Ensalada Campera

Ensalada de Patata

A estas alturas del verano, y lo que es peor, a estas alturas de blog ¿es posible que no tenga publicada la receta de la Ensalada Campera?. Pues si señor, después de estar escribiendo un blog de recetas de cocina desde el año 2007, pasados siete veranos y a punto de terminar el octavo, nunca había publicado la receta de la ensalada más típica, la ensalada de verano por antonomasia, la reina de los aperitivos veraniegos.

Pero no nos preocupemos, aquí la traigo, redactadita y preciosa, con sus fotos y todo, viene de prestado de “Cocina en Olla Rápida“, pero viene, y como no puede faltar esta receta esencial, hoy publicamos: Ensalada Campera.

Hay muchas formas de preparar la Ensalada de Patata, muchas recetas y variantes, pero lo básico es siempre lo mismo, patatas y huevo con pepino tomate y pimiento, no puede faltar la cebolla y le alegra unos trozos de bonito en escabeche. En esta ocasión me he permitido cocer, tanto las patatas como los huevos, en versión express, he ahorrado tiempo y energía, y creo que queda estupendamente.

Ingredientes para dos personas,

Para la Ensalada:

– Dos Patatas medianas o una grande
– Dos Huevos
– Un Pimiento verde
– Un Pepino
– Un Tomate
– Una Cebolleta, o media si es grande
– 100 gr. de Bonito en Escabeche (puede sustituirse por atún)

Para la Vinagreta:

– Una cucharada de Vinagre de vino
– Tres cucharadas de Aceite de Oliva
– Una pizca de Sal

Elaboración:

Vamos a cocer las patatas y los huevos en la Olla Rápida, con el mismo método que la Ensaladilla Rusa. Ponemos en el fondo de la olla las patatas y echamos agua hasta cubrir. Añadimos las patitas y el accesorio de vapor y ponemos encima los dos huevos.

Cerramos la olla, encendemos el fuego y esperamos a que suban las dos rayitas (presión 2); bajamos el fuego al mínimo y contamos seis minutos.

En el tiempo que cocemos las patatas y los huevos vamos a preparar los demás ingredientes de la ensalada. En esta ocasión, como la estaba preparando para llevar, he utilizado un tupper. En el fondo del tupper, donde luego transportaré la Ensalada, echo una cucharada de vinagre, añado la sal y mezclo hasta que la sal se integra en el vinagre, entonces añado las tres cucharadas de aceite y mezclo nuevamente. Voy a ir cortando los demás ingredientes e incorporándolos a la vinagreta.

La cebolleta en brunoisse, el pimiento y el tomate en dados. El pimiento lo cortamos siempre por la parte de dentro, con la piel hacia abajo, tras retirar las semillas y los filamentos blancos.

El pepino lo he pelado, en algunas ocasiones lo utilizo bien lavado sin pelar, pero para esta ensalada, como ya tengo color verde del pimiento, prefiero pelarlo: primero corto los dos culos del pepino y los froto contra el propio pepino porque en algún sitio leí que así no amargan, luego lo pelo con el pelapatatas que resulta muy sencillo, finalmente lo corto en dados, primero lo corto a la mitad, lo apoyo en la tabla y lo corto en tiras, junto todas las tiras y hago dados.

Mezclo con la vinagreta la cebolleta, el pimiento, el pepino y el tomate; más o menos he tardado el tiempo de cocer las patatas y los huevos, seis minutos, por lo que aparto la olla del fuego, dejo escapar el vapor y con un guante para no quemarme retiro los huevos, los pongo bajo el chorro de agua fría para refrescarlos. Las patatas las saco pinchándolas con un tenedor, y en caliente, sujetas en el tenedor, retiro la piel, es muy sencillo y sale muy fácil, solo hay que tener cuidado de no quemarse.

Corto patatas y huevos, echo un poquito de sal sobre la patata (no eche sal al agua de cocción), y lo incorporo a la ensalada, añado el bonito en escabeche, y remuevo todo bien. Ya tengo mi ensalada preparada y lista para llevar.

