Tzatziki

Para una Ensalada de Patata

La salsa Tzatziki está riquísima, si te gusta el ajo, yo la pobré hace mucho tiempo en una taberna Griega de Madrid, trabajabamos en frente y nos pasaban unos bocadillos con salsa Tzatziki que estaban de muerte. Entonces me gustaba cocinar pero no me apuntaba las recetas, me la explicaron varias veces, pero de su receta original no me acuerdo, la he cogido del libro que ultimamente me está dando mucho juego, “El Mundo en mi Cocina” de Gordon Ramsay, este chef me cae genial, y eso que las recetas en el libro son muy básicas, correctas pero les falta algo, me gustan más los libros de Jamie Oliver, que pone mil explicaciones y al final terminan siendo recetas noveladas.

Al tema, la salsa está muy buena pero no es plan de comersela a cucharadas, asi que preparé una ensalada de patata, si echamos la Tzatziki, igual que cualquier otro aliño, con las patatas aún calientes cogen muchísimo sabor. Para que no fuera solo patatas y salsa añadi también un poco de cebolla, aceitunas negras en aritos, unos tomates en aceite (los que venden en LIDL cuando ponen las ofertas griegas) y un pepino cortado grueso.

Salsa Tzatziki

Ingredientes:
1 Pepino
2 Dientes de Ajo
Un yogur grande de buena calidad
El Zumo de medio Limón
Dos cucharadas de Aceite de Oliva

Elaboración:

Lo primero es quitar las semillas y el agua al pepino, si tenemos un pepino de verdad, de los de huerta, tendrá un montón de semillas gordotas, si usamos pepinos de los normalitos de supermercado, igual no tienen semillas. Este es mi pepino, traído del pueblo, con abundantes semillas.

Lo pelamos, cortamos longitudinalmente y en cuartos, para sacar las semillas como si fueran las semillas de un melón.

Luego lo vamos a triturar un poco con la mano del almirez, yo aprobecho y ya lo hago sobre el colador, donde con un poco de sal lo voy a dejar reposar al menos media hora. Una vez que el pepino ha soltado el agua, lo machacamos un poquito más y lo mezclamos con el yogur.

El tema del yogur es importante, los yogures marca blanca son muy económicos pero algunos son malos de narices, no hace falta que nos vayamos a un yogur carísimo, pero al menos un Danone que sabe más a yogur o si usamos marca blanca mejor la variedad griega. Otros productos no se nota tanto, pero en los yogures hay una diferencia enorme entre los “buenos” y los no tan buenos. Para hacer yogur en casa a mi el que más me gusta es el Danone básico, el natural. Los de casa grande de Xanceda están riquísimos, pero para hacer el yogur en casa prefiero el Danone.

Ya tenemos el pepino mezclado con el yogur, ahora añadimos los ajos, pelados y machacados, utilizo un prensa ajos muy práctico, sobre todo para salsas, e incorporamos el aceite, removemos bien y dejamos que repose en la nevera. Yo la dejo de un día para otro, antes de mezclarla con las patatas.

También podemos usar la salsa para acompañar un pescado a la plancha o simplemente untar pan de pita recién tostado, también para bocadillos de carne, tipo kebab. Está realmente riquísima.

Anuncios

Salsa de Tomate

El mito era cierto

Hace muchos años, en un foro de cocina, un cocinero “de verdad” nos enseño varias recetas, entre ellas la Salsa de Tomate Napolitana, una auténtica salsa de tomate con albahaca.

Hoy no tenía albahaca, la planta definitivamente falleció, pero me he puesto con la salsa de tomate, y no tiene absolutamente nada que ver con el tomate frito, ni con el triturado y luego frito. Esto es SALSA DE TOMATE.

Ingredientes:

Una lata grande de tomate entero pelado (800gr.)
Media cebolla
Media Zanahoria
Un trocito de apio
Aceite de Oliva
Pizca de Sal
Pizquita de Azucar
Pelín de Pimienta negra recien molida

Elaboración:

Ponemos el fondo de aceite en la cazuela, echamos la zanahoria con la cebolla y el apio, troceado pero no muy picado.

Sofreimos y cuando la zanahoria está “rubia” añadimos el tomate.

