Fabada en Olla Rápida

Me ha quedado de morir, tengo dos formas de hacer fabada, el modo tradicional y el modo eco-express, ahorras tiempo y dinero, porque la vitrocerámica consume energía y con la olla rápida acortamos muchísimo el tiempo de cocción.

Una cosa importante, hay una gran diferencia entre echar todos los ingredientes de una fabada en una olla a presión, donde los resultados dejarán bastante que desear, y acortar el tiempo gracias a la olla a presión. Mi olla es una WMF Perfect, de unos seis años y que funciona como el primer día, solo le he cambiado la goma de la tapa.

Ingredientes:
300gr. de Alubias o Judias Blancas (Fabes)
Un Compango Asturiano (Chorizo, morcilla y lacón)
Una Cebolla
Un Ajo
Unas hebras de Azafrán
Una pizca de Cúrcuma (opcional, es solo para dar color)
Una pizca de sal


Elaboración:
La fabada la hacemos en dos tiempos con un previo. La vispera dejamos las alubias en remojo, deben estar al menos 12 horas.

PREVIO:
Ponemos las alubias con agua fría al fuego, sin la tapa de presión, cuando rompe el hervor vamos a espumar, nos ponemos al lado de la cazuela el mismo cacharro donde remojamos las alubias, por ejemplo, y con una paleta vamos quitando toda la espuma blanca que se forma en la parte de arriba al hervir.


Tiramos todo el agua y echamos agua fría, volvemos a poner a hervir y seguimos espumando.

Otra vez tiramos el agua, y ahora enjuagamos la cazuela, que no quede nada de espuma blanca, rellenamos nuevamente de agua fría. En total tiramos el agua tres veces.

PRIMER TIEMPO:
Tenemos la olla con las alubias y agua fría, metemos en el centro la cebolla, el ajo y a los lados el chorizo y el lacón.


Cerramos con la tapa de presión y dejamos que coja fuerza, las legumbres se hacen con los dos anillos fuera, yo voy a tratar de hacerlas al uno y medio, y el mismo tiempo que los garbanzos, pero no a presión fuerte sino casi fuerte, las alubias son muy delicadas, se nos pueden romper a plena presión, por tanto cuando sale el primer anillo y antes de que asome el segundo pongo la vitro al mínimo y cuento seis minutos (en otro tipo de olla sería el tiempo de los garbanzos).

Pasados seis minutos, retiro la olla del fuego y dejo que pierda la presión, sin forzarla.

SEGUNDO TIEMPO:
Abrimos la olla e incorporamos la morcilla y el azafrán que abremos machacado en el mortero con la sal y una pizca de cúrcuma.

Cerramos la olla, ponemos la tapa de presión, dejamos que suba un anillo y contamos la mitad del tiempo anterior, es decir, tres minutos.

Retiramos del fuego y dejamos que pierda la presión tranquilamente.


Y ya está, ahora tenemos una fabada y hemos tardado aproximadamente media hora, con unas alubias suaves y la morcilla en su punto, si hubieramos echado la morcilla al principio se hubiera desintegrado, de hecho, en esta ocasión el compango era un poco más normalito y la morcilla se a abierto algo por los bordes. Tampoco he usado alubias enormes sino las normales de riñón.

Ahora las paso a una fuente de barro y tan bonitas para comer mañana.

Fabada Asturiana

Ingredientes

350gr. Faba Asturiana
Un Compango Asturiano: Chorizo, Morcilla y Lacón
Una Cebolla
Un Diente de Ajo
Unas hebras de Azafrán


(Las fotos están un poco churras porque me confundí con el enfoque automático)

He dejado la bolsa de las fabas porque quiero destacar el sello regulador de la denominación de origen, estas fabas las venden en supermercados como Alcampo, no salen mucho más caras que unas alubias blancas buenas y merece la pena.


Preparación

Poner las fabas a remojo en agua fría al menos 12 horas.

Escurrimos del agua de remojo y las echamos en una cacerola cubiertas de agua fría. Las ponemos al fuego y tapamos la cazuela. Cuando empiezan a hervir, espumamos. Con cuidado tiramos todo el agua y rellenamos de agua fría, al echar el agua, no dejamos que caiga del grifo a las fabas, apoyamos en un lateral de la cazuela.


Este susto se lo damos tres veces, las dos primeras una vez empieza a cocer, espumamos y tiramos el agua, rellenamos y tapamos. En la tercera una vez espumamos y tiramos el agua, dejamos las fabas en el cacharro donde las remojamos y aclaramos la cazuela con agua fría, que no quede nada de espuma en las paredes, echamos agua, las fabas y al fuego.

Ahora ponemos el fuego medio, metemos la cebolla, el ajo y el compango. Y dejamos que hierva despacito echándole un ojo de vez en cuando.


Tenemos que dejar cocer “lentamente procurando que siempre estén cubiertas de agua para que no se rompan. Como se van secando a medida que cuecen, se añade agua fría en pequeñas cantidades para romper el hervor y que sigan cociendo despacio” Nota.

A la hora de estar cociendo, ponemos las hebras de azafrán en un mortero y machacamos hasta reducir a polvo, podemos ayudarnos con un poquito de sal, pero con cuidado porque el embutido ya va a darle bastante gusto. Lo incorporamos y probamos de sal.


Cuando las fabas están tiernas se deja reposar. La fabada está mejor de un día para otro.

Como somos dos, retiro el embutido y el lacón y lo corto a la mitad, separo las fabas en dos partes, una la congelo y otra la dejo para comer el día siguiente. Aquí en la foto están aún calientes, en cuanto enfrían el caldo espesa un poquito más y quedan estupendas.


Método express:
Este es el método tradicional, pero también he hecho fabada en olla rápida en seis minutos, no queda igual pero queda bien, eso si, la morcilla hay que echarla a los tres minutos dejando salir el vapor y abriendo la olla, porque si la ponemos desde el principio se desintegra.

Nota: De la web http://www.faba-asturiana.org. Parrafo de la receta del restaurante LA MAYACINA (Mieres – Asturia). Cocinera: Dª. ROSA Mª. DEL FUEYO ARGÜELLES