Al hilo de esta receta os cuento, que he pensado en varias ocasiones, que por considerar algo conocido y cotidiano, lo descartamos, lo valoramos poco, y con el tiempo nos damos cuenta que las cosas más sencillas, las que ignoramos a veces, son importantes.

Feliz vuelta de las vacaciones ¡¡¡

Ensaladilla Rusa en Olla Rápida

Una Ensaladilla Casera en menos de Diez Minutos

Ingredientes
2 patatas
2 zanahorias
Guisantes Congelados
2 Huevos
1 lata de Atún en Aceite
Aceitunas sin Hueso
Una latita de Pimiento Morrón

Para la Mayonesa:
Zumo de 1/2 Limón
1 Huevo
400 gr. Aceite de Girasol
Sal

Para hacer la clásica Ensaladilla Rusa no es necesario dedicar media mañana a cocer cada ingrediente por separado, podemos hacerlo todo junto en la olla rápida y mientras se cuece la verdura, prepar la mayonesa.

Cocemos las patatas, las zanahorias, los huevos y los guisantes, todo junto en diferentes alturas, con la ayuda del accesorio de vapor, en la parte de abajo de la olla ponemos las patatas con su piel y las zanahorias, cubrimos de agua e introducimos el accesorio para sujetar la parte calada de cocción al vapor.

En el portacomidas calado ponemos los guisantes congelados y los dos huevos. Cerramos la olla, ponemos la tapa de presión, encendemos el fuego y cuando sale el primer anillo bajamos al mínimo el calor. Contamos siete minutos.

En estos siete minutos hacemos la mayonesa, es muy fácil, en el vaso de la batidora echamos el huevo, una pizca de sal, el zumo de medio limón o vinagre y el aceite, uso de girasol para que no tenga un sabor tan fuerte. Metemos el brazo de la batidora hasta el fondo, sin miedo, y le damos caña, es la mejor forma de hacer mayonesa y que no se corte. Una vez levantada la mayonesa, apartamos un poco en una taza para la decoración y lo demás lo echamos en la fuente donde vamos a mezclar la ensaladilla.

Como ya habrán pasado los siete minutos, apagamos el fuego, apartamos la olla, dejamos salir el vapor y abrimos, arriba tenemos los huevos cocidos y los guisantes y abajo las patatas y las zanahorias. Refrescamos con agua fría y pelamos las patatas para cortarlas en daditos. Las zanahorias las cortamos en cubitos y vamos mezclando todos los ingredientes con la mayonesa.

Abrimos la lata de pimientos morrones y cortamos una tiritas para decorar, lo demás lo mezclamos con el atún. Con las aceitunas también hacemos unos aros para la decoración.

Respecto a los huevos al vapor, en algúna ocasión los he hecho quitando la cascara y enrollandolos con film, pero ultimamente los pongo enteros, lo peor que me ha pasado es que la cascara apareciera con una grieta, pero el huevo entero y cocido, la verdad es que los lavo antes por algo que leí no me acuerdo dónde, en fin, si alguien sabe alguna razón “científica” por la que no deban cocerse los huevos al vapor con cáscara que me lo cuente, porque llevo todo el verano haciendo los huevos al vapor en la olla rápida. (Por cierto, en este caso he utilizado la Perfect de WMF, también tengo la Perfect Pro)

Mmmmhh… las vacaciones bien, gracias.

Una Ensalada de Pasta

Con Zanahorias y Nueces

Un clásico del verano es la ensalada de pasta, sin ninguna duda ha desbancado a la ensalada campera y relegado a la ensalada mixta a una triste entrada de menú.  Pero la ensalada de pasta es enormemente diversa, no hay una receta base sobre la que hacer la ensalada, su único fundamento es la pasta. Y ni siquiera el tipo de pasta es el mismo en todas las ensaladas, quizá lo más habitúal sea la pasta corta, los espirales, pero tenemos lazitos, pajaritas… y hasta tulipanes o corazones, por supuesto en tres colores, con verduras, en blanco, y como no, también hay quién hace la ensalada con pasta integral.

