Polvorones de Chocolate y Almendras

Mis Polvorones

Es muy fácil hacer polvorones, todo el mundo lo dice: son facilísimos. Es tan fácil que me he animado a poner mis proporciones, normalmente con las recetas de repostería no me atrevo a cambiar nada, pero esta vez si lo he hecho, he cambiado un poco las cantidades basándome en unas y otras recetas, y la verdad, me han quedado muy bien.

Polvorones de Chocolate y Almendra
Ingredientes:

300 gr. de Harina de Trigo
30 gr. de Almendra
30 gr. de Chocolate Puro en polvo
120 gr. de Manteca de Cerdo
120 gr. de Azúcar
Media cucharadita de Canela

El día antes de elaborar la receta, debemos tostar la Harina, voy a necesitar unos 250 gr. de harina para la masa de los polvorones por lo que tuesto 300gr., la harina pierde peso al tostarse.

¿Cómo tostar la harina?: Aunque algunas recetas tuestan la harina en una sartén amplia, es importante que la harina pierda humedad y no se queme, por lo que resulta más sencillo hacerlo en el horno. Tratamos de conseguir una harina de un tono ligeramente amarillo.

Vamos a utilizar una bandeja de horno de metal. Es recomendable tener una bandeja exclusiva para repostería, si utilizamos una bandeja que hayamos usado para hornear carne o lasaña es probable que queden restos de grasa.

La harina la tostamos en el horno, precalentado a 180º, la he tenido primero dos minutos y medio, estaba tal cual entro, le di unas vueltas, y la deje otros dos minutos y medio, que más o menos fueron tres porque me costo programar el reloj de cocina, pasado el segundo tiempo al abrir el horno la harina estaba blanca pero tenía cierto olor. Pensé en bajar el horno de temperatura pero me pareció que no era necesario, seguimos a 180º.

Volví a programar tres minutos. Pasados los tres minutos no hay diferencias, vuelvo a remover la harina, ya veo que la paleta se lleva parte y además al moverla se ha caído un poquito, ya entiendo porque tostamos más harina de la necesaria, no solo pierde peso por la pérdida de humedad.

Hay que tener en cuenta que la harina se está tostando con una temperatura inferior a 180º, cada vez que abro la puerta del horno para removerla necesito un momento, la puerta está abierta, por lo que la harina debe estar tostándose a 160/170º.

Es un poco pesado estar constantemente pendiente del horno, pero necesario. Sabremos que esta tostada por el olor y porque habrá cogido un tono ligeramente amarillo. Llevamos unos veinte minutos y en la cocina empieza a oler a harina “tostada”.

Por primera vez al abrir el horno la harina humea, he programado solo tres minutos más porque otra de las cosas que nos muestran que la harina está casi tostada es el ligero humo. Programo esta vez solo tres minutos más.

Nuevamente noto ese ligero humo al abrir el horno, al mover la harina ya se aprecia claramente ese ligerísimo tono tostado, por lo que doy por concluido el tostado de la harina. Saco la bandeja, al remover la harina se nota claramente el tostado.

En total hemos tardado en tostar la harina una media hora, distribuida en estos intervalos de tiempo: 2´5 min. + 2´5 min. + 3 min. + 3 min. + 3 min. + 5 min. + 3 min.

Luego tostamos las almendras, aprovechando el calor del horno. Las almendras se tuestan en unos 10 minutos aproximadamente a 180º, pero cuidado que no se quemen. Como el horno está caliente de tostar la harina, las almendras se tuestan en mucho menos de diez minutos, quizá cinco o seis minutos, hay que tratar de dar la vuelta a todas, no se vayan a quemar por una cara.

Al día siguiente, con las almendras y la harina tostadas, vamos a elaborar los polvorones. Lo primero que tenemos que hacer es pulverizar la almendra, luego el azúcar para convertirlo en azúcar glass. Tamizamos la harina con el cacao y mezclamos con las almendras y algo más de tres cuartas partes del azúcar (el resto lo reservamos para espolvorear los polvorones una vez horneados).

En un marmol, o en mi caso yo he usado un bol grande, ponemos la harina mezclada con el cacao, la almendra y el azúcar, hacemos un agujero en forma de volcán y añadimos la manteca en dados (temperatura ambiente). Tenemos que conseguir una bola de masa, y nos vamos a encontrar dos dificultades, la falta de humedad, por lo que empezará siendo de una consistencia arenosa, y luego el exceso de grasa, por lo que si amasamos demasiado con el calor de las manos será complicado conseguir una bola que es nuestro objetivo. Paciencia y poco más.

