La Tortilla Francesa

Con Sartén exclusiva y Mantequilla

No pensaba yo que podía dar tanto juego una simple tortilla francesa, pero leyendo el libro de Julia Child me llamo la atención que la señora le dedica como tres o cuatro páginas al asunto, vamos que se pasa un párrafo entero hablando del batido de los huevos, unas treinta o cuarenta veces dice, se debe hacer el movimiento de batido.

Se me va la pinza pero no tanto como para ponerme a contar los movimientos de batido del huevo, pero si le hice caso en el asunto de la mantequilla y el movimiento de la sartén, Y atención: pedazo tortilla francesa más rica me quedo.

Cómo se elabora una tortilla francesa, receta de Julia Child

Ingredientes:

– Dos Huevos
– Media cucharada de Mantequilla
– Una pizca de sal

Material necesario:

– Una sartén pequeña, de 18 – 22cm, si es posible exclusiva para tortillas.

Elaboración:

Ponemos la sartén al fuego, cuando está caliente echamos la mantequilla y la movemos bien por la sartén para que impregne todo el fondo y las paredes. Cuando pierde la espuma añadimos los huevos batidos “entre 30 y 40 movimientos de batido”.

Dejamos que los huevos vayan cuajando sin mover la sartén, entonces la levantamos con sacudidas en angulo de unos 45º, para que los huevos resbalen hacia el lateral de la sartén y se enrollen sobre si mismos, esto solo sucede si hemos impregnado bien la base de la sartén con mantequilla y no tiene restos de otras preparaciones.

Finalizamos con un último alzado de la sartén, tirando del mango con los pulgares hacia abajo, mientras tenemos la tortilla en el lateral, de tal forma que gire sobre si misma.

La idea es que nos quede una tortilla cuajada pero esponjosa. Y realmente no había hecho antes tortilla con mantequilla y merece la pena, al menos hay que probarlo, es diferente.

Nota: La imagen es de un banco de imágenes libres de derechos.

Anuncios

Ensalada Campera

Ensalada de Patata

A estas alturas del verano, y lo que es peor, a estas alturas de blog ¿es posible que no tenga publicada la receta de la Ensalada Campera?. Pues si señor, después de estar escribiendo un blog de recetas de cocina desde el año 2007, pasados siete veranos y a punto de terminar el octavo, nunca había publicado la receta de la ensalada más típica, la ensalada de verano por antonomasia, la reina de los aperitivos veraniegos.

Pero no nos preocupemos, aquí la traigo, redactadita y preciosa, con sus fotos y todo, viene de prestado de “Cocina en Olla Rápida“, pero viene, y como no puede faltar esta receta esencial, hoy publicamos: Ensalada Campera.

Hay muchas formas de preparar la Ensalada de Patata, muchas recetas y variantes, pero lo básico es siempre lo mismo, patatas y huevo con pepino tomate y pimiento, no puede faltar la cebolla y le alegra unos trozos de bonito en escabeche. En esta ocasión me he permitido cocer, tanto las patatas como los huevos, en versión express, he ahorrado tiempo y energía, y creo que queda estupendamente.

Ingredientes para dos personas,

Para la Ensalada:

– Dos Patatas medianas o una grande
– Dos Huevos
– Un Pimiento verde
– Un Pepino
– Un Tomate
– Una Cebolleta, o media si es grande
– 100 gr. de Bonito en Escabeche (puede sustituirse por atún)

Para la Vinagreta:

– Una cucharada de Vinagre de vino
– Tres cucharadas de Aceite de Oliva
– Una pizca de Sal

Elaboración:

Vamos a cocer las patatas y los huevos en la Olla Rápida, con el mismo método que la Ensaladilla Rusa. Ponemos en el fondo de la olla las patatas y echamos agua hasta cubrir. Añadimos las patitas y el accesorio de vapor y ponemos encima los dos huevos.

Cerramos la olla, encendemos el fuego y esperamos a que suban las dos rayitas (presión 2); bajamos el fuego al mínimo y contamos seis minutos.

En el tiempo que cocemos las patatas y los huevos vamos a preparar los demás ingredientes de la ensalada. En esta ocasión, como la estaba preparando para llevar, he utilizado un tupper. En el fondo del tupper, donde luego transportaré la Ensalada, echo una cucharada de vinagre, añado la sal y mezclo hasta que la sal se integra en el vinagre, entonces añado las tres cucharadas de aceite y mezclo nuevamente. Voy a ir cortando los demás ingredientes e incorporándolos a la vinagreta.