Con esta gran variedad ¿quién se atreve a titular la entrada “Ensalada de Pasta”?, no he tenido más remedio que usar el artículo “Una”. Y es que esta es una, pero hay muchas, y muchas formas de hacerla, y se pueden echar muchas cosas o pocas. En mi receta, en esta receta concreta, hay un número determinado de cosas que acompañan a la pasta, zanahorias y nueces, para dar color, cebolleta por el sabor, apio crujiente, brotes de soja y queso feta. El aliño, una vinagreta con aceite de oliva virgen de primera presión en frío, vinagre de manzana ecológico, pimienta negra y sal maldón.

e2c7a-ensalada_pasta_05

Ingredientes para la Ensalada:

– Pasta Corta (Espirales con Verduras)
– Una Zanahoria
– Un Pepino
– Un puñadito de Nueces
– Brotes de Soja
– Queso Feta
– Media barra de Apio Verde
– Media Cebolleta

Ingredientes para el Aliño:

– Tres cucharadas de Aceite de Oliva
– Un cucharada de Vinagre de Manzana
– Media cucharadita de Sal Maldón
– Pimienta Negra recién molida

Elaboración:

Ponemos una olla con abundante agua a hervir, cuando el agua empieza a burbujear añadimos la sal y un poquito de aceite, en este caso uso girasol, realmente no es necesario usar aceite si al echar la pasta la removemos bien, pero podemos echar un poquito para evitar que se pegue la pasta. Echamos la pasta y damos unas vueltas con una cuchara de madera.

24a45-ensalada_pasta_03

Mientras que se hace la pasta, vamos cortando los ingredientes en daditos, la cebolla, el pepino, la zanahoria. Dejamos que la pasta cueza, podemos quitar algún minuto del tiempo de cocción que indica el paquete si la pasta es para ensalada, generalmente preparamos la ensalada con antelación, y entre el aliño y el reposo, para que la pasta quede al dente es mejor no cocerla demasiado.

b89c1-ensalada_pasta_04

Preparamos la vinagreta, en el fondo del bol donde presentaremos la ensalada, batimos el vinagre con la sal, la pimienta y la mostaza, hasta que todo quede bien integrado. Después añadimos el aceite y volvemos a batir, rectificando y dejando el aliño a nuestro gusto. Sobre la vinagreta vamos a ir echando la zanahoria pelada y en bastoncitos, la cebolla picada, el apio en daditos, los brotes de soja y el queso feta.

80672-ensalada_pasta_01

Una vez cocida la pasta, la escurrimos y la incorporamos a la ensalada, terminamos echando las nueces, picadas un poco con las manos (por supuesto, nueces peladas). Removemos con cuidado, cubrimos con film y la dejamos reposar en la nevera hasta el momento de comer.

81dc4-ensalada_pasta_02

Esta es una ensalada sencilla, he visto ensaladas de pasta con todo tipo de aliños, con multitud de ingredientes, y todas tienen buena pinta y todas deben estar buenas, quizá sea el plato estrella del verano.

Ensalada de Lentejas con Legumbres Naturales

De secas a cocinadas y en ensalada

Las lentejas normales, las que se compran en seco ¿se llaman naturales?, me refiero a las que ponemos en remojo y luego cocemos, el otro día me sorprendió la cantidad de botes de legumbres ya cocidas que tenían en el supermercado, en cambio casi no tenían legumbres secas, solo tenían su marca propia y una variedad, una pena, porque legumbres secas, y en concreto lentejas, hay pardinas, verdinas, rubias…

Al final, si seguimos en esta línea, los productos de siempre los vamos a tener que comprar en las tiendas gourmet, porque se están convirtiendo en “raros”, cada vez menos gente cocina las legumbres partiendo de la variedad en seco, y si nos metemos en el tema de ensaladas, menos todavía.

Entiendo el blog de cocina para conservar recetas, y de paso tradición, y si además hay algo de cultura, mejor que mejor. Una ensalada de legumbres, recién sacada del bote, sin enjuagar y aliñada con mayonesa, no es una receta para un blog gastronómico, desde mi punto de vista, no merece la pena. Bueno, a lo mejor sí, para algún estudio antropológico del futuro.

