Salsa Pesto sin Thermomix

Me pasa a veces que aprendo hacer una receta utilizando los cacharretes, como el thermomix, y luego me da la impresión que “al natural” no me va a salir. La Salsa Pesto es un ejemplo.

Resulta que yo tengo una albahaca, que la pobre la he podado tantas veces que ya se está ganando la jubilación forzosa, y eso que aún no ha hecho un año. En fin, que tenía unas hojitas pero no tantas como para hacer la receta del pesto en la Thermomix.

Decidí estrenar un accesorio de la batidora, que primero me sorprendió lo bien que ralla el parmesano, y luego me quede flipada cuando añadí los piñones, el ajo, la albahaca y el aceite y me quedo un pesto riquísimo.

La verdad es que el vaso es pequeñito y aparentemente no parece tener mucha fuerza para rallar, pero el queso lo dejo estupendo.


Y en definitiva que hice una pasta con salsa pesto que me quedo muy buena y sin necesidad de usar la thermomix, que no digo yo que la thermomix no tenga sus muchas utilidades, pero a veces nos parece que es la maquina la que cocina sola, creo que se le saca mucho más partido como comidín, y por supuesto se puede vivir sin ella, es decir, que nos podemos ir de vacaciones sin llevarla en la maleta (el primer año cuando me la regalarón lo intente pero el husband no me dejo).

Por cierto, que calor hace.

Nidos al Pesto pero Casero

Y es que no me gusta el pesto comprado, solo lo he probado una vez, además de marca supuestamente buena, y me pasa como con el tomate frito, no se parece en nada al casero. La mayonesa algunas marcas la tienen más conseguida, pero lo que es el pesto y el tomate frito, o casero o no me gusta.

Hablando de todo un poco, como ultimamente compro bastante en Lidl, resulta que su pasta seca no es mala, estos nidos son de su marca blanca y están muy bien, como los tallarines, los macarrones y el arroz que es lo que llevo probado. El defecto es que los paquetes son feos, por ejemplo los macarrones son bolsas de kilo, y quedan horrorosas cuando abres el armario. Para la leche, que también la compro LIDL, lo he solucionado trasvasándola a una botella de cristal como las clásicas de la casera, pero la pasta aún no la he “empaquetado” en versión bonito, pero la calidad me gusta.

La planta de albahaca también la he comprado en Lidl, si la riegas por debajo con un platito aguanta unos meses, como nosotros somos dos no me la carge entera para hacer el pesto, solo le corte unas hojitas. La receta es la del libro de la secta, “Un Nuevo Amanecer” con Therrormix, con las cantidades adaptadas para dos personas.

Salsa Pesto
100gr. Parmesano / Para dos 30gr.
50gr. Hojas de Albahaca / Para dos 15gr.
2 Dientes de ajo / Para dos 1 ajo pequeño, a mi me gusta mucho el ajo.
50gr. Piñones / Para dos 15gr.
250gr. Aceite / Para dos 75gr.
Sal y Pimienta
50 gr. de agua de cocer la pasta / Para dos un poco con el cucharón a ojo.

Trocee el queso y rallelo presionando el botón turbo 5 veces y luego programando 15 segundos a velocidad 5 – 7 – 9 progresivo.
A continuación añada los ajos, los piñones y la albahaca.
Vuelva a repetir la misma operación.
Cuando tenga todo bien triturado y homogeneo como si se tratase de una mayonesa, vierta poco poco el aceite a velocidad 5, añada el agua y mezcle.
Rectifique la sazón si fuera necesario.

Como yo hago las cantidades para dos, hay que tener un poco de maña con el thermomix para al triturar que quede una pasta, es muy sencillo, solo hay que moverlo con la paleta. Realmente es de esas recetas que merecen la pena, si se hace la cantidad completa aguanta en la nevera pero te cargas la planta enterita.