Lentejas con Setas Secas y Jengibre

Lentejas de Año Nuevo

Con sofrito y picada, al estilo tradicional pero con unas notas de sabor que aportan el Jengibre y las Setas secas. Entre otras muchas tradiciones para la comida de Año Nuevo, se encuentra comer lentejas para atraer la prosperidad. No es un mal momento para una guiso sabroso y calentito, vaya día de lluvia hemos tenido en Madrid.

Ingredientes:

200gr. Lentejas (remojadas unas horas)
10 gr. de Setas Secas
10 Almendras
Una Zanahoria
Un Pimiento verde
Media Cebolla (no muy grande, sino 1/4)
Dos ajos pequeños
Dos cucharadas de Tomate triturado o un Tomate maduro
Media cucharadita de Pimentón de la Vera
Un cuarto de cucharadita de Perejil Seco, o unas hojas si tenemos fresco.
Una hoja de laurel
Dos clavos de especia
Unas bolitas de Pimienta Negra
Un trocito de raíz de Jengibre del tamaño de un ajo
Aceite de Oliva
Sal

Elaboración

Ponemos las lentejas en remojo en agua fría unas horas antes. En un bol independiente de las lentejas ponemos las setas secas para hidratarlas con agua templada, las setas deben estar al menos media hora en agua.

Desechamos las lentejas que flotan sobre el agua y tiramos el agua del remojo, las aclaramos y escurrimos, ponemos las lentejas en la base de una olla. Incorporamos una hoja de laurel, un trocito de raíz de jengibre, los clavos de especia y las bolitas de pimienta. Cubrimos de agua y encendemos el fuego a temperatura media.

Antes de hacer el sofrito de las lentejas, vamos a tostar las almendras para la picada. En una sarten sin aceite echamos las almendras, dejamos que se tuesten con cuidado de no quemarlas, y las pasamos al mortero.

En esa misma sarten ponemos un fondo de aceite, una cucharada, echamos un ajo muy picado, cuando empieza a saltar el ajo, incorporamos la cebolla picada, dejamos que se rehogue un poquito y añadimos el pimiento en brunoisse y la zanahoria en daditos, ayudamos con un poquito de sal para que las verduras suden. Mientras si en la olla donde cuecen las lentejas vemos que se forma algo de espuma, la vamos retirando con una paleta, son impurezas que surgen al hervir y es bueno retirar esa espuma.

Cuando vemos que el sofrito empieza a ablandarse le añadimos las dos cucharadas de tomate triturado o el tomate maduro picado, damos unas vueltas y echamos el pimentón. Todo el sofrito, con el pimentón ya incorporado, lo echamos a la olla donde cuecen las lentejas. Para pasarlo de la sarten a la olla nos podemos ayudar de un cazo del caldo donde cuecen las lentejas. Hay que tener en cuenta que siempre que hagamos un guiso “abierto”, al chup chup, es conveniente tener un cazo con agua caliente al lado, para si evapora líquido poder añadir un poquito sin estropear el guiso, si añadiésemos agua fría lo echaríamos a perder y si echamos mucha agua desde el principio nos puede quedar demasiado caldoso.

Ahora vamos a preparar la picada, que será el espesante del caldo. En el mortero donde hemos reservado las almendras tostadas, ponemos un diente de ajo, machacado con el prensa ajos, un poco de sal, una cucharada de aceite y el perejil. Se machaca bien y se deslíe con 2 o 3 cucharadas de caldo de cocer las lentejas. Se vierte en la cacerola de las mismas.

Tenemos las lentejas hirviendo a fuego medio con el sofrito y la picada, es el momento de incorporar las setas hidratadas, la picamos y echamos a la olla. Probamos y rectificamos de sal, dejamos que cueza todo junto hasta que las lentejas estén tiernas (le quedarán unos cinco o diez minutos).

Y ya tenemos listas nuestras lentejas estofadas con sabor especial.

Ensalada de Lentejas con Legumbres Naturales

De secas a cocinadas y en ensalada

Las lentejas normales, las que se compran en seco ¿se llaman naturales?, me refiero a las que ponemos en remojo y luego cocemos, el otro día me sorprendió la cantidad de botes de legumbres ya cocidas que tenían en el supermercado, en cambio casi no tenían legumbres secas, solo tenían su marca propia y una variedad, una pena, porque legumbres secas, y en concreto lentejas, hay pardinas, verdinas, rubias…

Al final, si seguimos en esta línea, los productos de siempre los vamos a tener que comprar en las tiendas gourmet, porque se están convirtiendo en “raros”, cada vez menos gente cocina las legumbres partiendo de la variedad en seco, y si nos metemos en el tema de ensaladas, menos todavía.

Entiendo el blog de cocina para conservar recetas, y de paso tradición, y si además hay algo de cultura, mejor que mejor. Una ensalada de legumbres, recién sacada del bote, sin enjuagar y aliñada con mayonesa, no es una receta para un blog gastronómico, desde mi punto de vista, no merece la pena. Bueno, a lo mejor sí, para algún estudio antropológico del futuro.

Y partiendo de la base de legumbre en seco, para conseguir una legumbre guisada, como las de bote del supermercado, las dejamos en remojo con agua del grifo que las cubra holgadamente, al menos ocho horas. Una vez remojadas habrán doblado su volumen, tiramos el agua de remojo, y las aclaramos. Las ponemos en una olla, cubrimos de agua, añadimos un ajo, un cuarto de cebolla, una zanahoria, una barra de apio y ponemos a hervir a fuego medio.

Cuando rompe el hervor, añadimos sal, una pizca de comino en grano, dos o tres clavos de especia, unas bolitas de pimienta, un cuarto de cucharadita de cúrcuma y un cuarto de cucharadita de jengibre. Las dejamos hervir tapadas durante veinte minutos, aproximadamente, depende de la variedad de lenteja y el tiempo que hayan estado en remojo. Pasado el tiempo, apago el fuego, retiro las verduras y conservo únicamente las lentejas cocinadas.

Realmente, y siempre desde mi opinión de hoy, no merece la pena comprar las lentejas ya guisadas, esto no quiere decir, que mañana tenga otra opinión y compre legumbres cocinadas, pero la verdad, son caras.

Y ahora que tenemos las lentejas cocinadas, hacemos una ensalada, ¿qué le ponemos?, le voy a poner pimiento rojo, cebolleta, y rabanitos, y un aliño de vinagreta con mostaza. El aliño de mostaza es un buen recurso cuando estamos acabando un bote de mostaza, antes de tirar el bote vacio, como siempre queda mostaza al fondo y las paredes, lo aprovechamos para preparar un aliño, echamos dentro del bote con los restos de mostaza el aceite, un pelín de vinagre, sal y pimienta, agitamos fuerte y al tiempo que dejamos el bote totalmente vacio de mostaza hemos preparado un aliño para ensalada.

Y así de sencillo, basicamente es como comer lentejas estofadas pero como es verano, más fresquitas. Tengo otra ensalada de lentejas publicada, con un aliño diferente y arroz, leí en un artículo que está muy bien lo de mezclar lentejas con arroz (cereal) para obtener proteina vegetal, pero por lo visto el cuerpo es muy inteligente y si comes lentejas hoy y has desayunado cereales o mañana comes arroz ya se encarga el solito de coger lo que necesita de cada cosa.
Besos y feliz miércoles,

Nota: Este blog se considera personal, no entra en la categoría de blog gastronómico.

Lentejas con Arroz en Ensalada

Aliñadas al Estilo Indio

Las lentejas con arroz aportan proteínas y aminoácidos, es un plato muy completo, y con la receta de ensalada, no solo podemos tomarlo en caliente, con el clásico plato de invierno “Guisado de Lentejas con Arroz”.

