Repollo a la Vinagreta

Con Patata Cocida

El repollo es una comida tradicional que cada vez se consume menos, antiguamente se sabía donde comían repollo por el olor, hoy pocas veces se guisa repollo, realmente nos hemos pasado a otras verduras más suaves y sencillas, pero el repollo debería seguir siendo parte de nuestra dieta, igual que la lombarda y la coliflor. No venden repollo congelado, ni en tarro de cristal, eso dice mucho del consumo del repollo, solo lo encontramos en conserva, el chucrut.

El repollo crudo se consume fuera de nuestras fronteras, la famosa ensalada coleslaw, o las koftas indias, llevan como ingrediente principal repollo crudo, nosotros lo vamos a guisar, y lo comeremos sencillamente aliñado con una vinagreta.

Para esta receta necesitamos:

– Medio Repollo
– Una Patata hermosa
– Vinagre Suave
– Aceite de Oliva
– Media cucharadita de mostaza de Dijón
– Pimienta de molinillo
– Sal (sal normal y una sal de color, como la rosa del Himalaya o la negra de Haway)

Elaboración:

Lo primero que hacemos es cortar y lavar el repollo, el repollo es muy fácil de cortar, siempre que no intentemos separar las hojas, desechamos la primera capa si está suelta, quitamos la parte blanca y más dura del tronco, y con el repollo apollado sobre la parte plana en la tabla, vamos haciendo como especie de lonchas finas. Cuando tenemos todo el repollo “loncheado”, damos la vuelta a la tabla, y cortamos en sentido contrario, ya tenemos el repollo en trocitos.

Ahora lo echamos en un colador grande, como el que usamos para escurrir la pasta, y lo lavamos bien bajo un chorro de agua fría. Pelamos la patata, la lavamos y la dejamos entera. El repollo lavado lo metemos en la olla, en el centro colocamos la patata, echamos agua, no hace falta cubrir, con llegar a la mitad es suficiente porque el repollo soltará agua al cocinarse. No echamos nada más, ni sal, ni aceite, nada, solo repollo, patata y agua.

Lo mejor es guisarlo en olla a presión o en olla rápida, en cazuela normal tardará mucho más tiempo y nos va a oler toda la casa a repollo, podemos poner unos cascos de cebolla sobre la tapa para mitigar el olor, pero aún así, si tenemos un repollo cociendo más de media hora es complicado que no de olor.

En la Olla Rápida, cerramos la tapa, ajustamos el cierre en presión dos, encendemos el fuego, esperamos que suba la válvula, y una vez vemos los dos anillos fuera bajamos el fuego al mínimo y contamos ocho minutos. Si solo hacemos repollo, sin patata, podemos dejarlo en seis, nos quedará mucho más al dente, personalmente prefiero el repollo más cocido y ocho minutos me parece más apropiado.

Mientras cuece el repollo vamos hacer una vinagreta en una taza par aliñarlo una vez cocinado: echamos un poquito de sal normal, añadimos una parte de vinagre suave y batimos para disolver la sal en el vinagre, incorporamos dos o tres partes de aceite y media cucharadita de mostaza de Dijón y volvemos a batir, un par de vueltas al molinillo de pimienta y ya tenemos la vinagreta lista.

Una vez pasados los ocho minutos, separamos la olla del fuego y dejamos salir el vapor, abrimos la tapa del lado contrario a nosotros para que el vapor no nos vaya directamente a la cara, y dejamos caer el repollo guisado y la patata en el colador. Cogemos la patata con cuidado de no quemarnos y la cortamos en rodajas, la colocamos en el borde de un plato grande y añadimos una sal de color, como la rosa del himalaya o la negra de Haway, yo eche sal negra.

En el medio del plato ponemos el repollo, echamos un poquito de sal, removemos y añadimos la vinagreta, lo movemos como si estuviéramos aliñando una ensalada y comprobamos que este a nuestro gusto. Y ya tenemos el repollo listo para llevar a la mesa. Es una comida muy sencilla, evidentemente no es un plato de fiesta, pero está bueno, y con una pizca de sal de color le damos un toque gracioso a la patata.

