Leche de Avena

Receta para Thermomix

La Leche de Avena es una leche vegetal que podemos usar como sustituto de la leche de vaca en el café, el té o los cereales. Prepararla en casa, si disponemos del Thermomix o Fusion Cook, es bastante sencillo. La base de la receta que he utilizado es la del recetario Vorwek de Thermomix, con algunas leves modificaciones.

Leche de Avena
Ingredientes para elaborar un litro y medio de leche:

– 1´5 litro de Agua Mineral
– 30 gr. de Copos de Avena
– 1 cucharadita de Aceite de Girasol
– 40 gr. de Azúcar Moreno
– 1 sobre de Azúcar Vainillado
– 1 pellizco de Sal Maldón

El aceite da untuosidad, se puede prescindir de echar aceite, pero la textura será más acuosa.

Elaboración:

Echamos en el thermomix el agua, sobre el agua añadimos la avena (pesada), el aceite de girasol, el sobre de azúcar vainillado, el azúcar moreno y la pizca de sal. Cerramos el thermomix, programamos 10 minutos a 90º en velocidad 5. Al terminar el tiempo y abrir la tapa, es increíble el olor tan rico y la espuma blanca que aparece arriba, de verdad que merece la pena probar esta receta por ese momento al abrir la tapa del thermomix.

Ahora colamos la leche, realmente podemos saltarnos este paso, pero queda más fina si la colamos, con un colador de tela o una bolsa de filtrado.

Una vez en la jarra podemos pasar el líquido con un colador a una botella. En las fotos he utilizado una botella de cristal, pero generalmente utilizo la misma botella del agua mineral para guardar la leche de avena en la nevera.

Una vez en la botella no es adecuado tapar en caliente por lo que, para evitar que entren bacterias, he puesto un papel de cocina doblado con una servilleta. Esta es una de esas recetas que dejan el thermomix bastante sucio, mejor lavarlo en seguida: llenamos la jarra a la mitad de agua, colocamos en la base, cerramos, ponemos el cubilete y programamos veinte segundos velocidad nueve. Tiramos el agua sucia y pasamos un estropajo suavemente por las paredes. Volvemos a llenar de agua, y nuevamente programamos veinte segundos velocidad nueve; la tapa y el cubilete los limpiamos con una gota de detergente o en el lavavajillas.