Una vez tengamos la bola la dejamos enfriar en la nevera envuelta en film, al menos media hora, para que resulte mucho más fácil trabajarla. En lo que se enfría la masa he aprovechado para limpiar y recoger la cocina.

Una vez fría nuestra bola de masa de polvorón, tenemos que estirarla hasta que coja el alto de un polvorón, lógicamente, lo que viene a ser un centímetro o un dedo, tened en cuenta que la forma no va a cambiar con el horneado, estiramos entre dos silpat o silpat y lámina de film. Hacemos la forma de los polvorones con un cortapastas o un vaso y con una espátula los pasamos a la bandeja del horno, que tendremos precalentado a 160º. Cuidado al pasarlos, recordar que tenemos calor en las manos, es mejor cogerlos con la espátula, si no tenemos podemos usar un cuchillo ancho apoyando con un dedo. Pero si los cogemos con los dedos se nos va a pegar la masa.

A mi me gusta aprovechar toda la masa, los últimos pegotitos en vez de Estrellas hice unas bolitas. Y los horneamos a 160º entre diez y quince minutos, dependiendo del horno. Como mi horno no sé si es lento o rápido, tire por la vía de en medio y hornee 12 minutos y medio. Los saco, los espolvoreo de azúcar glass: Polvorones de Chocolate y Almendra.

Anuncios

Conserva de Manzana

En Almibar al Brandy

Para hacer esta receta necesitaremos manzanas de cierta calidad, lo más naturales posibles, no es aconsejable utilizar manzanas enceradas ya que las cocinamos y consumiremos con su piel. Para la conserva he utilizado manzanitas pequeñas de un árbol del pueblo, son totalmente naturales ya que el manzano no recibe ningún cuidado durante el invierno.

Ingredientes:

– Manzanas (aproximadamente medio kilo)
– Canela en Rama
– Un trocito de Raíz de Jengibre del tamaño de un ajo
– El Zumo de un Limón
– Un vaso de Agua
– Tres cucharadas de azúcar
– Una cucharada de Brandy

Como en todas las conservas, es muy importante la limpieza, vamos a utilizar pequeños botes de 250/300ml. (los guardo de las alcaparras, las cebollitas o las conservas pequeñas de Bonduelle). Es importante lavar bien los botes y, aunque sea únicamente un detalle estético, retirar las etiquetas y los restos de goma. Esterilizamos los botes y las tapas, que no deben tener muescas, en la olla rápida. Utilizamos para el esterilizado de botes el accesorio portacomidas calado que solemos utilizar en la cocción al vapor.

Para esterilizar los botes ponemos un cuarto de litro de agua, es decir, como dos dedos de agua, en el fondo de la olla, metemos el portacomidas calado, y situamos encima los botes boca abajo con las tapas de pie entre ellos. Cerramos las olla, dejamos que suba al segundo nivel de presión, segunda anilla naranja, bajamos el fuego al mínimo y los tendremos esterilizados pasados veinte minutos.

Mientras se esterilizan los botes, vamos a lavar y cortar las manzanas, retirando los rabitos, las semillas y las partes feas. Una vez todas las manzanas preparadas en cubos, utilizaremos unos 600gr. de manzana, las cocinamos en la olla rápida, como tengo varias ollas mientras en la grande esterilizo los botes, en la pequeña voy a ir haciendo las manzanas. Regamos los cubitos de manzana con el zumo de un limón, añadimos una rama de canela, un trozo de raíz de jengibre del tamaño de un ajo y un vaso de agua. Cerramos la olla, dejamos que coja presión, y en el nivel de presión 1, para cocciones suaves, cocinamos la manzana dos minutos. Pasado el tiempo, esperamos que la presión baje para abrir la olla.

Cuando la olla ha perdido totalmente la presión, abrimos y colamos el líquido de cocer las manzanas. Retiramos la canela y el jengibre. Al líquido de cocer las manzanas, le añadimos un chorrito de brandy y tres cucharadas de azúcar, y preparamos un almibar clarito. Podemos hervirlo en un cazo, hasta que el azúcar este totalmente disuelto en el líquido y empiece a coger cuerpo, o en mi caso para mayor comodidad, lo eche al thermomix y lo tuve cuatro minutos, a 100º grados, velocidad cuatro.

En lo que se hace el almibar, sacamos los tarros esterilizados de la olla, con unas pinzas para no quemarnos, los ponemos sobre un paño limpio. Los vamos rellenando con los dados de manzana cocida. Según rellenamos les damos golpecitos sobre la mesa para que la manzana entre bien y queden llenitos. Una vez los botes llenos de manzana, incorporamos el almibar al brandy caliente, llenamos hasta arriba, cerramos los botes y los ponemos boca abajo para que ellos solos se hagan conserva.

Una vez frío, tendremos una conserva de manzana riquísima, con aroma de canela y un ligero sabor a coñac. Está de muerte lenta con cuajada, o con queso fresco, y combinan genial con tostaditas de paté. Las próximas navidades pondré un Canapé con Manzana en Almibar al Brandy y trocitos de Foie.

Y por cierto, ahora es el mejor momento para hacer Salsa de Tomate y Mermelada de Moras.

Tiramisu sin Nata

La Receta Original

Muchas recetas de Tiramisú llevan nata, es curioso, al igual que en las recetas de Carbonara, casi siempre se utiliza nata. En los libros y blogs italianos no utilizan nata para hacer el Tiramisú, y por supuesto tampoco utilizan nata para la Carbonara. Me he decidido a preparar un Tiramisú sin añadir nata, he mirado varias recetas, en el libro Cuchara de Plata viene la receta con 400 gr. de Mascarpone y sin Brandy, es una referencia valiosa, pero me he decidido por usar 250 gr. de Mascarpone y no prescindir del Brandy. También me he decantado por utilizar tres yemas y cuatro claras, la razón es muy sencilla, voy a montar las claras en el thermomix y montan mejor cuatro que tres.

Ingredientes:
250 ml. de Café frío
250 gr. de Queso Mascarpone
3 Yemas de Huevo
4 Claras de Huevo
3 Cucharadas de Brandy
Un sobre de azúcar vainillado (opcional)
100 gr. de Azúcar Glass
28 Bizcochos de Soletilla (200 gr.)
Un pellizco de sal
Cacao puro para espolvorear al final

Elaboración:
En un recipiente donde podamos mojar los bizcochos a lo largo, mezclamos el brandy con el café, reservamos.

Separamos las claras de las yemas con cuidado que no caiga nada de yema en la clara. Batimos fuerte las yemas con el azucar glass, el azucar vainillado y un pellizco de sal hasta que se forme una crema espesa. Si vamos a batir en la Thermomix, añadimos las yemas, el azúcar y la sal, ponemos la mariposa y programamos velocidad 3 ½ (apróx. 1m.)

Una vez tenemos batidas las yemas con el azúcar, incorporamos el queso Mascarpone y volvemos a batir fuerte. En la Thermomix, mezclamos a velocidad 3 ½ durante otro minuto aproximadamente. Retiramos la mezcla a un bol grande.

Esta crema de Mascarpone la vamos a unir a las cuatros claras montadas a punto de nieve. Para montar claras en la thermomix, la cuchilla, el vaso y la mariposa tienen que estar muy límpios, sin restos de grasa. Las claras tienen que estar perfectamente separadas de las yemas. Lo normal es montar 4 claras, es la cantidad que cojen bien las cuchillas y además para el tiramisú con tres yemas la cantidad es ideal. Echamos las claras en el vaso, añadimos unas gotas de limón o vinagre, un pellizco de sal, ponemos la mariposa y programamos 4 minutos a velocidad 3. Pero nos quedamos mirando por el bocal, veremos como empiezan a montarse, llegará un momento que las claras cubrirán la mariposa como una nieve envolvente, estamos pendientes y cuando veamos que etán montadas, bajamos lentamente la velocidad y apagamos, en mi caso tardaron tres minutos en montarse.

Una vez montadas las claras, mezclamos con la crema de Mascarpone, tiene que quedar como una mousse. Echamos las claras montadas sobre la crema de mascarpone y con una pala, o una lengua de pastelería, vamos haciendo movimientos envolventes de abajo arriba, suavemente para que se mezcle, una vez mezclado podemos probarlo porque está riquísimo.

Ahora vamos a montar el tiramisú, en la mayoría de los sitios lo montan en dos capas, es decir bzcochos + crema + bizcochos + crema, yo anteriormente lo hacía en tres, porque utilizaba un molde de Plum Cake, pero ya que estoy haciendo un tirmisú original y sin nata, pues he querido mantener también el número de capas, osea dos, y tenía un problema, tengo dos moldes de pyrex cuadrados, para esta cantidad tenía que hacer dos Tiramisús, uno más grande y uno más pequeño, estuve tentada de hacer dos, porque además siempre sobra y así ya queda perfectamente guardado, pero al final me decidi a probar en la fuente achaflanada, no es ovalada es casi rectangular pero redonda en los bordes. Primero medi los bizcochos y me salían dos capas de catorce, ocho en medio, dos a lo largo y un tercero de cierre. Como veréis el tiramisú ha quedado con un aspecto más rústico, pero a mi me gusta.

Vamos mojando los bizcochos en la mezcla de café y licor y haciendo una base, después de poner toda la primera capa, ponemos crema de forma que cubramos los bizcochos pero que no caiga por los lados, que queden bien cubiertos los bizcochos, e iniciamos una segunda capa, vamos mojando y colocando en el mismo orden que los de abajo. En esta segunda capa el tercer bizcocho de cierre lo he puesto en la planta de arriba.

Y cubrimos con la crema hasta agotarla, y así tenemos nuestro tiramisú de aspecto rústico, ahora le pongo una capa de film y a la nevera, tiene que reposar al menos dos horas antes de cubrirlo con cacao en polvo espolvoreado. Yo lo voy dejé toda la noche. Una cosa importante, como el huevo está crudo, no es un postre que aguante muchos días en la nevera, aunque está mejor de un día para otro tampoco es conveniente dejarlo muchos días sin consumir.

La verdad es que el postre era para la cena de Nochevieja, asi que la foto preciosa espolvoreado de chocolate ha tenido que ser suistuida por esta cojida de medio lado y el día siguiente. Pero de verdad que sin nata queda de muerte, ahora es mi postre favorito sin ninguna duda.

Tengo publicada otra receta de Tiramisú, del 2008, pero en aquella ocasión lo hice con nata, este queda mucho mejor, al menos a mi me gusta más, claro, que también me gusta más la carbonara sin nata ¡¡

Trufas de Chocolate Sussi

Las Mejores Trufas de Chocolate

Muchas veces una receta sencilla nos sorprende y esta es una de esas recetas. La copie hace muchos años en el foro Mundo Recetas, las publico Sussi, y fueron un éxito total, son fáciles, con ingredientes sencillos y siempre quedan bien. Tengo guardado el reportaje desde entonces, y me parece una receta apropiadísima para estas fechas.

TRUFAS DE CHOCOLATE (sussi)

Ingredientes:

*500 gr. de Galletas Mª
*2 Tabletas de chocolate sin leche Valor (300 GR. POR TABLETA)
*2 Huevos
*1 Copita de Coñac
*Unos 50 gr. de Mantequilla
*3/4 de un vaso de Leche
*Fideos de Chocolate
*Cacao en polvo

Preparación:

Trituramos las galletas, con la thermomix o con un batidora de vaso, que queden como arenilla, y las reservamos.

Separamos las claras de las yemas, las claras tenemos que batirlas a punto de nieve.

Ponemos un cazo al fuego con la leche y la mantequilla cuando esté caliente, pero sin hervir, añadimos el chocolate poco a poco y removemos hasta que se disuelva.

Retiramos del fuego, añadimos las yemas y removemos, después incorporamos el coñac. Esta mezcla la tenemos que unir a las claras que tendremos a punto de nieve.

Mezclamos bien pero con cuidado. Volcamos el chocolate en el bol de las galletas.

Removemos bien hasta que las galletas se empapen completamente.

Los metemos en la nevera o en el congelador para que la masa se endurezca y poder hacer las bolas.

Vamos haciendo bolitas y las pasamos por fideos de chocolate que tendremos en un bol o en un tazón, de forma que queden cubiertas por los fideos o por el chocolate en polvo.

Se pueden guardar en el congelador y sacarlas unos minutos antes de comer.

Están espectaculares y son sencillímas.

Me he despertado pensando en positivo, ayer tuve un día gris, ya tenía que haber aprendido que en los días grises no se escriben entradas para el blog, pero será en 2012 cuando lo lleve a la práctica. Estaba desanimada y poco feliz, de hecho estuve sentada con un boli y un papel, y en vez de hacer lo habitual, ponerme a escribir la lista de la compra, o lo que voy a cocinar la próxima semanana, o alguna receta para el blog, me quede mirando el papel, sin motivación.

Entonces escribí en mayúsculas FELICIDAD, debajo ecribí POSITIVIDAD, y ya puestos AMOR, para rematar puse PAZ, lo doble y lo deje a un lado. No hizo efecto inmediato, pase media tarde refunfuñando, aunque empece a ver las cosas desde un punto más positivo.

Y está noche me he despertando soñando con masa de galletas, nunca hago galletas, pero me he despertado soñando con repostería (… y una Kitchen Aid amarillo clarito), y me he acordado del papel, y he pensado que la felicidad está dentro, que solo hay que dejarla escapar, y si es Navidad, pues porqué no sumarse a los festejos y las celebraciones, igual mañana pongo los adornos y quizá me anime y haga un roscón.

Quién sabe, quizá la felicidad está en la repostería, o quizá no, pero seguro que dentro de mi hay muchos trozos felices, solo hay que dejarlos salir.

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2012 ¡¡¡

Helado de Chocolate Faraona

Con Thermomix

Hace ya varios años que falleció Faraona, lo recuerdo porque fue la primera vez que me apene de verdad por la muerte de una persona que no conocía, no la conocía pero habíamos hablado muchas veces. Intercambiábamos mensajes privados en el foro de Mundo Recetas, recuerdo especialmente dos ocasiones, una en la que alguien le había copiado una receta de thermomix y estaba algo molesta, hablamos, fuimos restando importancia al asunto y finalmente nos echamos unas risas tratando de adjudicarnos la patente del huevo frito.

Esta receta fue el inicio de nuestra amistad virtual, yo defendía que el thermomix era maravilloso pero que helados no, que los helados no quedaban bien. Faraona trataba de demostrarme lo contrario, pero yo estaba totalmente encabezonada, “los helados en la thermomix no salen”. Recuerdo que empezamos hablar y para convencerme me paso esta receta:

HELADO DE CHOCOLATE (el mío)

Ingredientes
1 tabletas de chocolate Nestlé postres
240 gr. de azúcar
1 cubilete de café (optativo)
150 gr. de leche
2 huevos
700 gr. de nata liquida
4 cucharadas de coñac (optativo)

Preparación:
Triturar el azúcar y el chocolate a velocidad 5,7 y 9 progresivamente, añadir el café (si se quiere poner), la leche y los huevos. Programar 6 minutos a 90º en velocidad 5. Cuando termine el tiempo, batir unos segundos sin temperatura. Se añade la nata (y el coñac si se desea) y se mezcla unos segundos en velocidades 5-7-9.
Se vuelca en un recipiente y se deja en el congelador.

La pongo tal cual me la mando “el mio” evidentemente porque era su helado: Helado de Chocolate de Faraona. Yo le insisti, que no iba a salir helado, que se haría hielo, y recuerdo que me contesto “¿te la has leído?”, y le dije que si, pero que los helados luego se congelan, que para que queden bien haciendolos en el thermomix hay que estar pendiente de sacarlos y batirlos.

Fue entonces cuando me dijo “venga eu, que tú sabes cocinar, leete la receta”, crecí un par de centrimentos al saber que Faraona pensaba que yo sabía cocinar. Pero no lo ví, fue ella quién me mostro que la base de su helado es una natilla, por eso no se congela al meterlo al frío.

Desde entonces he hecho muchas veces este helado y siempre la recuerdo, espero que donde este tenga una buena cocina y seguro que una thermomix, aunque yo creo que si siguiera con nosotros, sería un crack con la Kitchen Aid.

En recuerdo de Faraona, que en paz descanse.

Galletas de Avena

Con caramelo, chocolate y canela

Galletas de Avena
Ingredientes:
100 gr. de Harina
50 gr. de Copos de Avena
75 gr. de Mantequilla
70 gr. de Azucar
10 gr. de Jarabe de Arce (o Caramelo líquido)
1 Huevo
25 gr. de Chocolate Postres
1 Cucharadita de Bicarbonato
1 Cucharadita de Levadura (tipo Royal)
Una cucharadita de Levadura
Media cucharadita de Bicarbonato
Un pellizco de canela
Una pizca de sal


Antes de empezar sacamos la mantequilla y el huevo de la nevera, y preparamos todos los ingredientes. Cuando ya tenemos fuera todo lo que vamos a necesitar, empezamos encendiendo el horno a 180º, arriba y abajo.


Trituramos el chocolate, con un cuchillo grande, con el ascesorio de picar de la batidora o con la Thermomix, en TH unos segundos velocidad 3 y medio. El chocolate yo lo pico con cuchillo. Reservamos.

Trituramos también la avena, pero que no quede muy fina, en la thermomix 15 segundos velocidad tres. Sacamos y reservamos.

Mezclamos el azucar con la mantequilla, que tenemos a temperatura ambiente y en daditos, hasta que nos quede cremoso. En este paso si lo hacemos con la thermomix cuidado con echar la mantequilla fría, se pegaría todo en las cuchillas. Yo hago primero el azucar glass y luego incorporo la mantequilla, 30sg. V3

Añadimos el huevo, que abremos batido previamente con una pizca de sal, el jarabe de arce y mezclamos. (TH 15sg. V3)

En un bol mezclamos la harina con la levadura y el bicarbonato, la tamizamos y añadimos a la mezcla anterior (harina+levadura+bicarbonato se añaden a azucar+mantequilla+huevo+caramelo). (TH 15sg. V3)

Ahora incorporamos la avena que teníamos reservada, el chocolate y la canela, mezclamos con la espátula.

Ya tenemos la masa de galletas, para hornearlas podemos poner bolitas bien separadas sobre papel de horno o silpat (crecen bastante) o rellenar los huequitos de un molde de muffins pequeños, o galletas.

A mi manejar la masa no se me da muy bien, lo que hago es coger una cucharilla y echar pegotitos en los agujeros del molde, que quedan desiguales y con picos, entonces cojo una taza con agua, me voy mojando los dedos y dando forma redondeada a los pegotitos que he hecho con la cucharilla.

Metemos las galletas al horno, la bandeja en posición media, de doce a quince minutos. Yo las dejo 12, pero cada horno tiene su tiempo.


Nada más sacarlas parece que estan un poco blandas pero al enfriar siempre endurecen.

Las guardamos en una lata y duran un montón. La foto de las galleta solitaria y la galleta mordida están echas dos semanas después de hacer las galletas.

Sobre esta receta se pueden hacer mil variaciones, no echar canela, cambiar por vainilla, no echar caramelo, cambiar chocolate por manzana o por nueces.

Manzanas Asadas

Con Manzanas y Canela II

Me faltaba colgar la receta de las manzanas asadas, por cierto que riquísimas están, que fácil son de hacer y que bien aguantan en la nevera, la última que nos comimos estuvo una semana en la zona 0º y estupenda acompañada de chocolate negro y un culín de JackD.

La receta es un pupurri de lo que fui recopilando por la red y algo que recordaba de como las hacía mi abuela. Gracias a Directo al Paladar porque sin su explicación yo hubiera plantado las manzanas con el rabito hacia arriba.

Ingredientes
Manzanas
Azúcar moreno
Unas bolitas de mantequilla
Canela
Y un chorrito de Coñac (Torres 5)

Elaboración
Lo primero encender el horno (sacando si guardamos algo dentro del horno, que hace un tiempo hornee un rodillo, mal sitio para guardar lo que no cabe por los armarios)

Lavamos las manzanas, las ponemos con el rabo para abajo y, con la ayuda de un pelador o un cuchillo afilado, las despojamos de las semillas interiores. Con cuidado de no llegar al fondo, para evitar que se les escape el relleno demasiado pronto.

Yo empece con la puntilla, pero al final use el descorazonador, metiendolo hasta la mitad, sacando el centro, y retirando si queda alguna semilla con la puntilla.

Para hornearlas use un pyrex, colocandolas sobre un dedín de agua. En el agujerito del corazón echamos azucar moreno, una bolita de mantequilla y un chorrito de coñac, se me fue un poco la mano con el coñac, pero le dió un toque divino, espolvoreamos con canela y al horno.

