Macarrones y Piñones II

Con Berenjena

Me ha dado por los macarrones, hay una enorme variedad de pasta corta pero he decidido reducir mi selección a dos tipos: macarrones y espirales, y eso que dentro de los macarrones hay diversas variedades, diferentes tamaños, con colores, con estrias, más gordos, más finos… pero compro los básicos, macarrones blancos. Es un sistema de ahorro que he instaurado en la cocina, si lo habitúal son los macarrones blancos cuando tenga que hacer una comida especial compro unos con estrias y de colores y ¡¡ menuda fiesta ¡¡, estoy hasta las narices de la crisis, por cierto.

Sencillos macarrones acompañados de una berenjena y mogollón de orégano, han quedado ricos. Mi idea era hacer una versión de la receta de morcilla de verano acompañandola de pasta, la clásica del thermomix de berenjena cocinada que toma un ligero sabor a morcilla. Al hacerla sin thermomix y con mucho menos tiempo de cocción el sabor a morcilla no se aprecia, pero está bueno. Es una nueva versión de los Macarrones y Piñones, la segunda parte con los mismos protagonistas: pasta, piñones y verdura, ideal para dietas aunque haya quién crea que la pasta engorda, nada más lejos de la realidad, engorda si haces macarrones con chorizo o espaghettis con bacon y nata, pero pasta y verdura a mediodía sienta genial, y mejor si usas pasta integral.



Ingredientes:

250 gr. de Macarrones

50 gr. de Piñones

Una Berenjena

Media Cebolla

Una cucharada colmada de Oregano

Pimienta Negra

Aceite de Oliva

Sal

Elaboración:

Por una parte cocemos la pasta, en abundante agua, y cuidadito con esperar a que hierva muy fuerte para echar la sal, por algún tipo de reacción que no me había ocurrido antes se desbordo el agua, es verdad que cuando hierve y echas la sal parece que hierve más y luego baja, pero hasta ahora jamás se había desbordado. En fin, tendré más cuidado en futuras ocasiones. Tenemos los macarrones cociendo en la olla y al lado el escurridor con la berenjena ya cortada para que pierda agua.



Echamos el fondo de aceite y los piñones, hay que esperar a que los piñones se doren un poco porque dan un olor y un sabor muy bueno, añadimos la cebolla y empezamos el sofrito.



Cuando incorporamos la berenjena, tapamos para que sude e incorporamos el mogollón de oregano, la sal y la pimienta. Un cacito del agua de hervir la pasta y a cocinarse.



Cuando están los macarrones los escurrimos, los incorporamos a la sartén donde está cocinándose la berenjena, damos unas vueltas y a comer.



Por cierto la receta de Morcilla de Verano en terrormix:

MORCILLA DE VERANO THERMOMIX

INGREDIENTES

70 gr. de Aceite de Oliva

400 gr. de Berenjenas

200 gr. de Cebolletas o Cebolla

40 gr. de Piñones

3 cucharadas colmadas de: Orégano, Pimienta negra molida y Sal

PREPARACIÓN

Lavar las berenjenas y sin pelar cortarlas en sentido vertical, partir en trozos y poner en el vaso y trocear 4 segundos, velocidad 3 1/2. Reservar.

Hacer lo mismo con las cebollas. Reservar.

Poner la mariposa y echar todos los ingredientes en el vaso y programar 25 minutos, Varoma, velocidad 1. Pasados 5 minutos, para la máquina, abrir con cuidado (quema) y bajar con la espátula lo que esté en las paredes. Repetir esto 2 ó 3 veces.

Cuando termine, volcar todo en el cestillo, para escurrir el aceite. Servir tal cual o rellenar pimientos de piquillo con este mezcla. También se pueden hacer paquetitos con pasta brick y hornearlos.

Es curioso, porque sabe a morcilla.

Anuncios

Macarrones y Piñones

Con Espinacas y Tomate a lo Rústico


¿Por dónde empiezo?, quiero contar varias cosas:
* Que he utilizado pasta ecológica pero no veo los efectos saludables o medio ambientales a corto plazo y cada vez tengo más dudas con el tema de los ecológicos.
* Que la receta es muy sencilla pero me encanta la pasta con verduras, es una receta del tipo Espaghettis con Calabacín, o Macarrones con Berenjena.
* Que el tomate entero de lata es genial si tiras todo el líquido y lo manejas como tomate natural maduro.
* Que las espinacas congeladas supuestamente compras 400/500gr. pero se olvidan de especificar “peso congelado”, si las descongelas y escurres el líquido te quedan 240gr. de espinacas “peso escurrido”.
* Que me gusta el ambiente cocinero internaútico en agosto.

