Pasta con Setas Shiitake

Tallarines al Funghi

El otro día en el Hiber vi unas setas que me llamaron la atención, no había comprado antes Shiitake en bandejas, y la verdad es que estaban muy bien de precio, a 3,50€ los 400 gramos. Las shiitake merecen la pena, antes era difícil encontrarlas, generalmente en herbolarios y secas, pero ahora es bastante sencillo, de hecho el Hiber es un supermercado de barrio normalito, no tiene nada especial.

En alguna ocasión he leído que el ajo se come el sabor de las setas, pero no lo creo, es verdad que a mi me gusta muchísimo el ajo, y quizá oculte el sabor de las setas, las shiitake tienen un sabor bastante especial.

Ingredientes:

– 400 gr. de Seta Shiitake
– Medio paquete de Tallarines
– Dos ajos
– Un cuarto de Cebolla
– Una pizca de Tomillo
– Una pizca de Jengibre
– Aceite de Oliva Virgen
– Sal

Elaboración:

Vamos hacer la pasta como habitualmente, por una parte cocemos la pasta y por otra hacemos el acompañamiento. En esta ocasión se trata de una receta bastante sencilla, no lleva muchos ingredientes pero el sabor es estupendo. Ponemos una olla a hervir con abundante agua.

En una sartén amplia, echamos un fondo de aceite, y dos dientes de ajo laminados (los ajos se pelan antes). Junto con el aceite y los dientes de ajo, echamos una pizca de Tomillo, como media cucharadita y una pizca de jengibre en polvo, un cuarto de cucharadita. Nos quedara un aceite como si estuviera más denso, por el jengibre en polvo. Dejamos que el ajo empiece a saltar y mientras picamos en brunoisse la cebolla. Añadimos la cebolla, removemos y nos ponemos a picar las setas.

Como el agua para cocer los tallarines ya estará hirviendo, echamos un pelín de aceite de girasol, un poco de sal y la pasta, los tallarines siempre los pongo en abánico y dejo que se hundan en el agua poco a poco. Nada más hundirse los removemos y dejamos hervir. Me gusta la pasta al dente.

Nuestras setas ya estarán rehogadas y los tallarines casi al punto, entonces añadimos un cucharón del agua de cocer la pasta en la sartén de las setas, y dejamos que evapore.

Colamos la pasta, la escurrimos y la añadimos a la sartén con las setas rehogadas, un par de vueltas y a comer ¡¡ Las recetas sencillas están muy buenas, si nos acostumbramos, poco a poco, al final le coges el sabor a cualquier cosilla y no hace falta usar saborizantes, ni pastillas, ni demasiada sal. Las especias si las tostamos antes o las doramos como en este caso al principio con el aceite, dan mucho más sabor y un olor muy rico.

Ahora un tema del que todo el mundo habla ultimamente, no hago más que leer comentarios sobre la importancia de las fotos, o gente que se disculpa porque sus fotos no son muy buenas, vale, es algo que a todo el mundo le gustaría, tener unas fotos chulas, pero tampoco hay que obsesionarse con ello. De hecho, ultimamente visito algunos blogs que tienen unas fotos maravillosas pero les pasa como a las revistas de cocina, que luego las recetas muchas veces no se corresponde, en calidad, con la foto.

Anuncios

Farsa de Setas y Castañas

Relleno para Lasaña

Ingredientes:

300 gr. Setas
Ocho Castañas (sin piel)
Cuatro Ciruelas secas sin hueso
Media Cebolla
Media Copa de Brandy

Elaboración:

Ponemos una sarten al fuego, con temperatura media, añadimos las castañas picadas (sin aceite), damos unas vueltas e incorporamos dos cucharadas de aceite de oliva y media cebolleta picada. Rehogamos y añadimos las setas limpias y laminados. Subimos el fuego, añadimos el brandy, flambeamos y dejamos que evapore el líquido.

Setas a la Trufa Negra

Con Trufa Negra en Conserva

Como ya he dicho en otras ocasiones, esto mejora una barbaridad con productos frescos, pero mi economía no puede permitirse una trufa negra fresca, así que tenemos que conformarnos con una trufa en conserva. La receta es un primer paso, una vez preparadas las setas con trufa negra tenemos varias opciones, usarlas tal cual como guarnición, o acompañarlas de arroz blanco, o echar un brick de nata y crear una salsa de setas trufada deliciosa para una pasta, también podemos usarlo como base de una crema de setas con aroma de trufa, es cuestión de imaginar. 

Ingredientes:
250 / 300 gr. de Setas
50 gr. de Vino Blanco
Una Cebolla
Un Ajo
Dos cucharadas de Aceite de Oliva
Un dado de Mantequilla
Una Trufa Negra

Elaboración:
Lo primero que vamos hacer es poner dos cucharadas de aceite en una sartén y pochar la cebolla cortada muy fina junto con el ajo. En la foto vemos la cebolla recién incorporada a la sartén, fijaos que no hay aceite por los lados, porque hemos echado únicamente una cucharada.

Removemos bien la cebolla para que se impregne del aceite, que ya sabemos que hemos puesto poco. El fuego lo mantenemos bajo, para que la cebolla sude y no se pegue, la podemos tapar con una tapa de agujeros, las típicas universales que no encajan. Cuando tenemos la cebolla pochada, y antes de que empiece a dorarse, incorporamos una nueva cucharada de aceite y un dado de mantequilla.

En este paso muchos pensaran suprimir el dado de mantequilla y echar un pelín más de aceite, error, si suprimimos la mantequilla el sabor no es el mismo. Una vez incorporada la mantequilla y el aceite añadimos las setas picadas groseramente.

Rehogamos, dejamos que las setas se “doren” realmente no van a llegar a dorarse, ahora depende de como nos gusten las setas, las rehogamos a fuego medio y añadimos el vino blanco. Subimos el fuego, dejamos que evapore el alcohol del vino, y añadimos la trufa bien picada junto al caldo de la conserva. Rectificamos de sal y ya tenemos el primer paso.

Ahora podemos reservar para usar como guarnición o hacer tres preparaciones diferentes: Si añadimos un brick de nata líquida, tendremos una maravillosa salsa para acompañar cualquier plato de pasta. Si añadimos un litro de caldo vegetal, tenemos una sopa trufada de setas. Si queremos una “crema” añadimos nata y caldo y trituramos.

Merece la pena probarlas porque quedan muy ricas, una muy buena opción es una salsa para la pasta, sencillamente añadimos un brick de nata en una cazuela incorporamos las setas y en dos minutos tenemos lista la salsa para acompañar, por ejemplo, unos tallarines de pasta fresca.

Paella de Setas con Chorizo

Con Caldo Aneto para Paella con Sofrito

Ahora que se habla tanto de la paella, y ya sabemos que la paella tiene denominación de origen, diez ingredientes base y una posibilidad de variente con pato o caracoles, nos hemos lanzado a un invento que, pese a no ser una paella, ha quedado de morir. Conste que la clave es el caldo, he usado el medio litro que congele de Caldo Aneto para Paella Valenciana con Sofrito, y la verdad, una vez descongelado estaba exactamente igual que recién abierto el brick, y el sabor estupendo.

Ingredientes:

– Medio litro de caldo para Paella Aneto con Sofrito
– 250gr. de Arroz
– 450gr. de Setas Congeladas (Un bolsa variada)
– 100gr. de Chorizo de Sarta
– Un par de cucharadas de Aceite de Oliva

Como la mezcla queda bien, si queremos darle un toque casero cambiamos las setas congeladas por unas frescas de temporada, hacemos un caldo de pollo y un buen sofrito, y tendremos nuestro “arroz” con setas y chorizo más tradicional.

Elaboración:

Encendemos el horno a 180º, calor arriba y abajo. En una cazo ponemos el caldo para paella con sofrito a calentar, debe estar caliente cuando lo incorporemos al arroz.

En una sartén o cazuela de fondo bajo que pueda ir al horno (con asas de metal o desmontables) echamos un fondo de aceite de oliva, damos una vuelta al chorizo cortado en rodajas. Una nota respecto al chorizo, es mejor quitar la tripa antes de dorarlo, o al menos hacer un corte a lo largo en el trozo antes de hacerlo rodajas, para que no se ricen hacia arriba, a mi se me olvido tanto quitar la tripa como hacer el corte, por lo que las rodajas al pasarlas en el aceite se doblaron un poco.

Damos vuelta y vuelta al chorizo y lo retiramos a un plato con papel absorvente de cocina para que suelte un poco la grasa. En ese mismo aceite incorporamos la mezcla de setas, sin descongelar, vamos a rehogarlas durante ocho minutos, para que se descongelen y pierdan agua.