Subimos el fuego fuerte hasta que hierve y bajamos a fuego lento, tapamos.

Vamos removiendo y dejando hacer hasta que tengamos buen color y el aceite suba a la superficie.

Añadimos la sal, el azúcar y la pimienta.

Pasamos por … ¿cómo se llama eso? … pasapures, NO trituramos.

Y tenemos salsa de tomate.

Esta es la receta original, tal como nos la dió en el foro Boucousse, una vez hecha, tiene su lógica utilizar una lata de cinco kilos, con la lata de 800gr. he obtenido 250gr. de salsa de tomate.

SALSA DE TOMATE NAPOLITANA

– Lata de Tomate Entero en su jugo de 5Kg.
– 2 Cebollas
– 2 Zanahorias
– Un tallo de apio blanco
– Dos manojos de albahaca
– Aceite de Oliva Virgen

Para una lata de tomate de 5 kg, usar dos cebollas, dos zanahorias, un tallo de apio blanco y dos buenos manojos de albahaca.

El tomate ha de ser de lata (ningún Italiano usa tomates naturales para la salsa, y el motivo tiene lógica, pero es largo de explicar …lo dejamos para otro día) y además ha de ser tomate entero en su jugo, no nos sirve el triturado.

Bien, ponemos la olla al fuego, chorrazo de oliva virgen, ponemos las cebollas y las zanahorias cortadas gorditas, añadimos el apio cortado grueso y la albahaca rota con las manos, sólo hojas amigos, nada de tallos.

Cuando la zanahoria este rubita, añadimos el tomate, subimos el fuego a tope, removemos y cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y vamos cociendo a fuego lento, removiendo cada rato, con la olla tapada dejando una pequeña uña para que evapore y reduzca, cuidado al abrir la tapa, que nos quemamos.

Cuando la salsa tenga un buen color, y veamos el aceite flotando arriba, ya la tenemos, ahora ponemos sal, azucar y pimienta negra molida, y ahora viene el paso más importante de esta receta, NO SE PUEDE TRITURAR, hay que pasarla por el pasapurés con paciencia y dolor de biceps, hay que luchar esta receta.

Guacamole

Una nueva video receta ¡¡ y con ella participo en el concurso de Lazy Blog de Recetas Mexicanas, la verdad es que esto de las video recetas me gusta, claro que tengo que mejorar mil cosas y acostumbrarme a oir mi voz, pero es divertido.

La receta del guacamole es muy sencilla, he leído que hay muchas versiones y en cada casa lo hacen de una manera, debe ser como nuestra paella, yo he escogido para presentar en vídeo la que hago habitualmente, aunque para la ocasión he comprado guindillas frescas, ¡¡ como pican ¡¡, pero mucho más que el tabasco que he echado otras veces, lo importante: quedo riquísimo y picaba un egg.

Ingredientes:
– Un Aguacate
– La carne de un Tomate maduro, pelado y despepitado
– El zumo de medio Limón
– Un cuarto de Cebolla
– Un Ajo
– Una Guindilla fresca
– Sal y Pimienta

Elaboración:

Echar todo a la batidora, primero el aguacate y el zumo, después el tomate, el ajo, la cebolla y l aguindilla, y hacer una crema, es conveniente guardar el hueso del aguacate para que no se oxide el guacamole mientras lo enfriamos o reservamos en la nevera.

Y gracias a la Escuela de Cocina Kitchen Club que patrocina el concurso

Pasta Marinera

Tenemos el mar que es una verdadera pena, todo lleno de latas y residuos, asi que el nombre le va que ni pintado.

Ingredientes
250gr. de Tallarines
Agua abundante
Sal y un chorrito de aceite de girasol
Un trocito de parmesano

Para la Salsa:
Una lata de berberechos al natural
Una lata de mejillones al natural
Una lata de tomate natural triturado (tiene gracia “naturales” en lata)
Medio Limón
Media Cebolla
Una rama de apio
Un ajo grande o dos pequeños
Un chorrito de vino blanco
Pizca de Oregano y cayena molida
Aceite de oliva
Sal y Pimienta

Como siempre para hacer pasta, por un lado pongo una cazuela grande con agua a hervir y por otro voy preparando la salsa, luego mezclo la pasta una vez hervida con la salsa. Si la pasta es buena, solo la hiervo en abundante agua con sal, pero cuando cojo pasta normalita, echo un poquito de aceite de girasol en el agua hirviendo para que no se pege.

