Caldo Mágico

Para el Tono Físico y la Salud Espiritual

Sin olvidar sus buenas propiedades para el hígado y la circulación de la sangre. Un caldo muy aromático que tiene como ingrediente principal el ajo, os recomiendo probarlo, porque está muy rico, y después de los excesos, una taza de caldo caliente y ligero sienta muy bien. Suelo preparar medio litro, que son dos tazas, pero se pueden doblar las cantidades y hacer un litro.

Ingredientes:

– Tres Ajos
– Una rodajita de Raíz de Jengibre (del tamaño de un ajo)
– Media hoja de Laurel (o una hoja pequeñita)
– Un Clavo de especia
– Una cucharada escasa de Aceite de Oliva Virgen (primera presión en frío)
– Un poquito de Pimienta Negra (un vuelta de molinillo)
– Un poquito de Cúrcuma (lo que cogemos con la punta del cuchillo)
– Un poquito de Tomillo (una pizca)
– Un poquito de Perejil (seco)
– Un poquito de Sal
– Medio litro de Agua

Elaboración:

Se que la cantidad “un poquito” es muy imprecisa, quizá debería poner un cuarto de cucharadita pero esa medida me parecería más apropiada para un litro de caldo, es decir, seis ajos, y sinceramente, los “poquitos” entendidos como octavos de cucharadita o lo que se coge con la punta del cuchillo, creo que pueden ser válidos. De todas formas, lo importante es que no me olvide como lo he hecho porque está de muerte.

Pelamos los ajos y quitamos la piel a la rodajita de jengibre. Ponemos el medio litro de agua en el vaso del thermomix, echamos todos los ingredientes, y programamos: 25 minutos, 100 grados, velocidad 1. Acabado el tiempo trituramos 20 segundos a velocidad 8. Rectificamos de sal y ya tenemos nuestro Caldo Mágico listo para tomar.

Quién dice Thermomix, dice MyCook y maquinas similares. Si no tenemos máquina, hervimos a fuego medio la mezcla y la pasamos por la batidora para que emulsione. El caldo debe quedar con el aspecto de la foto.

Anuncios