Rehogadas las setas añadimos el arroz, unos 250gr., damos unas vueltas para que selle, hasta que empieza a cambiar de color, entonces añadimos el caldo y colocamos las rodajas de chorizo que habíamos frito previamente.

Metemos todo al horno hasta que seque el caldo, unos veinte minutos.

Dejamos reposar cinco minutos y listo para comer. “Paella” de Setas con Chorizo.

Con permiso del restaurador Rafael Vidal y los diez ingredientes base de la denominación de origen Paella Valenciana: Aceite, Pollo, Conejo, “Ferraura” (bajoqueta), “Garrofó”, Tomate, Agua, Sal, Azafrán, Arroz.

Arroz con Setas y Pollo

Base de Arroz, similar a la Paella, con Setas

Para esta receta de arroz, muy similar a la paella, vamos a usar como ingrediente fresco el pollo; la verdura: judia verde, garrafón y setas, la usaremos congelada. Antes de hacer el arroz no es necesario descongelar la verdura, la utilizamos directamente congelada.

Ingredientes:

– Una taza de arroz
– 200gr. de Setas Congeladas (Media Bolsa)
– 250gr. de “Delicias de Pollo” (Media Bandeja)
– Un puñado de Judias Verdes Planas congeladas
– Un puñadito de Garrafón, también congelado
– Tres Ajos
– Una cucharadita de Pimentón
– Un sobre de Azafrán Molido
– Dos cucharadas de Tomate Triturado
– Un Chorretón de Aceite de Oliva Virgen
– Dos tazas de agua caliente (doble que de arroz)

El pollo, “delicias de pollo”, son muslos cortados que no incluyen la parte final del hueso, es muy útil para preparaciones como la paella. En este arroz no vamos a usar caldo, ya que el sabor del pimentón y el tomate, con el azafrán, es suficiente. Si nos gustan los sabores fuertes podemos utilizar caldo de pollo, no obstante con el sabor de las especias y el sofrito me parece innecesario.

Elaboración:

La paella la hice como hago todos los arroces: primero hacemos el sofrito y rehogamos el arroz sobre la vitrocerámica y terminamos de secar el arroz, una vez añadido el caldo, al horno.

Para ello vamos a poner un fondo de aceite en una cazuela o paella ancha que podamos llevar al horno (sin asas de plástico o asas desmontables), en el aceite echamos los ajos laminados. Cuando el ajo empieza a saltar echamos la parte del sofrito, en este caso los congelados, el garrafón, las judias verdes y las setas.

Los dejamos que vayan descongelándose y perdiendo el agua, y mientras salpimentamos el pollo. En un cazo, al lado de donde estamos preparando el arroz, tenemos agua calentándose. No debemos echar nunca el agua fría sobre el arroz, ni tampoco el caldo en caso de usarlo.

Cuando ya se han descongelado las verduras y perdido casi todo el agua, echamos el pollo en el centro, para dorarlo, es mejor que nos ayudemos de una tapa grande, no es necesario que encaje en la cazuela, es simplemente para evitar las salpicaduras del aceite y el pollo.

Cuando el pollo está más o menos dorado, echamos el arroz y el tomate triturado, le damos unas vueltas para sellar el arroz. Añadimos el pimentón. Y ahora ya solo nos queda echar las dos tazas de agua caliente y el azafrán, lo colocamos más o menos estrategicamente para que quede el pollo distribuido por toda la cazuela y lo metemos al horno, que habremos precalentado a 180º, tardará en hacerse unos veinte minutos, tenemos que ver que el arroz queda totalmente seco.

La utilización de pimentón en la receta es una idea que he utilizado del Arroz Negro, no suelo usar pimentón en los arroces tipo paella, pero en este caso, al no utilizar caldo, he conseguido muy buen sabor con la cucharadita de pimentón. Esta receta es propia, se me ocurrió sobre la marcha, yo siempre hago el arroz tipo paella más o menos de la misma manera, cambiando ingredientes o echando frescos o congelados, según lo que tenga por casa. La verdad es que el arroz es muy agradecido y casi siempre queda bueno, solo hay que tener cuidado de no dejarlo duro ni pasado, lo cual controlamos con el líquido (echarlo siempre en caliente y mínimo doble cantidad que de arroz).

Revuelto de Setas

Huevos ¡¡ Un revuelto no es una tortilla.

Una cosa es una tortilla francesa, o una tortilla rellena, y otra cosa es un revuelto. Si batimos los huevos y los echamos sobre lo que vayamos a revolver, ya sean gambas, gulas o setas, como en este caso (las Portobello que me sobraron de la Hamburguesa) en el fondo nos queda una tortilla churra, la idea del revuelto es echar los huevos enteros, dejar que la clara cuaje un pelín, y con el fuego apagado romper las yemas, de forma que las cuaje el calor de la sarten. Si esto se hace bien queda un revuelto estupendo.

A mi no me quedo estupendo, porque estaba sola cuando se me ocurrió publicar un revuelto y al coger la camara para hacer las fotos para mi gusto quedo un pelín blanca la clara, pero al lío, que si se hace bien queda riquísimo.

Ingredientes:
– Setas (o gambas, gulas, trigueros …)
– Dos Huevos
– Dos Ajos
– Perejil
– Sal y Pimienta
– Aceite de Oliva

Elaboración:

Ponemos el aceite (no mucho) a calentar en la sarten, echamos el ajo laminado y rehogamos las setas.

Cuando tenemos las setas rehogadas, pero no mucho que queden pelín al dente, cascamos encima los huevos.

Removemos la clara, apagamos el fuego y rompemos las yemas.

Presentamos con unos triangulos de pan

Hamburguesa Portobello

Hamburguesa Portobello_03
Hacía tiempo que no hacia hamburguesas caseras, y para que queden bien hay trucos, además de la carne, hay que tener en cuenta el tipo de pan, la salsa, la cebolla … Esta vez he hecho las hamburguesas con setas portobello y queso mozzarella, algunos detalles:

Usar bimbo para hamburguesas con sesamo y tostarlo por una sola cara en tostador. Podríamos no tostarlo, pero es más dificil de comer con las manos porque al poner la carne caliente se ablanda y se rompe, también podríamos tostarlo en la parrilla, pero entonces tenemos que hacerlo antes que la carne porque necesitamos tener el pan preparado para ir montando ingredientes.

Cortar la cebolla por la mitad y coger la rodaja del centro. Podríamos usar cualquier parte de la cebolla pero entonces no nos quedarían unos preciosos aros grandes y redondos, y tanto si pasamos la cebolla por la plancha como si la dejamos cruda, siempre aros grandes y redondos, nada de tiritas.

Mayonesa. Otras salsas son opcionales, pero una hamburguesa sin mayonesa pierde mucho.

Estos son para mi los tres básicos de las hamburguesas caseras, y ahora dependiendo del tipo de hamburguesa ya ponemos los detalles… pepinillos, tipos de mostaza, tomate, bacón, tipos de queso…

Hamburguesas Portobello

Ingredientes para dos Hamburguesas:

– Dos panecillos de Hamburguesa con Sesamo (tamaño grande)
– Dos rodajas de cebolla del centro, en aros.
– Dos lonchas de tomate fresco.
– Dos Setas Portobello grandes.
– Dos lonchas de queso Mozzarella.
– Dos Hamburguesas de Carne 100% vacuno.
– Mayonesa de bote (…a ser posible Hellmann`s)
– Mostaza de Dijon
– Una pizca de Perejil seco.
– Sal y Pimienta.
– Aceite de Oliva.

Elaboración:

Preparamos dos platos grandes, de forma que nos quepan las dos partes del pan abierto. Enchufamos la plancha o ponemos la sarten al fuego. En el tostador ponemos las dos partes de abajo de los panecillos. Cortamos las setas a laminas y empezamos a pasar cosas por la plancha, primero la cebolla, las setas y las rodajas de tomate (dicen que el tomate se carga el antiadherente de la plancha…). Cuando saltan del tostador las partes de abajo de los panecillos, las untamos de mayonesa y ponemos la cebolla, el tomate y las setas, mientras se hacían las setas a la plancha las hemos espolvoreado con un pelín de perejil picado y sal.

Hamburguesa Portobello_02
Ahora ponemos en el tostador las otras dos rebanadas, las del sesamo, no hay que olvidarse de dar al botón de tostar por una sola cara. Ponemos un pelín de aceite y ponemos la carne en la sartén, cuando está por un lado, damos la vuelta y ponemos el queso sobre el lado que ya está dorado, pongo la loncha troceada para que no caiga queso en la sarten, le doy una vuelta rápida para que se funda un poco y dejo que termine de hacerse la carne. Los panecillos de arriba ya tostados los unto con mostaza de Dijón y pongo la carne y el queso encima.

Hamburguesa Portobello_01
Y ya está, cada tipo de hamburguesa tiene su receta, por ejemplo, otro clásico sería con queso cheddar y pepinillos, otra opción es lechuga, tomate y cebolla frescos, con la carne y el queso caliente, también podemos usar panecillos de pan pan, o bacón y queso emmental.

El logotipo en las fotos mola, qué no?

Croquetas de Setas


Con setas secas, quedan riquísimas. La verdad es que yo pensaba que las croquetas de setas no podían tener mucho sabor, porque realmente unos champiñones, por ejemplo, no pueden dar mucho sabor a una bechamel. Pensando en ello se me ocurrió la idea: hidratar las setas en la leche, genial.

La víspera he dejado unos 15gr. de mezcla de setas secas en medio litro de leche, relamente con un par de horas hubiera sido suficiente, pero se pasaron la noche en remojo. Luego he colado la leche y lavado las setas ya hidratadas.

De medio litro de leche he pasado a tener 400gr. de infusión de leche y setas hidratadas. Para la bechamel de croquetas suelo usar 500/50/50, como han absorvido 100gr. de leche he usado la proporción 400/40/40 = 400gr. de leche – 40gr. de mantequilla – 40gr. de harina.

Vale pues necesitamos para las CROQUETAS DE SETAS:
500gr. de leche
15gr. de setas secas
40gr. de mantequilla
40gr. de harina
un ajo
Nuez moscada
Sal y pimienta

Lo primero, dejamos hidratar las setas en la leche, unas dos horas aunque yo las deje toda la noche, por la mañana colamos la leche y lavamos las setas. Picamos bien las setas ya hidratadas y las rehogamos con un ajo también muy picadito. Reservamos.

Preparamos la masa de las croquetas, he utilizado la misma sartén donde he rehogado las setas, echo la mantequilla, hago un roux con la harina, y voy incorporando la leche, cuando toma cuerpo la bechamel incorporo las setas, es importante que las setas estén bien picaditas porque si tenemos trozos grandes luego es más difícil dar forma a las croquetas.

Una vez echa la masa, sabemos que está cuando se separa de la sartén al moverla, la dejo reposar un día.

Pensaba hacer las croquetas a mano, pero al final baje al trastero a por la croquetera, es el típico cacharro del que te encaprichas y realmente no necesitas … pero tiene sus ventajas porque la masa queda bien compacta y las croquetas no se abren, además es fácil hacerlas todas más o menos iguales.

Esta foto del proceso de montado: croqueta al huevo, del huevo al pan rallado y a reposar antes de freír. Como una profesional de tres en tres, mira que me cuesta liar croquetas, pero estaban riquisísimas

Y espero que en breve llege la primavera que estoy de agua y frío hasta las mismisimas, por cierto, este finde empieza el mundial de SBK en Philip Island.

Actualizo la entrada que me había olvidado poner el enlace a la presentación en sociedad de mi croquetera

Pasta con Setas al Pedro Ximénez

El vino Pedro Ximénez es un vino generoso dulce propio de las regiones vinícolas andaluzas del Marco de Jerez, Montilla-Moriles y Málaga (España). Está hecho con uva Pedro Ximénez a partir de pasas de uvas secadas al sol. Es un vino que tradicionalmente acompañaba los postres, por su sabor dulce intenso. Actualmente se está extendiendo mucho el maridaje en otros platos, por ejemplo la carne al Pedro Ximenez o los platos con salsa de reducción de Pedro Ximénez (normalmente una reducción del 50% aproximadamente, lo que da un sabor muy dulce al plato que acompañe).

Me regalaron una botella de Pedro Ximenez y se me ocurrió utilizarlo para la salsa, desde entonces hago esta receta, tengo dos versiones, con setas congeladas y setas frescas, la base es la misma pero cambia el producto.

Ingredientes:

– Una bolsa de mezcla de setas congeladas.
– Cuatro o cinco dientes de ajo
– Dos cayenas
– Unas ramitas de perjil fresco
– Un cuarto de vaso de vino Pedro Ximénez
– Pasta larga
– Aceite de Oliva
– Sal y Pimienta
– Queso parmesano rallado (opcional)

Elaboración:

Ponemos el agua a hervir para cocer la pasta. En una sartén amplia vamos a preparar la salsa de setas al Pedro Ximénez.