Elaboración de la salsa:
En una sartén amplia, pongo un fondo de aceite y echo el ajo picadito, cuando empieza a saltar incorporo la media cebolla y el apio en brunoise, lo dejo que ablande.

Mientras voy a colar el líquido de la lata de berberechos, junto con el líquido de la lata de mejillones y el zumo del medio limón.

Una vez blanda la cebolla pero antes de que tome color, echo el chorrín de vino blanco, espero a que no huela alcohol he incorporo colado el zumo del medio límón, el líquido de la lata de mejillones y el líquido de la lata de berberechos, doy unas vueltas y cuando empieza a burbujear incorporo el tomate triturado y tapo la sarten.

Dejamos que se vaya haciendo la salsa en lo que cocemos la pasta, si el paquete pone siete minutos, una vez incorporo la pasta al agua hirviendo, pongo el reloj en seis minutos y medio, me gusta que quede al dente, el medio minuto es el que luego va a estar esperando a incorporarse a la salsa (no lavo la pasta una vez hervida).

Pasado el tiempo de la pasta, bajamos el fuego de la salsa, levantamos la tapa y sal pimentamos, añadimos las especias, pelín de cayena molida, pelín de oregano, removemos e incorporamos los berberechos y los mejillones, ahora juntamos todo en la sarten donde hemos preparado la salsa, incorporo los tallarines y remuevo con cuidado de no romper los bichos.

Al plato, y en la mesa parmesano rallado y a comer.

Queda muy rico, con sabor a mar (…*)

Nidos al Pesto pero Casero

Y es que no me gusta el pesto comprado, solo lo he probado una vez, además de marca supuestamente buena, y me pasa como con el tomate frito, no se parece en nada al casero. La mayonesa algunas marcas la tienen más conseguida, pero lo que es el pesto y el tomate frito, o casero o no me gusta.

Hablando de todo un poco, como ultimamente compro bastante en Lidl, resulta que su pasta seca no es mala, estos nidos son de su marca blanca y están muy bien, como los tallarines, los macarrones y el arroz que es lo que llevo probado. El defecto es que los paquetes son feos, por ejemplo los macarrones son bolsas de kilo, y quedan horrorosas cuando abres el armario. Para la leche, que también la compro LIDL, lo he solucionado trasvasándola a una botella de cristal como las clásicas de la casera, pero la pasta aún no la he “empaquetado” en versión bonito, pero la calidad me gusta.

La planta de albahaca también la he comprado en Lidl, si la riegas por debajo con un platito aguanta unos meses, como nosotros somos dos no me la carge entera para hacer el pesto, solo le corte unas hojitas. La receta es la del libro de la secta, “Un Nuevo Amanecer” con Therrormix, con las cantidades adaptadas para dos personas.

Salsa Pesto
100gr. Parmesano / Para dos 30gr.
50gr. Hojas de Albahaca / Para dos 15gr.
2 Dientes de ajo / Para dos 1 ajo pequeño, a mi me gusta mucho el ajo.
50gr. Piñones / Para dos 15gr.
250gr. Aceite / Para dos 75gr.
Sal y Pimienta
50 gr. de agua de cocer la pasta / Para dos un poco con el cucharón a ojo.

Trocee el queso y rallelo presionando el botón turbo 5 veces y luego programando 15 segundos a velocidad 5 – 7 – 9 progresivo.
A continuación añada los ajos, los piñones y la albahaca.
Vuelva a repetir la misma operación.
Cuando tenga todo bien triturado y homogeneo como si se tratase de una mayonesa, vierta poco poco el aceite a velocidad 5, añada el agua y mezcle.
Rectifique la sazón si fuera necesario.

Como yo hago las cantidades para dos, hay que tener un poco de maña con el thermomix para al triturar que quede una pasta, es muy sencillo, solo hay que moverlo con la paleta. Realmente es de esas recetas que merecen la pena, si se hace la cantidad completa aguanta en la nevera pero te cargas la planta enterita.