La cebolleta en brunoisse, el pimiento y el tomate en dados. El pimiento lo cortamos siempre por la parte de dentro, con la piel hacia abajo, tras retirar las semillas y los filamentos blancos.

El pepino lo he pelado, en algunas ocasiones lo utilizo bien lavado sin pelar, pero para esta ensalada, como ya tengo color verde del pimiento, prefiero pelarlo: primero corto los dos culos del pepino y los froto contra el propio pepino porque en algún sitio leí que así no amargan, luego lo pelo con el pelapatatas que resulta muy sencillo, finalmente lo corto en dados, primero lo corto a la mitad, lo apoyo en la tabla y lo corto en tiras, junto todas las tiras y hago dados.

Mezclo con la vinagreta la cebolleta, el pimiento, el pepino y el tomate; más o menos he tardado el tiempo de cocer las patatas y los huevos, seis minutos, por lo que aparto la olla del fuego, dejo escapar el vapor y con un guante para no quemarme retiro los huevos, los pongo bajo el chorro de agua fría para refrescarlos. Las patatas las saco pinchándolas con un tenedor, y en caliente, sujetas en el tenedor, retiro la piel, es muy sencillo y sale muy fácil, solo hay que tener cuidado de no quemarse.

Corto patatas y huevos, echo un poquito de sal sobre la patata (no eche sal al agua de cocción), y lo incorporo a la ensalada, añado el bonito en escabeche, y remuevo todo bien. Ya tengo mi ensalada preparada y lista para llevar.

Al hilo de esta receta os cuento, que he pensado en varias ocasiones, que por considerar algo conocido y cotidiano, lo descartamos, lo valoramos poco, y con el tiempo nos damos cuenta que las cosas más sencillas, las que ignoramos a veces, son importantes.

Feliz vuelta de las vacaciones ¡¡¡

Ensaladilla Rusa en Olla Rápida

Una Ensaladilla Casera en menos de Diez Minutos

Ingredientes
2 patatas
2 zanahorias
Guisantes Congelados
2 Huevos
1 lata de Atún en Aceite
Aceitunas sin Hueso
Una latita de Pimiento Morrón

Para la Mayonesa:
Zumo de 1/2 Limón
1 Huevo
400 gr. Aceite de Girasol
Sal

Para hacer la clásica Ensaladilla Rusa no es necesario dedicar media mañana a cocer cada ingrediente por separado, podemos hacerlo todo junto en la olla rápida y mientras se cuece la verdura, prepar la mayonesa.

Cocemos las patatas, las zanahorias, los huevos y los guisantes, todo junto en diferentes alturas, con la ayuda del accesorio de vapor, en la parte de abajo de la olla ponemos las patatas con su piel y las zanahorias, cubrimos de agua e introducimos el accesorio para sujetar la parte calada de cocción al vapor.

En el portacomidas calado ponemos los guisantes congelados y los dos huevos. Cerramos la olla, ponemos la tapa de presión, encendemos el fuego y cuando sale el primer anillo bajamos al mínimo el calor. Contamos siete minutos.

En estos siete minutos hacemos la mayonesa, es muy fácil, en el vaso de la batidora echamos el huevo, una pizca de sal, el zumo de medio limón o vinagre y el aceite, uso de girasol para que no tenga un sabor tan fuerte. Metemos el brazo de la batidora hasta el fondo, sin miedo, y le damos caña, es la mejor forma de hacer mayonesa y que no se corte. Una vez levantada la mayonesa, apartamos un poco en una taza para la decoración y lo demás lo echamos en la fuente donde vamos a mezclar la ensaladilla.

Como ya habrán pasado los siete minutos, apagamos el fuego, apartamos la olla, dejamos salir el vapor y abrimos, arriba tenemos los huevos cocidos y los guisantes y abajo las patatas y las zanahorias. Refrescamos con agua fría y pelamos las patatas para cortarlas en daditos. Las zanahorias las cortamos en cubitos y vamos mezclando todos los ingredientes con la mayonesa.

Abrimos la lata de pimientos morrones y cortamos una tiritas para decorar, lo demás lo mezclamos con el atún. Con las aceitunas también hacemos unos aros para la decoración.

Respecto a los huevos al vapor, en algúna ocasión los he hecho quitando la cascara y enrollandolos con film, pero ultimamente los pongo enteros, lo peor que me ha pasado es que la cascara apareciera con una grieta, pero el huevo entero y cocido, la verdad es que los lavo antes por algo que leí no me acuerdo dónde, en fin, si alguien sabe alguna razón “científica” por la que no deban cocerse los huevos al vapor con cáscara que me lo cuente, porque llevo todo el verano haciendo los huevos al vapor en la olla rápida. (Por cierto, en este caso he utilizado la Perfect de WMF, también tengo la Perfect Pro)

Mmmmhh… las vacaciones bien, gracias.

Tiramisu sin Nata

La Receta Original

Muchas recetas de Tiramisú llevan nata, es curioso, al igual que en las recetas de Carbonara, casi siempre se utiliza nata. En los libros y blogs italianos no utilizan nata para hacer el Tiramisú, y por supuesto tampoco utilizan nata para la Carbonara. Me he decidido a preparar un Tiramisú sin añadir nata, he mirado varias recetas, en el libro Cuchara de Plata viene la receta con 400 gr. de Mascarpone y sin Brandy, es una referencia valiosa, pero me he decidido por usar 250 gr. de Mascarpone y no prescindir del Brandy. También me he decantado por utilizar tres yemas y cuatro claras, la razón es muy sencilla, voy a montar las claras en el thermomix y montan mejor cuatro que tres.

Ingredientes:
250 ml. de Café frío
250 gr. de Queso Mascarpone
3 Yemas de Huevo
4 Claras de Huevo
3 Cucharadas de Brandy
Un sobre de azúcar vainillado (opcional)
100 gr. de Azúcar Glass
28 Bizcochos de Soletilla (200 gr.)
Un pellizco de sal
Cacao puro para espolvorear al final

Elaboración:
En un recipiente donde podamos mojar los bizcochos a lo largo, mezclamos el brandy con el café, reservamos.

Separamos las claras de las yemas con cuidado que no caiga nada de yema en la clara. Batimos fuerte las yemas con el azucar glass, el azucar vainillado y un pellizco de sal hasta que se forme una crema espesa. Si vamos a batir en la Thermomix, añadimos las yemas, el azúcar y la sal, ponemos la mariposa y programamos velocidad 3 ½ (apróx. 1m.)

Una vez tenemos batidas las yemas con el azúcar, incorporamos el queso Mascarpone y volvemos a batir fuerte. En la Thermomix, mezclamos a velocidad 3 ½ durante otro minuto aproximadamente. Retiramos la mezcla a un bol grande.

Esta crema de Mascarpone la vamos a unir a las cuatros claras montadas a punto de nieve. Para montar claras en la thermomix, la cuchilla, el vaso y la mariposa tienen que estar muy límpios, sin restos de grasa. Las claras tienen que estar perfectamente separadas de las yemas. Lo normal es montar 4 claras, es la cantidad que cojen bien las cuchillas y además para el tiramisú con tres yemas la cantidad es ideal. Echamos las claras en el vaso, añadimos unas gotas de limón o vinagre, un pellizco de sal, ponemos la mariposa y programamos 4 minutos a velocidad 3. Pero nos quedamos mirando por el bocal, veremos como empiezan a montarse, llegará un momento que las claras cubrirán la mariposa como una nieve envolvente, estamos pendientes y cuando veamos que etán montadas, bajamos lentamente la velocidad y apagamos, en mi caso tardaron tres minutos en montarse.

Una vez montadas las claras, mezclamos con la crema de Mascarpone, tiene que quedar como una mousse. Echamos las claras montadas sobre la crema de mascarpone y con una pala, o una lengua de pastelería, vamos haciendo movimientos envolventes de abajo arriba, suavemente para que se mezcle, una vez mezclado podemos probarlo porque está riquísimo.

Ahora vamos a montar el tiramisú, en la mayoría de los sitios lo montan en dos capas, es decir bzcochos + crema + bizcochos + crema, yo anteriormente lo hacía en tres, porque utilizaba un molde de Plum Cake, pero ya que estoy haciendo un tirmisú original y sin nata, pues he querido mantener también el número de capas, osea dos, y tenía un problema, tengo dos moldes de pyrex cuadrados, para esta cantidad tenía que hacer dos Tiramisús, uno más grande y uno más pequeño, estuve tentada de hacer dos, porque además siempre sobra y así ya queda perfectamente guardado, pero al final me decidi a probar en la fuente achaflanada, no es ovalada es casi rectangular pero redonda en los bordes. Primero medi los bizcochos y me salían dos capas de catorce, ocho en medio, dos a lo largo y un tercero de cierre. Como veréis el tiramisú ha quedado con un aspecto más rústico, pero a mi me gusta.

