Arroz con Trompetas de la Muerte

Espárragos Verdes y Almejas Congeladas

Esta es una de esas recetas que te hacen pensar lo maravilloso que sería poder usar productos frescos, y es que esto mismo, con unos espárragos naturales, una almejas de carril y una setas frescas, puede ser increible, pero ante la falta de mercancia de mercado, nos conformamos con un sabor muy especial y realmente rico, con abundancia de almejas, aunque sean congeladas, y un arroz aromático con ese gustillo tan especial de las trompetas de la muerte.

Ingredientes:
165 gr., más o menos una taza, de arroz blanco
8 g., aproximadamente medio bote o un puñado, de setas secas, Trompetas de los Muertos
Un paquete, 250gr., de Almejas congeladas
Un puñadito de Garrafón
Un bote pequeño de Espárragos Verdes cortos
Dos Ajos
Un par de cucharadas de Tomate triturado
Un pellizco de Sal
Una hebras de Azafrán
Un chorretón de Aceite de Oliva

Elaboración:
Dejamos descongelando las almejas en un bol con agua fría, al mismo tiempo, ponemos en remojo las setas secas y sacamos el garrafón, también uso el congelado de venta en Mercadona, de su marca blanca. Cuando todo está descongelado y las setas bien hidratadas, vamos a empezar nuestro arroz encendiendo el horno a 200º.

Colamos el agua donde hemos tenido en remojo las Trompetas de los Muertos, como vemos en la foto, ya están hidratadas. El agua de las setas secas hay que colarla de tal forma que el líquido quede sin restos de arenilla, para ponerla a hervir en un cazo junto a la cazuela donde vamos hacer el arroz. Para el arroz uso una cazuela tipo sartén, grande, redonda y planita con asas desmontables, perfecta para ir al horno. El sistema es el mismo que en casi todos los arroces que están publicados, caliento el aceite de oliva, echo los ajos laminados, cuando empiezan a saltar incorporo las setas, rehogo y añado el garrafón, añadimos también el arroz.

Rehogamos el arroz y añadimos las dos cucharadas de tomate. En el mortero hemos machacado las hebras de azafrán con un pellizco de sal, echamos el azafrán machacado con la sal sobre el tomate. Y vamos a rehogarlo todo junto, no mucho tiempo, simplemente damos unas vueltas.

Ahora vamos a añadir el caldo caliente, que realmente es el agua de remojo de las setas. Añadimos el caldo, apagamos el fuego, colocamos el arroz bien extendido por toda la paellera, colocamos los espárragos verdes y encima las almejas, movemos la sarten para que se asiente antes de introducirla al horno.

Al introducirlo en el horno bajamos la temperatura a 180º, y dejamos que se seque el arroz, aproximadamente veinte minutos. Una vez el arroz seco, lo sacamos del horno y dejamos reposar cinco minutos.

Ya tenemos nuestro arroz con setas secas, trompetas de los muertos, almejas congeladas y espárragos verdes, a la espera de tiempo mejores y productos frescos.

Espárragos Verdes en Ensalada de Pasta

Ingredientes:
150gr. de Espirales Integrales
Un manojo de Espárragos Verdes
Una cucharada de Pasas
Una cucharada de Piñones
Un cuarto de cebolla (opcional)

Para la vinagreta:
Sal
Vinagre de Modena
Vinagre de Manzana
Una cucharadita de Mostaza de Dijón
Aceite de Oliva Virgen
Pimienta

Un manojo de espárragos verdes y una ensalada de pasta, algo sencillo y muy rico. Lo espárragos verdes tienen su aquel, porque los ves, te gustan, los compras y luego no sabes para qué usarlos, pero son tan monos y verdes, que da gusto comprarlos.

Hay un truco para los espárragos, partirlos a su aire, si coges un espárrago y lo sujetas con ambas manos, haciendo un poco de presión se partirá por donde quiera, pues la parte de abajo es la parte dura que usamos de manera secundaria y la parte de la punta la parte tierna. Si pruebas a intentar forzarlos para que se partan más abajo o más arriba no les da la gana, ellos se parten por donde quieren, y los hay muy delgados que se parten muy arriba y muy gordos que se parten más abajo, y es que los espárragos son muy suyos.

Para que no tengamos remordimiento de tirar la parte de abajo, la usamos para un caldo o una crema, yo suelo echar una cebolla, zanahoria, ajo y unas cuantas especias y con ello algo un caldo ligero de verduras, que me sirve de fondo para, por ejemplo, un risotto.

La ensalada, osea la receta, cocemos la pasta integral en agua con sal y refrescamos, mejor dejarla al dente.

En el cuenco donde vamos a servirla echamos la sal y el vinagre de modena y manzana, removemos bien, una vez tenemos la sal diluida en el vinagre, añadimos la cucharadita de mostaza de Dijon, volvemos a remover e incorporamos el aceite, echamos un pelín de pimienta y probamos, si está a nuestro gusto, OK.

Echamos sobre la vinagreta las pasas, los piñones y la cebolla, en esta ensalada la cebolla es opcional, no pasa nada si no nos apetece echar cebolla, está igual de rica.

Los espárragos los hemos cortado a trocitos, dejando más grande la parte de las puntas, una vez cocida la pasta, cambiamos el agua y cocemos un momento los espárragos, poco tiempo, con tres minutos suficiente y refrescamos rápido en agua fría para parar la cocción y que queden verdes.

Mezclamos la pasta y los espárragos con la vinagreta, las pasas y lo piñones y ya tenemos una estupenda ensalada de pasta.

Por cierto, la pasta era integral ecológica, que tienen en oferta en alcampo la pasta ecológica de su marca propia a un euro, no está mal, y para ser ecológica no es cara.

Feliz día.

Tapa templada de Anchoas Serrats

Y una segunda tapita con las conservas Serrats, en esta ocasión he utilizado las anchoas. Me ha llamado la atención que la lata es algo mayor que las habituales de anchoas, venían unas anchoas gorditas y sin pelos, de muy buena calidad.

Ingredientes:
Una lata de Anchoas Serrats
Pan de Centeno
Queso Rulo de Cabra
Un bote de Esparragos verdes de tamaño medio (los cortos)
Un poquito de tomillo y un pelín de pimienta

La idea de la tapa es muy sencillita, utilizo tres sabores fuertes y la mezcla me gusta. Lo primero es cortar cada rebanada de pan en tres, en forma alargada, según el número de anchoas necesitaremos más o menos pan, es este caso use tres rebanadas.

Sobre cada rebanada pongo una tira de queso de cabra y uno o dos espárragos, espolvoreo con tomillo y un pelín de pimienta, y lo meto al horno hasta que el queso coje temperatura pero lo saco antes de que funda.

Una vez fuera del horno coloco la anchoa encima. No me gusta meter la anchoa al horno. Los coloco todos en un plato, para que quede bonita la foto me como los que sobran, este es el fallo cuando tengo invitados, que me voy comiendo las cosas que sobran para que la presentación quede chula y cuando llego a la mesa no tengo hambre

Buenísimas las anchoas, la verdad.

Y con esta entrada me despido hasta el 2010, que paseis unas buenas fiestas y os salgan bien las comidas si os toca cocinar. Yo espero recibir el año nuevo con una lista de buenos propósitos.

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO