinchándolo en varios puntos para hacer agujeritos que permitan salir el vapor.

Removemos bien las patatas, con la cebolla, el aceite y la sal, y lo metemos al microondas, en principio cuatro minutos. Mientras vamos a cascar los huevos  y batir con la media cucharadita de levadura. Cuando pasan los cuatro minutos, sacamos las patatas del microondas, abrimos la tapa con cuidado para no quemarnos con el vapor, removemos bien y volvemos a meter al micro tres minutos, ahora depende del tipo de patata tardarán más o menos en hacerse, lo mejor es ir poco a poco, sacamos removemos, miramos y si vemos que aún están algo crudas, volvemos a meter al microondas uno o dos minutos más. Tardarán en hacerse unos diez minutos, pero quedan mucho mejor sacándolas y removiéndolas que si las metemos directamente diez minutos en el microondas en ese caso probablemente se haga una pasta de patata.

Cuando ya tenemos las patatas cocinadas en el microondas con la cebolla, lo mezclamos bien con los huevos batidos. En una sarten pequeña, echamos un fondo de aceite, podemos utilizar el espray de aceite, añadiéndolo en el fondo y las paredes de la sarten. Calentamos la sarten y cuando está caliente, sin que llegue a humear, echamos la mezcla de patatas, cebolla y huevo, que habremos rectificado de sal previamente, y una vez en la sartén hacemos movimientos circulares para que asiente la tortilla.

Cuando vaya cuajando el huevo, nos preparamos para darle la vuelta, podemos ayudarnos de un plato ya que la primera vuelta es la más delicada, luego con la siguiente vuelta recupera su forma, pero si nos quedan los bordes levantados podemos ayudarnos de un tenedor para que recupere la forma redondeada.

Daremos vuelta y vuelta y ya tenemos la tortilla, si no l vamos a comer en el momento, podemos dejarla reposar sobre un plato cubierto con un papel de cocina.

Seulement Tortilla de Calabacín

“Une omelette seulement de la Courgette”

Que manía tiene todo el mundo con llamar tortilla de calabacín a la tortilla de patatas “con” calabacín. La Tortilla de Calabacín estupendísima es solo de calabacín, es decir una tortilla en la que no hay patatas, hay calabacín.

A mi me gusta muchísisimo la tortilla de calabacín, la hago a menudo, utilizo:

– Un calabacín
– Tres huevos
– Una cebolla pequeña o media grande
– Un poquito de aceite y sal

Muy importante cortar el calabacín en rodajas finitas, igual que la cebolla, ponemos un pelín de aceite en la sartén y echamos el calabacín que hemos mezclado antes con la cebolla.

Y vamos haciendo el calabacín, casi a la plancha pero mezclado con cebolla, nos tiene que quedar más bien enterito.

Pero con la cebolla doradita, más o menos así:

Ahora batimos los tres huevos…

… y mezclamos el calabacín con los huevos (monísima mi palita de lecreuset, qué no?)

Y ya solo nos queda cuajarla en una sartén más pequeña y con un poquito de aceite, tampoco mucho, a mi a veces se me va un poco la mano con el aceite.

Pero quedo divina.

Son dos tortillas diferentes la de la foto de entrada y la última, me explico, están hechas igual, con la misma receta, pero una es de hace unos meses y esta última es de este finde. Que por cierto la hago para comer más tarde, la dejo cubierta con un papel de cocina hasta que enfría, porque lo de poner otro plato encima boca abajo ni loca, se humedece la tortilla, un papel de cocina y si hay que guardarla ya fría la cubro con film y encima papel de aluminio, así aguanta un viaje.

Ponemos por encima un poquito de mayonesa y mostaza, abrimos un par de cervezas frías, y a cenar.

Feliz lunes ¡¡