Y partiendo de la base de legumbre en seco, para conseguir una legumbre guisada, como las de bote del supermercado, las dejamos en remojo con agua del grifo que las cubra holgadamente, al menos ocho horas. Una vez remojadas habrán doblado su volumen, tiramos el agua de remojo, y las aclaramos. Las ponemos en una olla, cubrimos de agua, añadimos un ajo, un cuarto de cebolla, una zanahoria, una barra de apio y ponemos a hervir a fuego medio.

Cuando rompe el hervor, añadimos sal, una pizca de comino en grano, dos o tres clavos de especia, unas bolitas de pimienta, un cuarto de cucharadita de cúrcuma y un cuarto de cucharadita de jengibre. Las dejamos hervir tapadas durante veinte minutos, aproximadamente, depende de la variedad de lenteja y el tiempo que hayan estado en remojo. Pasado el tiempo, apago el fuego, retiro las verduras y conservo únicamente las lentejas cocinadas.

Realmente, y siempre desde mi opinión de hoy, no merece la pena comprar las lentejas ya guisadas, esto no quiere decir, que mañana tenga otra opinión y compre legumbres cocinadas, pero la verdad, son caras.

Y ahora que tenemos las lentejas cocinadas, hacemos una ensalada, ¿qué le ponemos?, le voy a poner pimiento rojo, cebolleta, y rabanitos, y un aliño de vinagreta con mostaza. El aliño de mostaza es un buen recurso cuando estamos acabando un bote de mostaza, antes de tirar el bote vacio, como siempre queda mostaza al fondo y las paredes, lo aprovechamos para preparar un aliño, echamos dentro del bote con los restos de mostaza el aceite, un pelín de vinagre, sal y pimienta, agitamos fuerte y al tiempo que dejamos el bote totalmente vacio de mostaza hemos preparado un aliño para ensalada.

Y así de sencillo, basicamente es como comer lentejas estofadas pero como es verano, más fresquitas. Tengo otra ensalada de lentejas publicada, con un aliño diferente y arroz, leí en un artículo que está muy bien lo de mezclar lentejas con arroz (cereal) para obtener proteina vegetal, pero por lo visto el cuerpo es muy inteligente y si comes lentejas hoy y has desayunado cereales o mañana comes arroz ya se encarga el solito de coger lo que necesita de cada cosa.
Besos y feliz miércoles,

Nota: Este blog se considera personal, no entra en la categoría de blog gastronómico.

Ensalada de Salmón en Aceite con Alcachofas Baby

Con productos SeleQto

Parece que el verano se ha enamorado del otoño, no quiere irse. Os presento una ensalada sencilla con productos especiales, son de la tienda gourmet SeleQto, que me ha dejado escoger algunos caprichos de su amplia selección de delicatessen. Realmente me gustaba todo, pero finalmente escogí algunas conservas, muy buenas marcas a muy buen precio, algún caprichito dulce, como los bombones de avellana que hacía siglos que no comía, y unas alcachofas en aceite increibles que he utilizado en esta ensalada.

La idea es actualizar la típica ensalada campera dandole un toque gourmet. Si no has probado el Salmón en Aceite te sorprenderá seguro, su sabor es mucho más suave que el atún, y combina perfectamente con las alcachofas y alcaparras.

Ingredientes:
– Dos Patatas
– Dos Huevos Camperos
Alcachofas en Aceite
Salmón en Aceite
– Una Cebolleta, media si es grande.
– Tres Guindillas (piparras)
– Una cucharada de Alcaparras
– Aceite de Oliva Virgen Extra
– Vinagre de Manzana
– Pimienta Negra recien molida
– Sal

Elaboración:
Lo primero que vamos hacer es cocer las patatas y los huevos, mientras iremos preparando los demás ingredientes para finalmente mezclarlo todo.

En una olla ponemos agua a hervir, lavamos las patatas y las dejamos enteras (sin pelar), cuando el agua burbujea, echamos una cucharadita de sal y las patatas. Según el tipo de patata tardarán en cocerse entre veinte minutos y media hora, he usado patatas nuevas de huerta, por lo que necesitaremos treinta minutos.