Anuncios

Tortilla de Patatas Light

Con Patatas al Microondas

La Tortilla de Patatas es todo un mundo, hay mil formas de hacerla y casi siempre queda bien, mi madre hace la versión clásica: gordita, con las patatas fritas en aceite de oliva y cuajada en sartén. Yo tengo una versión especial, que podríamos llamar light, para la cual no frío las patatas en aceite, sino que las cocino en el microondas con la cebolla.

El truco de la Tortilla de Patata son los huevos, la proporción que utilicemos de patata y huevo será la clave del éxito de nuestra tortilla. Yo utilizo dos patatas pequeñas o una grande para tres huevos y media cebolla, y añado media cucharadita de levadura Royal en el batido de los huevos. Podemos separar las claras de las yemas, y montar las claras, batidas casi a punto de nieve, antes de incorporar las yemas, así queda muy esponjosa, pero para ahorrar tiempo, media cucharadita de levadura en el batido de los huevos nos dará el mismo resultado.

Ingredientes:

– Dos Patatas
– Tres Huevos
– Media Cebolla
– Media cucharadita de levadura Royal
– Sal y Aceite de Oliva

Respecto a las patatas, primero las pelamos y quitamos los ojos, a las patatas con el tiempo les salen como raicillas pequeños, a esto se llama ojos y debemos quitar tanto la raíz que pueda asomar de la patata como el circulo que queda bajo la piel. Si una patata no echa ninguna raíz, pero al ir a utilizarlas están podridas por dentro, dice muy poco de su calidad.

Las patatas, sin piel y lavadas, las cortamos a laminas muy finas. Una vez cortadas en laminas finitas, las volvemos a cortar en brunoisse, como si fuera una cebolla, de forma que nos queden laminas finas en cuadraditos muy pequeños, esto lo mezclamos con la cebolla en brunoisse y añadimos un poquito de aceite de oliva en crudo y sal. Es importante contar con una fuente de pyrex con tapa que quepa bien en el microondas para cocinar la patata y la cebolla. Si no disponemos de fuente con tapa, podemos poner nuestra mezcla de patata y cebolla en un bol y cubrir con film, pinchándolo en varios puntos para hacer agujeritos que permitan salir el vapor.

Removemos bien las patatas, con la cebolla, el aceite y la sal, y lo metemos al microondas, en principio cuatro minutos. Mientras vamos a cascar los huevos  y batir con la media cucharadita de levadura. Cuando pasan los cuatro minutos, sacamos las patatas del microondas, abrimos la tapa con cuidado para no quemarnos con el vapor, removemos bien y volvemos a meter al micro tres minutos, ahora depende del tipo de patata tardarán más o menos en hacerse, lo mejor es ir poco a poco, sacamos removemos, miramos y si vemos que aún están algo crudas, volvemos a meter al microondas uno o dos minutos más. Tardarán en hacerse unos diez minutos, pero quedan mucho mejor sacándolas y removiéndolas que si las metemos directamente diez minutos en el microondas en ese caso probablemente se haga una pasta de patata.

Cuando ya tenemos las patatas cocinadas en el microondas con la cebolla, lo mezclamos bien con los huevos batidos. En una sarten pequeña, echamos un fondo de aceite, podemos utilizar el espray de aceite, añadiéndolo en el fondo y las paredes de la sarten. Calentamos la sarten y cuando está caliente, sin que llegue a humear, echamos la mezcla de patatas, cebolla y huevo, que habremos rectificado de sal previamente, y una vez en la sartén hacemos movimientos circulares para que asiente la tortilla.

Cuando vaya cuajando el huevo, nos preparamos para darle la vuelta, podemos ayudarnos de un plato ya que la primera vuelta es la más delicada, luego con la siguiente vuelta recupera su forma, pero si nos quedan los bordes levantados podemos ayudarnos de un tenedor para que recupere la forma redondeada.

Daremos vuelta y vuelta y ya tenemos la tortilla, si no l vamos a comer en el momento, podemos dejarla reposar sobre un plato cubierto con un papel de cocina.

Ensalada de Salmón en Aceite con Alcachofas Baby

Con productos SeleQto

Parece que el verano se ha enamorado del otoño, no quiere irse. Os presento una ensalada sencilla con productos especiales, son de la tienda gourmet SeleQto, que me ha dejado escoger algunos caprichos de su amplia selección de delicatessen. Realmente me gustaba todo, pero finalmente escogí algunas conservas, muy buenas marcas a muy buen precio, algún caprichito dulce, como los bombones de avellana que hacía siglos que no comía, y unas alcachofas en aceite increibles que he utilizado en esta ensalada.

La idea es actualizar la típica ensalada campera dandole un toque gourmet. Si no has probado el Salmón en Aceite te sorprenderá seguro, su sabor es mucho más suave que el atún, y combina perfectamente con las alcachofas y alcaparras.

Ingredientes:
– Dos Patatas
– Dos Huevos Camperos
Alcachofas en Aceite
Salmón en Aceite
– Una Cebolleta, media si es grande.
– Tres Guindillas (piparras)
– Una cucharada de Alcaparras
– Aceite de Oliva Virgen Extra
– Vinagre de Manzana
– Pimienta Negra recien molida
– Sal

Elaboración:
Lo primero que vamos hacer es cocer las patatas y los huevos, mientras iremos preparando los demás ingredientes para finalmente mezclarlo todo.

En una olla ponemos agua a hervir, lavamos las patatas y las dejamos enteras (sin pelar), cuando el agua burbujea, echamos una cucharadita de sal y las patatas. Según el tipo de patata tardarán en cocerse entre veinte minutos y media hora, he usado patatas nuevas de huerta, por lo que necesitaremos treinta minutos.

Los huevos los vamos a cocer en la misma olla con las patatas, pero no los echamos al mismo tiempo, esperamos que las patatas lleven diez minutos hirviendo y entonces metemos los dos huevos, girándolos con una cuchara de madera para que la yema quede en el centro. Los huevos cocerán con las patatas doce minutos. No hay que dejarlos más tiempo, si nos pasamos cociendo los huevos la yema queda seca y le puede salir un reborde azulado. Pasados los doce minutos los refrescamos bajo el grifo de agua fría para parar la cocción.

En un bol echamos el aceite de oliva, y un par de cucharaditas del aceite del bote de salmón, para dar sabor. Mezclamos con el vinagre de manzana, o un vinagre suave, sal pimentamos y batimos. Incorporamos la cebolleta en brunoisse, las alcaparras y las guindillas en aros.

Ahora vamos a echar parte de las alcachofas, no las echamos todas porque sería demasiada cantidad, asi que retiramos en un tarro de cristal unas tres cuartas partes y cubrimos con el líquido de la conserva. Las demás las vamos echando al bol, como son muy tiernas no hace falta cortarlas, simplemente con las manos las partimos en trozos algo más pequeños.

Al igual que las alcachofas echamos los lomos de salmón y los huevos duros pelados y picados.

Las patatas las refrescamos con agua fría. Para pelarlas las pinchamos con un tenedor y vamos sacando la piel, no las cogemos con las manos porque nos podemos quemar.

Una vez peladas es mucho más fácil hacerlas daditos con un cuchillo para queso, al tener agujeros la patata no se pega, si utilizamos el cuchillo normal nos va a costar mucho cortarlas.

Antes de mezclar las patatas con el resto de ingedientes, y cuando ya las tenemos en dados, las echamos sal y un poco de pimienta, ahora mezclamos todo en el bol.

Y ya está, podemos comer la ensalada inmediatamente, está buenísima, o dejarla reposar, pero os recomiendo probarla porque la mezcla de sabores es estupenda.

En cuanto a la tienda SeleQto un detalle que me ha parecido genial es el bajo coste de envío, si compras más de 75€ es gratuito, y por debajo de esa cantidad nos cobran 5,90 por mensajería, en frío y entrega en mano, te llaman para que tú decidas el horario. Otro detalle importante es el cuidado con el que llegan todos los productos, todo viene muy bien organizado y separado para que ningún producto se dañe.

Ahora están promocionando la tienda en facebook con un concurso, si quieres participar es solo apuntarte. A mi realmente me ha gustado.

Vichyssoise

Crema de Puerro y Patata


He encontrado una Vhyssoise con las proporciones geniales (por cierto, he estado media hora intentando saber si “vichissoise” está bien escrito con dos eses primero o si las eses van después). Lo normal cuando cocino es que ponga los ingredientes a ojo, con la repostería es distinto, si hago una receta dulce y pone 100 gr., lo peso, de hecho me gusta que pongan el tamaño de los huevos, porque no es lo mismo uno grande que uno pequeño, pero en “salado”, no suelo seguir las recetas al pie de la letra, echo más o menos lo mismo pero no peso casi nunca los ingredientes, solo a veces cuando estoy meticulosa y quiero publicar en el blog.

Me da mucha rabia seguir una receta salada con cuidado y que no salga o la proporción no sea correcta, y en este caso la proporción es ideal, la receta la copie el otro día, la Vichyssoise estaba publicada en el blog de Neus, me llamo la atención porque tenía puerro y patatas en la nevera, además las últimas veces que he hecho Vivhyssoise o algo parecido no me había terminado de convencer, eso si, confieso que los ingredientes iban a ojo.

Enganche el thermomix y me puse con la receta, un detalle importante es que mi thermomix es el modelo 21, y tengo que tener cuidado porque tiene más potencia, calienta más fuerte y si sigues recetas del 31 generalmente quemas los sofritos. Así que adapte un poco la receta a mi terrormix y le quite la nata, pero la proporción de puerro y patata la pese con la báscula, igual que el agua, y es estupenda, me quedo una Vichyssoise riquísima.

Quizá no debía haber quitado la nata, pero tuve dos razones. La primera razón: engorda. Se que es una chorrada pero como estas cremas me las hago solo para mi me gustan ligeritas, ya se que la mantequilla también engorda pero no la quito porque el sabor cambia mucho.

La segunda razón para no usar nata es el tamaño de los brick ¿porqué 200 ml.? para cremas sueles necesitar 100 ml. y para salsas unos 300 ml., osea casi dos brick, me da rabia, porque una vez abierto dura poquísimo aunque lo cambies a un bote de crital. Hubo un tiempo que compraba la nata President, que es una botellita monísima con su tapón de rosca, pero ultimamente miro más el precio y hace tiempo que no la cojo.

Bueno, definitivamente la receta, tal como la hice en el TH21

VICHYSSOISE
Ingredientes
150 gr. de Puerros, solo la parte blanca
150 gr. de Patata
350 gr. de Agua
25 gr. de Aceite de Oliva Virgen
25 gr. de Mantequilla
1/2 cucharadita de sal
1 par de vueltas al molinillo de Pimienta
1 pellizco de Nuez Moscada

Preparación con Thermomix 21
Ponemos el puerro cortado en rodajas en el vaso. Agregamos el aceite y la mantequilla y programamos 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 1. Cuando lleva dos minutos y medio, aproximadamente, paramos y removemos para que no se pegue en las paredes del vaso.

Añadimos 100 gr. de agua y programamos 1 minuto, velocidad 5 y vamos subiendo progresivamente hasta el 9, para que quede bien triturado. Si observamos que está antes del minuto, lo paramos.

Añadimos la patata pelada y en cubitos, la sal, la pimienta y el agua restante. Programamos 20 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

Incorporamos la nuez moscada y trituramos 1 minuto, velocidad 7.

Se puede tomar caliente o fría, a mi me gusta más en caliente pero fría también está buena. Si hechas los 100 ml. de nata al final quedara mejor para tomar en frío.

Por cierto, no hay felicidad mayor que estar de vacaciones, adoro las vacaciones, me encantan las vacaciones, a lo mejor es porque no me gusta ir a trabajar, y eso propicia el momento de felicidad que disfruto, pero sea por la razón que sea, hoy estoy feliz.

Marmitako

La foto de presentación … la verdad es que he hecho miles de fotos, pero no termina de gustarme como quedan, ésta es en caliente, luego tenía muchísimo mejor aspecto, y la verdad es que me quedo buenísimo.