Chutney de Higos

Pero que requetebuenísimo está el Chutney de Higos, no lo había hecho nunca y tiene un sabor … mmmh … no es dulce, ni tampoco agrío, nose, es un sabor nuevo, pero está riquísimo. Eso si, es feo, tiene un tono más bien feo y es poco fotogénico, que vamos hacerle, cuando lo use en algún canape o para acompañar algún plato, le haré una foto más maja.

El tema es que tenía higos, pero higos de los verdes normales, vamos del pueblo, y no sabía que hacer con ellos. Me puse a buscar y encontre el Chutney en el blog Recetas de Mamá.

Claro pero, yo no tenía un kilo de higos, los pese y tenía 375gr. así que me puse a adaptar la receta, lo que hago en estos casos es pesar todo en proporción con una regla de tres, claro que las especias suelen ser un lío porque las reduzco a ojo.

Ingredientes que utilicé

375 gr. de Higos Verdes
1 cuarto de Manzana
22/23 gr. de Cebolla
37/38 gr. de Pasas
150gr. de Vinagre de Vino Blanco (como no tenía use mezcla de vinagre de sidra con vinagre de jerez)
94gr. de Azucar
Un poco de pimienta (un par de roscas al molinillo), una pizca de jengibre, una ralladita de nuez moscada, un par de clavos, un pelín de cayena y sal.

Copio la preparación de Recetas de Mamá

“Se lavan bien los higos, se les corta el rabito y se parten por la mitad. Se pela la manzana y se corta en dados pequeños y se reserva. Se cortar la cebolla en trocitos y se reserva.

En una cacerola se pone a calentar el vinagre de vino blanco con el azúcar. Se añaden los higos, la manzana, la cebolla, las pasas, la sal y las especias. Se lleva a ebullición y enseguida se baja el fuego y se mantiene cociendo y removiendo con frecuendia durante una hora aproximadamente.

Se envasa y se deja reposar como mínimo un mes antes de consumir, para que en este tiempo se asienten y se intensificquen los sabores”.

Yo en vez de cacerola lo hice en una sarten, y me pase casi todo el tiempo que estuvo cociendo machacando con el canto de la espumadera para que se fuera deshaciendo.

El tema es que no pensaba publicar esta receta, porque ni tenía todos los ingredientes, ni lo tenía pensado y encima es la primera vez que lo hago, pero ha quedado tan riquísimo, que he querido guardarla aquí para la próxima vez tener una referencia, porque esto cuando se acabe lo repito fijo, está riquísimo acompañando el pate, y tengo que probarlo en algún canape que tengo pensado …

¡¡¡ Vivan los chutneys de higos ¡¡¡¡

Y que guay queda eso de acompañar los platos con Chuutney

Mayonesa con Ajo

Mayonesa de bote?? ¡¡ qué me cuentas ¡¡, sólo para sandwich, para comer de verdad o acompañar un arroz negro, mayonesa casera, lo malo es que antes no me salía siempre, a veces se me cortaba o no me quedaba bien, pero desde que lo hago “a lo burro” no se me ha vuelto a cortar y no he tenido que usar una cantidad exacta de aceite.

En este caso eche ajo, porque en verdad quería hacer un falso alioli, pero lo que importa es el metodo, vamos que igual se hace sin ajo, o con aceite de oliva que da más sabor.

Ingredientes:
– 3 o 4 Ajos (opcional)
– Un huevo (da igual si está recien sacado de la nevera)
– Sal
– El zumo de medio limón (o vinagre)
– Aceite de girasol (u oliva, al gusto), la cantidad de aceite a ojo, según la cantidad de mayonesa que queramos.

Tan fácil como poner todo en el vaso alargado de la minipimer, meter la minipimer hasta dentro, apoyando contra el fondo del vaso, y darle caña sin moverla hasta que coja, ya está. Luego levantamos un poco para que entre el aceite que quede por encima y listos. Más fácil no puede ser.

La minipimer hasta dentro, sin miedo que no pasa nada.

Y le damos caña a tope sin mover la minipimer hasta que se pone blanco, es super fácil.

Como la he hecho por la mañana y es para la cena, lo que hago es que la aplasto bien y pongo un film pegado a la mayonesa, para que no entre nada de aire, y así bien tapado aguanta uno o dos días en la nevera.

Ya está, ¡¡ Mayonesa ¡¡