Los huevos los vamos a cocer en la misma olla con las patatas, pero no los echamos al mismo tiempo, esperamos que las patatas lleven diez minutos hirviendo y entonces metemos los dos huevos, girándolos con una cuchara de madera para que la yema quede en el centro. Los huevos cocerán con las patatas doce minutos. No hay que dejarlos más tiempo, si nos pasamos cociendo los huevos la yema queda seca y le puede salir un reborde azulado. Pasados los doce minutos los refrescamos bajo el grifo de agua fría para parar la cocción.

En un bol echamos el aceite de oliva, y un par de cucharaditas del aceite del bote de salmón, para dar sabor. Mezclamos con el vinagre de manzana, o un vinagre suave, sal pimentamos y batimos. Incorporamos la cebolleta en brunoisse, las alcaparras y las guindillas en aros.

Ahora vamos a echar parte de las alcachofas, no las echamos todas porque sería demasiada cantidad, asi que retiramos en un tarro de cristal unas tres cuartas partes y cubrimos con el líquido de la conserva. Las demás las vamos echando al bol, como son muy tiernas no hace falta cortarlas, simplemente con las manos las partimos en trozos algo más pequeños.

Al igual que las alcachofas echamos los lomos de salmón y los huevos duros pelados y picados.

Las patatas las refrescamos con agua fría. Para pelarlas las pinchamos con un tenedor y vamos sacando la piel, no las cogemos con las manos porque nos podemos quemar.

Una vez peladas es mucho más fácil hacerlas daditos con un cuchillo para queso, al tener agujeros la patata no se pega, si utilizamos el cuchillo normal nos va a costar mucho cortarlas.

Antes de mezclar las patatas con el resto de ingedientes, y cuando ya las tenemos en dados, las echamos sal y un poco de pimienta, ahora mezclamos todo en el bol.

Y ya está, podemos comer la ensalada inmediatamente, está buenísima, o dejarla reposar, pero os recomiendo probarla porque la mezcla de sabores es estupenda.

En cuanto a la tienda SeleQto un detalle que me ha parecido genial es el bajo coste de envío, si compras más de 75€ es gratuito, y por debajo de esa cantidad nos cobran 5,90 por mensajería, en frío y entrega en mano, te llaman para que tú decidas el horario. Otro detalle importante es el cuidado con el que llegan todos los productos, todo viene muy bien organizado y separado para que ningún producto se dañe.

Ahora están promocionando la tienda en facebook con un concurso, si quieres participar es solo apuntarte. A mi realmente me ha gustado.

Lentejas con Arroz en Ensalada

Aliñadas al Estilo Indio

Las lentejas con arroz aportan proteínas y aminoácidos, es un plato muy completo, y con la receta de ensalada, no solo podemos tomarlo en caliente, con el clásico plato de invierno “Guisado de Lentejas con Arroz”.

Para la elaboración necesitamos,

Ingredientes:

– 125 gr. de Lentejas, pesadas en seco.
– Un puñado de Arroz (no lo pese, algo menos de media taza)
– Una Zanahoria
– Media Cebolla
– Una cucharadita de Comino en grano
– Un cuarto de cucharadita de Curry
– Un cuarto de cucharadita de Jengibre en polvo
– Una cucharada de Semillas de Sesamo
– El Zumo de medio Limón
– Aceite de Oliva
– Pimienta
– Sal

Elaboración:

Primero vamos a cocer las lentejas y el arroz, para que se enfríe en lo que montamos la ensalada. Las lentejas las cuezo de manera tradicional, tardan poco tiempo, en 25 minutos las tenemos cocidas. Las dejo en remojo antes de irme a trabajar, y las preparo cuando llego, por lo que 8 horas de remojo suficiente. Ponemos una olla con agua, las lentejas remojadas, escurridas y lavadas, un casco de cebolla, una hoja de laurel, un ajo y unas bolitas de pimienta, nada más, queremos simplemente cocerlas.

Mientras empiezan a cocer las lentejas dejo el arroz en agua, pongo el reloj para que me avise en quince minutos. Pasados quince minutos, escurro el arroz, lo aclaro y lo incorporo a la cazuela con las lentejas, el reloj diez minutos más. No lo dejo más tiempo para que no se pase el arroz.

Una vez transcurridos los 25 minutos dejo escurriendo las lentejas cocinadas con el arroz, lo aclaro con agua fría para que pare la cocción, por eso normalmente no me molesto en echar sal.

Ahora vamos a por el aliño que es lo más divertido. Ponemos una sartén pequeña al fuego, tostamos los cominos a fuego moderado, unos 30 segundos, hasta que comience a soltar aroma. Lo echamos en el mortero y molemos.

Pelamos un ajo, lo chafamos, yo uso un prensa ajos, pero podemos picarlo muy chiquitito, lo machacamos con el comino y una pizca de sal en el mortero. Incorporamos el zumo del medio limón. Batimos y añadimos el aceite, la cucharadita de curry y la pizca de jengibre. Echamos sal y pimenta y ya tenemos el aliño.

Ahora en un bol ponemos la cebolla picada. Pelamos y picamos la zanahoria, mezclamos cebolla y zanahoria. Añadimos las lentejas con arroz y el aliño del mortero.

En la misma sartén que utilizamos para tostar el comino, tostamos las semillas de sésamo. Una vez tostadas, las pasamos al bol. Mezclamos todo bien y dejamos que repose.

 

Garbanzos en Ensalada

Con Queso Feta y Salsa de Yogur


Para comer legumbres en verano podemos recurrir a las ensaladas. Las ensaladas de legumbres, al igual que las de pasta, pueden prepararse con variedad de ingredientes, podemos optar por aprovechar restos de verduras y vegetales o seguir una receta concreta. Generalmente mi pauta es la siguiente: si hago ensalada de legumbres con judias (alubias blancas) les pongo casi lo mismo que la típica ensalada campera de patatas, es decir, pimiento, pepino y tomate con vinagreta, opcional el huevo duro y el atún; si hago la ensalada con lentejas, generalmente pongo zanahoria rallada, brotes de soja y cosas así más “orientales”; y si hago ensalada con garbanzos, suelo utilizar una vinagreta con yogur, como en esta ocasión.

Ingredientes:
Para la Ensalada
Unos 150gr. de Garbanzos (pesados en seco)
Un Pepino
Un Tomate
Media Cebolla
125gr. de Queso Feta


Para la Salsa de Yogur
Un yogur (desnatado)
Una cucharadita (o dos) de Mostaza de Dijon
Un poquito de Vinagre de Manzana
Aceite de Oliva
Pimienta
Sal

La elaboración es fácil, podemos usar garbanzos de bote, pero prefiero los secos naturales, los hago en un momento y los echo recién cocidos, me da la sensación que están más ricos. Sencillamente los dejamos en remojo la víspera o unas cuantas horas antes, los ponemos en la olla rápida y acompañamos de alguna verdura, una zanahoria, algo de puerro, unos cascos de cebolla, una hoja de laurel, un par de ajos, unos clavos de especia, unas bolas de pimienta y comino. Cerramos la olla, dejamos que salgan las dos válvulas de presión y en ocho minutos, garbanzos cocidos.

Lo primero que hago, mientras se están cociendo los garbanzos, es picar el pepino y el tomate y ponerlo en el colador con un poquito de sal para que luego no suelten agua y estropeen la salsa.

Luego preparo la salsa mezclando todos los ingredientes en la fuente donde la voy a presentar. Picamos la cebolla y el feta y los vamos echando a la ensaladera.

Mientras preparamos la salsa y picamos los ingredientes, la olla donde cocemos los garbanzos habrá perdido el vapor, abrimos, desechamos las verduras y escurrimos bien los garbanzos.

Cuando tenemos bien escurridos los garbanzos los ponemos sobre todos lo demás ingredientes de la ensalada.

Y mezclamos todo, los garbanzos están un pelín templados cuando hacemos la mezcla, me parece que así cogen más sabor de la salsa. Podemos comerla inmediatamente, a mi me gusta, pero también podemos dejarla en la nevera y comerla totalmente fría.

Ensalada de Alubias Verdinas con Langostinos

Legumbres en verano


Dentro de poco voy a pasar nuevamente por Cangas de Onís y aprovecharé para comprar alubias, sobre todo las verdinas, no sé si lo conte pero hace un tiempo quería preparar verdinas y me quedaban pocas de las que traje de Asturias, como eramos cuatro decidí comprar un paquete aquí en Madrid, me costaron bastante caras y la verdad, un desastre porque estaban mezcladas.

Recuerdo en Asturias, en uno de los sitios que las vendían al peso, que me ofrecieron las verdinas todas verdes e igualitas y unas que, también eran verdinas, pero que eran un poco más económicas porque no todas eran tan verdecitas, algunas eran más amarillas, vamos verdinas feas.

Allí decidí comprar las buenas, aquí cuando las compre en Madrid las page a precio de buenas pero la mitad eran feas, de las que allí vendían más baratas, así que ya he decidido que cuando voy a sitios donde puedo aprovechar y comprar cosas, como las alubias en Asturias, me vengo con provisiones para un tiempo.

Y a lo que iba, para terminar las verdinas y unas colas de langostino cocido que me quedaron de los canapes de navidad (mi congelador alberga cosas muy diversas), preparé esta ensalada que va a convertirse en un clásico de verano porque está riquísima.

Ingredientes
Para cocer las alubias:
165gr. de Alubias Verdinas
Unos cascos de Cebolla
Dos Ajos
Una barrita de apio verde (con hojitas)


Para la ensalada:
Media cebolleta
Una Zanahoria
Una barra de apio (sin hojitas)
Un huevo
Colas de langostino cocido
Vinagre de Modena
Aceite de Oliva Virgen
Sal y Pimienta

Elaboración

Cocemos las alubias, cocemos el huevo, hacemos una vinagreta en la thermomix y lo juntamos todo.

Empezamos por cocer las alubias en la Olla Rápida, las había dejado en remojo la vispera, tiro el agua del remojo, las aclaro, las pongo en el fondo de la olla, pongo los cascos de cebolla, los dos ajos y el apio. Cubro de agua, cierro y dejo salir la segunda ralla de la válvula, presión dos, cuento seis minutos y retiro para dejar escapar el vapor.

Al tiempo he puesto a cocer el huevo en agua hirviendo con una cucharada de sal. Primero ponemos a hervir el agua, cuando ya hierve echamos la sal (si la echamos antes tarda más en hervir), metemos el huevo y con una cuchara de madera le damos unas vueltas para que la yema quede en el centro (aprovecho y cuezo dos, para guardar uno para otro día).

El apio lo lavamos y con una puntilla tiramos de los hilitos. La zanahoria la pelamos. Echamos en el vaso de la thermomix el apio a cachos, la zanahoria a trozos, y la cebolleta también en cachos, no hace falta esmerarse, con que sean más o menos del tamaño de una nuez o algo menos es suficiente. Echamos un chorretón de aceite de oliva virgen, como dos cucharadas y media de vinagre de modena, salpimentamos. Ponemos el vaso del thermomix en su base, cerramos la tapa y programamos seis segundos, velocidad tres y medio. La idea es que nos quede un picadillo con el aceite y el vinagre integrados. Podemos hacerlo por supuesto sin el thermomix, pero este tipo de vinagretas en thermomix quedan muy bien.


Pasado el tiempo de las alubias, retiramos del fuego, dejamos escapar el vapor y cuando ha bajado totalmente la válvula abrimos la tapa. Retiramos el apio, los cascos de cebolla y los ajos. Escurrimos las verdinas y dejamos en el colador para que enfríen.

El huevo lo hemos tenido doce minutos hirviendo y refrescamos bajo el chorro de agua fría.

Ahora solo nos queda mezclar la vinagreta con las alubias, incorporar las colas de langostino y el huevo cocido picado. Lo metemos en la nevera y en una hora esta lista para comer.


Por cierto, en una de esas cosas raras que suceden, el otro día entre en el foro Mundo Recetas, hace mucho tiempo participaba activamente en ese foro y la verdad, me gusto lo que encontré, asi que me he dado nuevamente de alta, como mi antigüo registro se perdió ahora no me llamo “eu” sino “LaCocinadeEu”, soy novata, pero estoy entretenida y me gusta, aún no he conseguido cargar fotos para publicar allí pero todo se andará.

Espárragos Verdes en Ensalada de Pasta

Ingredientes:
150gr. de Espirales Integrales
Un manojo de Espárragos Verdes
Una cucharada de Pasas
Una cucharada de Piñones
Un cuarto de cebolla (opcional)

Para la vinagreta:
Sal
Vinagre de Modena
Vinagre de Manzana
Una cucharadita de Mostaza de Dijón
Aceite de Oliva Virgen
Pimienta

Un manojo de espárragos verdes y una ensalada de pasta, algo sencillo y muy rico. Lo espárragos verdes tienen su aquel, porque los ves, te gustan, los compras y luego no sabes para qué usarlos, pero son tan monos y verdes, que da gusto comprarlos.

Hay un truco para los espárragos, partirlos a su aire, si coges un espárrago y lo sujetas con ambas manos, haciendo un poco de presión se partirá por donde quiera, pues la parte de abajo es la parte dura que usamos de manera secundaria y la parte de la punta la parte tierna. Si pruebas a intentar forzarlos para que se partan más abajo o más arriba no les da la gana, ellos se parten por donde quieren, y los hay muy delgados que se parten muy arriba y muy gordos que se parten más abajo, y es que los espárragos son muy suyos.

Para que no tengamos remordimiento de tirar la parte de abajo, la usamos para un caldo o una crema, yo suelo echar una cebolla, zanahoria, ajo y unas cuantas especias y con ello algo un caldo ligero de verduras, que me sirve de fondo para, por ejemplo, un risotto.

La ensalada, osea la receta, cocemos la pasta integral en agua con sal y refrescamos, mejor dejarla al dente.

En el cuenco donde vamos a servirla echamos la sal y el vinagre de modena y manzana, removemos bien, una vez tenemos la sal diluida en el vinagre, añadimos la cucharadita de mostaza de Dijon, volvemos a remover e incorporamos el aceite, echamos un pelín de pimienta y probamos, si está a nuestro gusto, OK.

Echamos sobre la vinagreta las pasas, los piñones y la cebolla, en esta ensalada la cebolla es opcional, no pasa nada si no nos apetece echar cebolla, está igual de rica.

Los espárragos los hemos cortado a trocitos, dejando más grande la parte de las puntas, una vez cocida la pasta, cambiamos el agua y cocemos un momento los espárragos, poco tiempo, con tres minutos suficiente y refrescamos rápido en agua fría para parar la cocción y que queden verdes.

Mezclamos la pasta y los espárragos con la vinagreta, las pasas y lo piñones y ya tenemos una estupenda ensalada de pasta.

Por cierto, la pasta era integral ecológica, que tienen en oferta en alcampo la pasta ecológica de su marca propia a un euro, no está mal, y para ser ecológica no es cara.

Feliz día.

Ensalada Waldorf Astoria

Esta es mi versión de la clásica ensalada del Hotel Waldorf Astoria, pero hecha con pasta y algunas variaciones.

Ingredientes:

150gr. de espirales de pasta integral
150gr. de manzana en dados (una manzana)
150gr. de pavo en dados, mejor si fuera pollo ahumado
100gr. de apio blanco, suelo usar natural pero vale de bote
50gr. de nueces
25gr. de pasas
25gr. de piñones

Para la Salsa:
El zumo de medio limón o vinagre de manzana
Un huevo
300 /350gr. de aceite

Elaboración:
Lo primero es preparar una mayonesa con los ingredientes de la salsa, si queremos hacer una versión light batimos un yogur con aceite, vinagre, sal y un poquito de pimienta (vinagreta de yogur) y le quitamos la mayonesa.

Luego simplemente ir mezclando todos los ingredientes.

He elegido esta ensalada para mi segunda vídeo receta porque es una de mis preferidas, aunque hoy mismo me he enterado que esto de los blogs de cocina con vídeo no es ni mucho menos una originalidad, sino que hay bastantes e incluso hay ciertas reglas o directrices para hacerlo “bien”. En fin, me queda mucho que aprender, pero con el tiempo mejoraremos.

Un besote y hasta luego que me largo unos días a la montaña.