Respecto al origen de la receta, no sigo una en concreto, es un popurri de varias.

MARMITAKO

250/300 gr. Tacos de Atún o Bonito
250/300 gr. Patatas
1 Cebolla
2 dientes de Ajo
1 Pimiento Verde
2 cucharadas de Tomate triturado (o Tomate maduro, pelado y picado)
Dos cucharaditas de Ñora picada (o carne de Ñora)
Medio vaso de Vino Blanco
Un vaso de Agua
1 Hoja de Laurel
Una Cayena
Un poquito de Perejil picado
Aceite de Oliva y Sal

De los ingredientes destacar esto que compre hace unos días, es ñora picada, y la verdad es que da un sabor buenísimo.

Y antes de empezar a cocinar foto de todo el cacharrismo organizado.

En una sarten ponemos un fondo de aceite, cortamos el atún o bonito en tacos más o menos iguales, sin piel ni espinas, los rehogamos y reservamos. El atún en esta ocasión eran tacos que compre congelados en la Sirena, he utilizado media bolsa, no es como el fresco pero sale bastante bien.

En la misma sarten donde hemos rehogado el atún, pochamos un cuarto de cebolla picada, añadimos la carne de ñora o ñora picada, echamos un chorrito de vino blanco, dejamos que evapore el alcohol y añadimos medio vaso de agua. Dejamos hervir en lo que vamos haciendo el sofrito base en la otra cazuela. Esto es una especie de salsa vizcaína que vamos a triturar para usar de caldo y que coja buen sabor el marmitako.

Picamos la cebolla, los dientes de ajo y el pimiento verde. Ponemos un fondo de aceite en la cazuela, si tenemos gas y podemos usar de barro mejor, en mi vitro el barro no sirve.

Echamos el ajo y cuando empiece a saltar incorporamos la cebolla, añadimos el pimiento, rehogamos e incorporamos el tomate bien picado, sin piel ni pepitas o el tomate triturado.

Mientras se está haciendo el sofrito base, pelamos las patatas y trituramos lo que teníamos en la otra sartén con la minipimer.

Cuando tenemos el sofrito, añadimos las patatas en rodajas, rehogamos e incorporamos la salsa que hemos triturado, la hoja de laurel, la cayena y un poquito más de agua para que cubra.

Dejamos que cueza unos quince minutos y entonces añadimos el atún y el perejil, y lo dejamos cinco minutos todo junto, no más, y ya está.

Servido en cazuela de barro queda mucho más chulo, yo lo dejo enfriar y luego lo caliente despacito en la cazuela de barro, aunque no lo dejo de un día para otro por las patatas. Y no se puede congelar por eso, por la patata.

Una cosa, las recetas de Marmitako clásicas suelen llevar doble de patata que de atún, pero a mi me gusta más con menos patata.

Atún a la plancha con Patatas Gallegas

Solomillo de Atún Congelado

El Atún congelado tiene un precio asequible y no está mal, evidentemente no es lo mismo que una rodaja de atún fresco, pero creo que es una buena opción para tener en el congelador. Importante a la hora de descongelar utilizar un tupper con rejilla para evitar que los líquidos de descongelación impregnen el pescado. Y por supuesto, mucho mejor que se descongele lentamente en la nevera que dejarlo a temperatura ambiente.

Para hacerlo a la plancha podemos preparar una marinada, en el mortero machacamos una cayena, dos ajos y unas hojas de perejil con sal, le añadimos el zumo de medio limón y lo echamos sobre los solomillos, los dejamos reposar con la marinada.

En la plancha de asar bien caliente, echamos aceite en espray o con un papel de cocina para no echar mucha cantidad. Ponemos el atún muy poquito tiempo, unos 40-50 segundos por cada lado, nos quedará casi crudo, es como la carne, os tiene que gustar, porque está hecho por fuera y muy poco echo por dentro.

Acompañamos de unas patatas sencillamente cocidas,

El plato completo: Atún a la Plancha con Patatas Gallegas. Y para ser atún congelado queda muy rico.