Las tuve unos 20 minutos, hasta que me pareció que estaban echas, y que ricas, sencillísima la receta y el liquido de abajo de chuparse los dedos. Se pueden hacer más, hasta que se abra la piel, pero a mi me gustan que queden enteritas, por lo que cuando empiezan a rasgarse y antes de que rompan, las saco.

Como la foto de las manzanas está en la otra entrada, una del armario de las especias.

Con Manzanas y Canela I

Compota de Manzana

Con manzanas y canela he hecho Manzanas Asadas.

y Compota de Manzana

Tenía manzanas de árbol, vale, todas son de árbol, pero estas son de un frutal del pueblo que cuando le da la gana da manzanas, y este año se ve que quería llamar la atención, porqué ha dado muchas, son chiquititas y muy ricas.

La compota la verdad es que no la había hecho nunca, y me puse a buscar recetas por internet, encontré una que me pareció maja y me fui a comprar la canela en rama, evidentemente no pude evitar comprar ese bote tan monísimo de Oneto, pero no porque yo quisiera comprar especias Oneto (con esos botes tan ideales) sino porque en los super normales no tienen canela en rama, solo en polvo ( … y si la tienen yo no la vi).

En fin, como nunca he hecho compota, tampoco se exactamente como debe quedar, pero lo que esta clarísimo es que en la receta que seguí me pareció que había mucha cantidad de agua y muy poco tiempo. Evidentemente a los 15 minutos y con 200gr. de agua, para medio kilo de manzanas (la receta decía 400gr.) aquello era manzana semi cruda en agua caramelizada, no compota.

Deje que hirviera otros diez minutos, está vez sin tapar, y aunque la manzana cogió mejor aspecto, seguía habiendo demasiado líquido. Opte por quitar una parte de líquido, sacar la mariposa de las cuchillas y poner diez minutos más, siempre a 100º.

Y aunque quizá lo que he hecho sea más mermelada de manzana que compota, quién sabe, está riquísimo.

COMPOTA DE MANZANA
Ingredientes:
Medio Kilo de manzanas pesadas peladas y sin corazón
Medio limón pelado al vivo
150gr. de azúcar moreno.
Un rama de canela.
Un poco de agua, digo yo que unos 100gr., cuando repita la receta pondré la cantidad exacta.

Pelamos el medio limón al vivo y lo echamos al boll, luego vamos pelando las manzanas, cortandolas a trocitos y echandolas sobre el limón, removemos a cada fruta que echamos y así se impregnan de limón y no ennegrecen.

De vez en cuando peso para ver cuantas frutas más tengo que echar, las cascaras y las mondas se van quedando en el otro cacharro, luego tiro los restos a la basura y no gastamos papel de cocina, es muy cómodo.

Una vez tenemos la fruta preparada, ponemos la mariposa en el thermomix y echamos todo: las manzanas con el limón, la canela, el azucar y el agua, y programamos 20m. 100º V1. Miramos que tal va, sacamos la mariposa y programamos 5 o 10 minutos más, según nos parezca que la manzana está muy hecha o aún algo entera.

Vale, las cantidades no son exactas, y los tiempos tampoco, pero paso de dar una receta “exacta” irreal, porque a mi me molesta seguir una receta para el thermomix al pie de la letra y que no salga. Dependerá de la madurez de las manzanas, del tipo de manzana … es mejor ir mirando.

A

 

Bizcocho Mama María e Hijos

He hecho un bizcocho (que ya es raro) y quiero dedicarlo a una persona a la que aprecio un montón y que casualmente publicó esta receta en su blog hace unos días: mi amiga Comoju.

La receta es un clásico de la secta, un bizcocho base que dificilmente puede quedar mal si lo haces con terrormix y siguiendo las cantidades, ni más ni menos que 500 de azúcar para 450 de harina.

Mira que ponía “un molde grande” pero ¿tan grande?? pues si, enorme, como ya se me salió un panetone y también la líe con una coca de llanda, está vez cuando iba llenando el molde dije “¡uy¡, esto aquí no cabe”, así que deje una parte de la masa en el vaso del TH y en lo que se hacía la Mamá, embadurne (perdón, encamise) dos moldes pequeños para hacer dos bizcochitos más.

Como la repostería no es lo mío, no estaba yo segura de si la masa esperando luego saldría bien, pero comprobado, sale de lujo.