Para la elaboración necesitamos,

Ingredientes:

– 125 gr. de Lentejas, pesadas en seco.
– Un puñado de Arroz (no lo pese, algo menos de media taza)
– Una Zanahoria
– Media Cebolla
– Una cucharadita de Comino en grano
– Un cuarto de cucharadita de Curry
– Un cuarto de cucharadita de Jengibre en polvo
– Una cucharada de Semillas de Sesamo
– El Zumo de medio Limón
– Aceite de Oliva
– Pimienta
– Sal

Elaboración:

Primero vamos a cocer las lentejas y el arroz, para que se enfríe en lo que montamos la ensalada. Las lentejas las cuezo de manera tradicional, tardan poco tiempo, en 25 minutos las tenemos cocidas. Las dejo en remojo antes de irme a trabajar, y las preparo cuando llego, por lo que 8 horas de remojo suficiente. Ponemos una olla con agua, las lentejas remojadas, escurridas y lavadas, un casco de cebolla, una hoja de laurel, un ajo y unas bolitas de pimienta, nada más, queremos simplemente cocerlas.

Mientras empiezan a cocer las lentejas dejo el arroz en agua, pongo el reloj para que me avise en quince minutos. Pasados quince minutos, escurro el arroz, lo aclaro y lo incorporo a la cazuela con las lentejas, el reloj diez minutos más. No lo dejo más tiempo para que no se pase el arroz.

Una vez transcurridos los 25 minutos dejo escurriendo las lentejas cocinadas con el arroz, lo aclaro con agua fría para que pare la cocción, por eso normalmente no me molesto en echar sal.

Ahora vamos a por el aliño que es lo más divertido. Ponemos una sartén pequeña al fuego, tostamos los cominos a fuego moderado, unos 30 segundos, hasta que comience a soltar aroma. Lo echamos en el mortero y molemos.

Pelamos un ajo, lo chafamos, yo uso un prensa ajos, pero podemos picarlo muy chiquitito, lo machacamos con el comino y una pizca de sal en el mortero. Incorporamos el zumo del medio limón. Batimos y añadimos el aceite, la cucharadita de curry y la pizca de jengibre. Echamos sal y pimenta y ya tenemos el aliño.

Ahora en un bol ponemos la cebolla picada. Pelamos y picamos la zanahoria, mezclamos cebolla y zanahoria. Añadimos las lentejas con arroz y el aliño del mortero.

En la misma sartén que utilizamos para tostar el comino, tostamos las semillas de sésamo. Una vez tostadas, las pasamos al bol. Mezclamos todo bien y dejamos que repose.

 

Lentejas Estofadas con Alga Kombu

Hace unos años se pusieron de moda las algas, pero utilizar, solo utilizo los copos de Nori y las Kombu. La Kombu va muy bien para las legumbres, le da vitaminas y el sabor practicamente no se nota.

La receta es modificada de la básica de Simone Ortega “Lentejas Guisadas”, las he hecho a lo tradicional, sin olla rápida y sin TH. En la foto todos los cacharretes y las cosas que voy a utilizar, en primer plano el Libro de Simone, imprescindible, han sacado una nueva edición preciosa.

La zanahoria y el pimiento los he dejado con su film, cuando los compro los envuelvo así y los dejo en el cajón de la verdura, si una zanahoria aguanta casi dos semanas, envuelta en film aguanta tres.

Ingredientes:

Lentejas (pongo 80gr. pesado en seco por persona)
Un trozo de alga Kombu
Dos cascos de cebolla y cebolla picada (1/4 para dos)
2 Dientes de Ajo
1 Hoja de Laurel
Una ramita de perejil
Un poco de tomate triturado (unas dos cucharadas)
Pimentón de la Vera
Aceite
Agua y Sal

Opcional: Una zanahoria y una patata

Elaboración:

Dejamos las lentejas a remojo, con el trozo de alga kombu, con 6 horas suficiente.

