Kofta, albóndigas orientales

Con especias y asadas al horno

Con carne picada de ternera podemos preparar unas koftas, son como nuestras albóndigas de siempre pero mucho más especiadas, tienen un sabor muy rico y es una forma de dar salida a la carne picada en un plato sencillo con un toque de lo más especial.

Existen multitudes de recetas de koftas, todas tienen más o menos la misma base, pero hay una diferencia importante: la cebolla. Con cebolla me parece que quedan menos “orientales” cogen un sabor más conocido, mientras que si prescindimos de la cebolla personalmente me parece que están mejor.

Ingredientes: (para dos personas)

300 / 350 gr. de Carne Picada de Ternera
20 gr. de Pan Rallado
Una pizca de:
– Cayena Molida
– Comino Molido
– Jengibre Molido
– Curry
Un Ajo machacado
Media cucharadita de Oregano
Dos cucharaditas de Aceite
Un poquito de Sal
Un Huevo o una cucharadita de harina de garbanzo disuelta en dos cucharaditas de agua

Elaboración:

Para coger la “pizca” utilizo la parta de atrás de una cucharilla, realmente no sabría precisar la cantidad en gramos. La idea es mezclar todos los ingredientes con la carne picada, cuanto más mezclemos mejor quedarán, una vez todo mezclado dejamos la carne en forma de bola, cubierta con film, para que repose al menos tres horas, una buena idea es preparar la mezcla por la noche para comer al día siguiente (por supuesto, guardamos la carne en la nevera).

Antes de empezar a preparar las koftas, encendemos el horno a 200º. Cogemos la carne reposada con las especias, y vamos a ir formando pequeñas bolitas, para que nos queden más o menos iguales, he usado unos moldes de mini muffins de silicona, pero perfectamente podemos prescindir de ellos. Con el spray de aceite salpico el molde, si no tenemos spray con una gotita de aceite y un pincel, vamos untando un pelín la base, muy poquito. Nos mojamos las manos en agua y cogemos pedacitos de carne dandoles forma redondeada. Mojarnos las manos es importante para que no se nos pege la masa.

Una vez todas las bolitas preparadas, bajamos la temperatura del horno a 180º y las horneamos, aproximadamente en ocho o diez minutos estarán listas, hay que tener en cuenta que en el horno y usando este tipo de molde o base de silicona, la carne se dora antes por debajo que por encima, si esperamos a ver la carne dorada por encima se nos habrá secado en exceso por debajo, por tanto es mejor sacar y dar la vuelta a una, ver si está dorandose, y decidir si las dejamos un pelín más o las sacamos, que esperar a que nos queden todas secas.

En unos días publicaré la versión vegetal de las koftas, a las cuales les agradezco lo mucho que me han hecho pensar.

Anuncios

Tortelloni de Verduritas Asadas con Nata Especiada


Compra caprichosa que hice el otro día, y que riquísimo, la pena… que no es para todos los días, porque la pasta fresca de Buittoni estaba a 2,29 el paquetito de 250gr. y la Nata Kaiku Especial Pasta no mire el precio, me gusto la imagen.

En 10 minutos preparamos un plato de pasta estupendo: Tortelloni de Verduritas Asadas con Nata Especiada y Pimiento

Ingredientes:

– Un paquete de Tortelloni de Verduritas Asadas.
– Un brick pequeño de Nata.
– Un Ajo.
– Dos Clavos de especia, una pizca de Oregano, una pizca de Tomillo, una pizca de Comino en grano, una Cayena y una baya de Cardamono (especias secas).
– Media Cebolla.
– Un Pimiento verde.
– Un toque de Pimienta Negra y Nuez Moscada recien molida.
– Aceite de Oliva.
– Sal fina y Sal gruesa.
– Parmesano rallado para espolvorear sobre la pasta (opcional)

Elaboración:

Ponemos una olla grande con abundante agua a hervir.

En una sarte ponemos un fondo de aceite, el ajo bien picado y las primeras especias (clavo, oregano, tomillo, comino, cayena y cardamono). Cuando el ajo empieza a saltar incorporamos la media cebolla bien picadita y el pimiento en tiritas finas.

En aproximadamente tres minutos se irá pochando, y el agua de la cazuela empezará a hervir a borbotones, en ese momento echamos un poco de sal gruesa y los tortelloni.

Tenemos el sofrito blando pero aún al dente, incorporamos la nata damos unas vueltas y aderezamos con una pizca de sal, pimienta negra y nuez moscada.

En dos minutos cogemos un cazo del agua donde cuecen los tortelloni y se lo echamos a la nata especiada.

Un minuto más, han pasado cinco desde que echamos los tortelloni, los escurrimos del agua e incorporamos a la nata especiada, unas vueltas todo junto y servimos con parmesano recien rallado.

Está de morir.

Filetes de Pollo Rellenos de Navidad


Aprovechando que hoy tengo el día libre, y que es Acción de Gracias, he hecho una prueba para Navidad. Este año he pensado en poner algo sencillo, mis probatinas rondan las Verdinas con Gambas de primero y de segundo Pollo Relleno. Me centro en el asunto del pollo, y dejo las verdinas para otra ocasión.

El año pasado saque una receta de una revista que quedo muy bien, los Picantones de Navidad, aunque finalmente no los hice porque me parecía muy engorroso a la hora de comerlos, con tanto huesecito, además no estaba segura de cómo les sentaría el recalentado. Y es que las cenas suelo tenerlas hechas, que me gusta tomarme un vino y no es plan de enredar en la cocina.

Total que como tenía dos filetes de pechuga de pollo de corral, se me ha ocurrido probar a rellenarlos con la farsa de los picantones (manzana, pasas y piñones), darles una vuelta en la sarten y cocerlos con unas patatas. La salsa para la cocción la he hecho con el majado de especias (canela, jengibre, clavo y un ajo), como en la receta de picantones, acompañado de vino de jerez, un vasito de agua y el aceite donde doramos los filetes rellenos. Estuve barajando la posibilidad de hacerlos al horno pero creo que quedarían secos.

Como tenía solo dos filetes para rellenar, me he pasado con la cantidad de farsa, asi que he aprovechado y lo he incluido en la cazuela para la cocción. Un detalle sobre las patatas, que tendrán que ir torneadas si finalmente uso esta receta para la cena. En cuanto al resultado y la idea de rellenar filetes de pechuga, no esta mal, si le pillo el punto al asunto del bridado, que no era capaz, todo pura tonteria, que hace tiempo que no brido nada y no me acordaba de como pasar el hilo.

En definitiva, que ya he probado la salsa y las patatas han quedado estupendas, yo creo que puestos a prepararlos definitivamente quizá tendría que rellenar algo más grande, tipo pechuga de pavo, ya veremos.

En fin, por ahora aquí se quedan las fotos de las primeras pruebas, me he salido a la terraza a ver si pillaba la “luz buena” … jeje … creo que no la he pillado.


Estoy feliz como una perdiz.

NOTA posterior a la publicación: Tras comernos los filetes rellenos prometo fotos del proceso de rellenado y receta con todos sus detalles porque estaban de morir y está es seguro mi apuesta para el segundo de la cena.
¡¡¡ vivan los viernes ¡¡¡¡