Ingredientes:

– 4 Huevos
– 200 gr. de Aceite de Girasol
– 300 gr. de Leche
– 500 gr. de Azúcar
– La piel de 1 Limón (sólo la parte amarilla)
– 450 gr. de Harina
– 2 sobres de Levadura “Royal”
– Una pizca de Sal

Elaboración:
Precalentar el horno a 180º en “Turbo”. Como no tengo Turbo a 200º

Sacamos y pesamos todos lo ingredientes.

Encamisamos el molde.

Ponemos en el thermomix todos los ingredientes menos la harina, la levadura y la sal. Programamos 3 min. en vel. 6.

Vamos tamizando la harina donde habremos mezclado la sal y la levadura. Con TH no hace falta tamizar pero a mi me gusta.

Pasados los 3 minutos cuando canta la maquineja echamos la harina con la levadura y la sal.

Mezclamos con 3 ó 4 golpes de “Turbo”. Metemos la pala para comprobar que todo esta bien mezclado y rellenamos el molde a máximo dos tercios de capacidad, le damos un par de golpes sobre la encimera y al horno, unos 30 – 40 minutos.

Como el bizcocho lo vi dorado y no estaba todavía, le puse un papel de plata encima para que no se dorara más, pero se me pego un poco, de ahí la peca que trate de disimular con azucar glass.

El que mejor estaba era el pequeño, el grande estaba muy bueno según mi madre, y el mediano se lo regalé a una vecina que también le gusto.

Postre de Queso 907 – Therrormix

Esta es la primera tarta de queso que hice en la secta Thermomix y que sigo haciendo cuando necesito un postre rápido. Le llamo el postre 907, puede ser de queso o de chocolate, son 90º 7 minutos (907), se echa todo al TH: leche o nata, o ambas, un sobre de cuajada, esto es lo más importante, y quesitos, o philadelphia, o chocolate … La base de todos estos postres es la misma, incluida la famosa Tarta tres chocolates. Y si no tienes TH es lo mismo pero con las indicaciones del sobre de cuajada y un cazo.

Le debería mandar esta receta al señor Falsarius, no?

Ingredientes:

– 250 gr. de leche.
– 200 gr. de nata líquida
– 8 quesitos.
– 1 sobre de cuajada.
– 70 gr. de azúcar.

– Medio bote de Mermelada para la cobertura

Generalmente se le pone una base de galletas con mantequilla, pero digo yo que eso era porque antigüamente las galletas y la mantequilla eran baratas, porque ahora sale mejor y queda más rico comprar bases de bizcocho preparadas, vienen tres y cuestan 1,25€, vamos que salen más caros los huevos y la harina.

La base la corto con la puntilla poniendo encima la base del molde, esto es un trabajo repostero de precisión.

Cerramos el molde y pinchamos toda la base del bizcocho con un tenedor, cogemos el Torres 5, el de cocinar, el de beber es el Torres 10, y con un pincel como si fuera un almibar emborrachamos el bizcocho para que no quede seco.

Y ahora la parte mágica: “Echar todos los ingredientes restantes, menos la mermelada, en el vaso. Programar 7 minutos, 90º, vel. 4”

En los siete minutos mágicos separo las dos bases de tarta que me quedan, las envuelvo en el film más malo del mundo, es decir el film de DIA, nada menos que dos rollos de 100 metros que tengo, que encima estaba 2×1. El de mercadona es malo, pero el de DIA es un horror, me gusta el del LIDL, no es lo mejor, pero al menos es decente.

Vale pues las envuelvo en film, pongo aluminio en el envase que venían, las meto dentro y al congelador.

Ahora echamos la crema sobre la base que tenemos preparada en el molde, para no levantar el bizcocho hay que poner la espatula y que no caiga un chorro fuerte, lo hacemos con cuidado para que caiga por toda la base y no de golpe en el centro. Este postre es muy sencillo pero tiene sus cosillas.

Para la cobertura, cogemos medio bote de confitura, pero que sea buena, que las malas una vez calientes luego no vuelven a ponerse densas. Lo echamos al TH y programamos 1 minuto y medio, 40º, velocidad 3. Cubrimos toda la crema de queso, y a la nevera. Ya está.

El postre más fácil de todos los postres. No tengo fotos del corte, aunque quedo divino, me sigue dando vergüenza sacar la cámara con gente delante.