Vamos mojando los bizcochos en la mezcla de café y licor y haciendo una base, después de poner toda la primera capa, ponemos crema de forma que cubramos los bizcochos pero que no caiga por los lados, que queden bien cubiertos los bizcochos, e iniciamos una segunda capa, vamos mojando y colocando en el mismo orden que los de abajo. En esta segunda capa el tercer bizcocho de cierre lo he puesto en la planta de arriba.

Y cubrimos con la crema hasta agotarla, y así tenemos nuestro tiramisú de aspecto rústico, ahora le pongo una capa de film y a la nevera, tiene que reposar al menos dos horas antes de cubrirlo con cacao en polvo espolvoreado. Yo lo voy dejé toda la noche. Una cosa importante, como el huevo está crudo, no es un postre que aguante muchos días en la nevera, aunque está mejor de un día para otro tampoco es conveniente dejarlo muchos días sin consumir.

La verdad es que el postre era para la cena de Nochevieja, asi que la foto preciosa espolvoreado de chocolate ha tenido que ser suistuida por esta cojida de medio lado y el día siguiente. Pero de verdad que sin nata queda de muerte, ahora es mi postre favorito sin ninguna duda.

Tengo publicada otra receta de Tiramisú, del 2008, pero en aquella ocasión lo hice con nata, este queda mucho mejor, al menos a mi me gusta más, claro, que también me gusta más la carbonara sin nata ¡¡

Canapés de Yema con Sal Negra de Hawai

Cocina en Frío

Con una técnica de cocina en frío a nivel casero podemos preparar yema para canapes, el sistema es sencillo, solo necesitamos un hueco en el congelador y algo de tiempo.

Los ingredientes, huevos frescos camperos y la base de canapé que más nos guste, tostaditas de pan o blinis. Para preparar la yema ponemos en una taza film de cocina, cascamos el huevo sobre el film y cerramos haciendo una bolsita, la metemos en el congelador y la dejamos cuatro días.

Pasado este tiempo sacamos la bolsita con el huevo y lo dejamos descongelar en la nevera, una vez descongelado abrimos la bolsita y desechamos la clara, nos quedamos solo con la yema. La yema se ha cocinado por frío y queda con una textura tipo paté.

Hasta ahora no conocía la sal negra, y realmente me ha parecido genial, las lascas de sal están muy bien, pero realmente no decoran, la sal negra no solo da un sabor muy rico sino que queda muy graciosa y decorativa en los canapes.

Con una yema podemos untar unos seis canapes, asi que es solo contar cuantos canapes vamos a preparar y meter con antelación los huevos al congelador, simplemente con sal queda muy bien, pero también podemos usarlo de base y poner una lasca de jamón encima, o unos taquitos de bacon, cebollino… lo que se nos ocurra.

Si tenéis problema para encontrar la sal negra, una opción esSeleqto, la tienda de productos gourmet on line.

Feliz domingo ¡¡

Revuelto de Setas

Huevos ¡¡ Un revuelto no es una tortilla.

Una cosa es una tortilla francesa, o una tortilla rellena, y otra cosa es un revuelto. Si batimos los huevos y los echamos sobre lo que vayamos a revolver, ya sean gambas, gulas o setas, como en este caso (las Portobello que me sobraron de la Hamburguesa) en el fondo nos queda una tortilla churra, la idea del revuelto es echar los huevos enteros, dejar que la clara cuaje un pelín, y con el fuego apagado romper las yemas, de forma que las cuaje el calor de la sarten. Si esto se hace bien queda un revuelto estupendo.

A mi no me quedo estupendo, porque estaba sola cuando se me ocurrió publicar un revuelto y al coger la camara para hacer las fotos para mi gusto quedo un pelín blanca la clara, pero al lío, que si se hace bien queda riquísimo.

Ingredientes:
– Setas (o gambas, gulas, trigueros …)
– Dos Huevos
– Dos Ajos
– Perejil
– Sal y Pimienta
– Aceite de Oliva

Elaboración:

Ponemos el aceite (no mucho) a calentar en la sarten, echamos el ajo laminado y rehogamos las setas.

Cuando tenemos las setas rehogadas, pero no mucho que queden pelín al dente, cascamos encima los huevos.

Removemos la clara, apagamos el fuego y rompemos las yemas.

Presentamos con unos triangulos de pan