En la sartén echamos un fondo de aceite de oliva y los ajos, pelados y cortados laminas, con las dos cayenas. Cuando el ajo empieza a saltar echamos las setas directamente congeladas de la bolsa, y removemos para que todas pierdan el color de congelado, entonces las dejamos a fuego fuerte porque empezarán a soltar agua.


Como se ve en la foto sueltan cantidad de agua pero se evapora en lo que se hace la pasta y quedan bien, no hay que descongelar las setas.

Mientras van haciéndose las setas, tendremos el agua hirviendo. Para cocer la pasta echamos sal al agua, pongo también un poco de aceite de girasol en el agua para que la pasta me quede más suelta.

Las setas ya habrán soltado todo el agua de la congelación, es entonces cuando echamos el perejil picadito y sal pimentamos, cuando el agua casi se ha evaporado totalmente echamos el chorretón de Pedro Ximénez, dejamos que evapore el alcohol y apagamos el fuego.

Como se ve en esta foto, primero las setas soltaron el agua, luego las volvimos a regar con el vino, tomo ese tono oscuro del Pedro Ximénez y evaporó el alcohol.

Escurrimos la pasta, y la incorporamos en la sartén con las setas, le damos unas vueltas para que coja sabor (con el fuego apagado) y a comer.

Podemos hacer esta misma receta con setas frescas, en este caso he utilizado Shiitake y la receta es practicamente igual:

En esta ocasión he usado setas frescas de temporada, y para no ocultar el sabor de las setas no he usado ajo, no me gusta usarlo con setas frescas, también he reducido las especias, solamente sal, pimienta y orégano.

Ingredientes:

– 250/300gr. de Setas
– Dos puerros solo la parte blanca
– Una cebolla
– Pasta Seca
– Un cuarto de vaso de Pedro Ximénez
– Orégano
– Aceite de Oliva Virgen de 1ª presión en frío
– Sal y Pimienta

Elaboración:

Por una lado ponemos a cocer la pasta en abundante agua, cuando el agua hierve fuerte echamos la sal y la pasta, y dejamos que cueza el tiempo que indica el paquete o un minuto menos si queremos una pasta realmente al dente.

En una sartén ponemos un fondo de aceite y echamos la cebolla y el puerro bien picados, dejamos que se vayan haciendo poco a poco y cuando los tenemos pochaditos incorporamos las setas, salpimentamos y añadimos el orégano.


En cuanto las setas están rehogadas y han perdido tamaño, echamos el Pedro Ximénez, dejamos evaporar el alcohol y pasamos dos cucharones de agua de cocer la pasta al rehogado de setas.

Escurrimos la pasta, la incorporamos a la cazuela de las setas y con el fuego apagado damos unas vueltas para que se mezcle todo

Fuentes:
Wikipedia, http://es.wikipedia.org/wiki/Vino_Pedro_Ximenez

Boletus a la Plancha con Pasta Fresca


Tras un periodo de descanso, os presento unos Boletus que me han regalado por mi cumpleaños, he cumplido 35 y tras una breve depresión, he aceptado que son los que tengo, aún no he llegado al punto de extrema felicidad por saber que sigo aquí un año más, pero al menos, ya he asumido que soy una “señora” de 35 años.

Ingredientes:
3 Boletus
250gr. de Pasta Fresca (Cómo elaborar pasta fresca casera)
3 Ajos
Perejil Fresco
Aceite de Oliva Virgen
Sal
Pimienta
Queso Parmesano

Elaboración:
Rallamos el Queso.
Cortamos las setas a la mitad.

Pincelamos la plancha de asar con aceite y asamos las setas echando el ajo y el perejil por encima bien picado.

Para cocer la pasta, ponemos abundante agua a hervir. Cuando hierve el agua, echamos un poco de sal gorda y cocemos la pasta.

Damos vuelta a las setas en la plancha.

Mientras se terminan de hacer las setas, escurrimos la pasta y la aliñamos con aceite de oliva virgen. Colocamos las medias setas sobre la pasta y aderezamos con queso rallado al gusto.

Están muy ricas estas setas a la plancha.