“En una cacerola se ponen las lentejas escurridas de su agua de remojo, se les añade el laurel, los 2 cascos de cebolla, 1 diente de ajo (sin pelar) y se cubren con agua fría abundante, sin sal” (Simone)

Nota: Apunto una corrección, en vez de poner el alga al empezar a cocer las legumbres, el alga se pone con las lentejas a remojar, luego cuando ponemos la legumbre a hervir, antes de que rompa el hervor, hay que retirar el alga. Gracias Unami

Las ponemos a cocer, ahora si queremos echamos la patata y la zanahoria, si las voy a comer con arroz (proteina completa) no echo patata. Una vez roto el hervor, bajamos el fuego y preparamos el sofrito.

Sofrito:
En una sartén se pone un fondo de aceite, se añade la media cebolla picada, se sofríe un poco y se echa el tomate triturado. dejamos que se haga unos minutos, apartamos la sarten del fuego y echamos el pimentón. Removemos bien y lo volcamos todo sobre las lentejas.

En el mortero ponemos un diente de ajo pelado, un poco de sal y el perejil. Se machaca bien y se deslíe con 2 o 3 cucharadas de caldo de cocer las lentejas. Se vierte en la cacerola de las mismas. Se revuelve todo bien, rectificamos de sal y dejamos que cueza todo junto (le quedarán unos diez minutos).

Me separo un tupper para mañana y dejo lo demás en una fuente de micro para la comida. Como le he echado patata, no se puede congelar, si queremos hacer para congelar (congelan estupendamente) NO echamos patata.

Y como no tengo lavavajillas, a fregar los cacharretes

Otras Recetas con Lentejas
Ensalada de Lentejas
Lentejas Estofadas en Olla Rápida

Lentejas Estofadas

Ingredientes
200gr. Lentejas (remojadas unas horas)
Una Zanahoria
Una Patata
Media Cebolla (no muy grande, sino 1/4)
Dos ajos
Medio Pimiento verde
Una hoja de laurel
Un trocito de raiz de jengibre
Dos cucharadas de Tomate triturado
Media cucharadita de Pimentón de la Vera
Dos clavos de especia
Unas bolitas de Pimienta Negra
Aceite de Oliva
Sal

Elaboración
Ponemos las lentejas a remojo unas horas antes. Tiramos el agua del remojo y ponemos las lentejas escurridas en la base de la olla. Incorporamos una hoja de laurel, un trocito de raiz de jengibre, los clavos de especia y las bolitas de pimienta. Cubrimos de agua y encendemos el fuego a temperatura media.

Hacemos el sofrito para las lentejas, picamos los ajos y los ponemos con un poquito de aceite de oliva en la sartén. Cuando empieza a saltar el ajo, incorporamos la cebolla picada, dejamos que se rehogue un poquito y añadimos el pimiento.

Mientras se va haciendo el sofrito, pelamos y lavamos la zanahoria y la patata y las echamos a la olla. La zanahoria en daditos y la patata en cubitos cascados.

Cuando vemos que el sofrito empieza a estar le añadimos las dos cucharadas de tomate, damos unas vueltas y echamos el pimentón. Todo el sofrito lo incorporamos a la olla con las lentejas, y echamos las especias que nos faltan y la sal.

Si las hacemos en la olla rápida, tapamos cuando asoma la segunda rayita bajamos el fuego al mínimo y contamos 4´30m. Apartamos del fuego y esperamos que baje la válvula, agitamos un poco la olla y ya podemos abrirla.
En una olla normal con su tapa las dejamos hervir a fuego medio unos veinte minutos.

NOTAS para Olla Rápida:
– Si usamos vitrocerámica bajar el fuego al mínimo en el momento que sale la primera raya completa y asoma la segunda, contar a partir de ver la segunda raya completa.

– Si no vamos a vaciar la presión, contar 4 minutos.