Ingredientes:
250 gr. de Macarrones
Una bolsa de Espinacas congeladas de “400/500 gramos”
Una lata pequeña de Tomate Natural Entero Pelado
50 gr. de Piñones
50 gr. de Cebolla
50 gr. de Puerro
Dos o Tres Ajos
Una pizca de Oregano
Una pizca de Tomillo
Sal y Pimienta
Aceite de Oliva


Elaboración:
Para la Cocción de la Pasta:
Necesitamos una olla con abundante agua, cuando empieza a burbujear echamos la sal, no antes, porque la sal hace que el agua hierva más tarde, también echo un pelín de aceite de girasol, no siempre es necesario pero lo echo por si las moscas, no vaya a pegarse la pasta que ultimamente uso marcas diferentes y ya no tengo claro cuál se puede hacer sin nada de aceite. Podríamos echar oliva, pero para estas cosas uso girasol. Cuando hierve fuerte echo la pasta, doy unas vueltas con una cuchara de madera y generalmente no tengo en cuenta el tiempo de cocción que indica el paquete, me gusta al dente, asi que voy mirando y dando unas vueltas, vigilando la cocción.

Para el acompañamiento con el que mezclaremos la pasta:
Ponemos un fondo de aceite en una sartén ancha, sofreimos los ajos picados, cuando empiezan a saltar añadimos el puerro y la cebolla en brunoisse, rehogamos e incorporamos los piñones, unas vueltas y añadimos las espinacas bien escurridas.


Vamos rehogando mientras preparamos el tomate. Lo escurrimos bien del líquido y con las manos lo hacemos trozos, nada de cuchillo, leí por algún sitio que al cortar las cosas con las manos conservan mejor el sabor, el tomate de lata no es lo mismo que el natural, pero mola cortarlo con las manos, a lo rústico.


Incorporamos el tomate a la sartén y bajamos el fuego. Dejamos que se vaya haciendo el acompañamiento, a fuego medio, mientras cuece la pasta. Cuando ya casi la pasta está cocida, echar un cacito del agua de cocción sobre el rehogado, queda muy bien, se integra todo aunque no llege a ser una salsa.


Una vez cocida la pasta, la escurrimos en un colador y la mezclamos con el rehogado en la misma sartén, damos unas vueltas y aliñamos con un pelín de aceite en crudo. A mi me gusta. Evidentemente no son macarrones con tomate al uso, es una pasta quizá más sencillona, con un sabor suave, un plato de diario.


Y ya es jueves 4 de agosto, como siga pasando el tiempo tan rápido en unos días nos vemos en septiembre. FeLiZ VeRaNo.

Espárragos Verdes en Ensalada de Pasta

Ingredientes:
150gr. de Espirales Integrales
Un manojo de Espárragos Verdes
Una cucharada de Pasas
Una cucharada de Piñones
Un cuarto de cebolla (opcional)

Para la vinagreta:
Sal
Vinagre de Modena
Vinagre de Manzana
Una cucharadita de Mostaza de Dijón
Aceite de Oliva Virgen
Pimienta

Un manojo de espárragos verdes y una ensalada de pasta, algo sencillo y muy rico. Lo espárragos verdes tienen su aquel, porque los ves, te gustan, los compras y luego no sabes para qué usarlos, pero son tan monos y verdes, que da gusto comprarlos.

Hay un truco para los espárragos, partirlos a su aire, si coges un espárrago y lo sujetas con ambas manos, haciendo un poco de presión se partirá por donde quiera, pues la parte de abajo es la parte dura que usamos de manera secundaria y la parte de la punta la parte tierna. Si pruebas a intentar forzarlos para que se partan más abajo o más arriba no les da la gana, ellos se parten por donde quieren, y los hay muy delgados que se parten muy arriba y muy gordos que se parten más abajo, y es que los espárragos son muy suyos.

Para que no tengamos remordimiento de tirar la parte de abajo, la usamos para un caldo o una crema, yo suelo echar una cebolla, zanahoria, ajo y unas cuantas especias y con ello algo un caldo ligero de verduras, que me sirve de fondo para, por ejemplo, un risotto.

La ensalada, osea la receta, cocemos la pasta integral en agua con sal y refrescamos, mejor dejarla al dente.

En el cuenco donde vamos a servirla echamos la sal y el vinagre de modena y manzana, removemos bien, una vez tenemos la sal diluida en el vinagre, añadimos la cucharadita de mostaza de Dijon, volvemos a remover e incorporamos el aceite, echamos un pelín de pimienta y probamos, si está a nuestro gusto, OK.

Echamos sobre la vinagreta las pasas, los piñones y la cebolla, en esta ensalada la cebolla es opcional, no pasa nada si no nos apetece echar cebolla, está igual de rica.

Los espárragos los hemos cortado a trocitos, dejando más grande la parte de las puntas, una vez cocida la pasta, cambiamos el agua y cocemos un momento los espárragos, poco tiempo, con tres minutos suficiente y refrescamos rápido en agua fría para parar la cocción y que queden verdes.

Mezclamos la pasta y los espárragos con la vinagreta, las pasas y lo piñones y ya tenemos una estupenda ensalada de pasta.

Por cierto, la pasta era integral ecológica, que tienen en oferta en alcampo la pasta ecológica de su marca propia a un euro, no está mal, y para ser ecológica no es cara.

Feliz día.