Tortilla de Patatas Light

Con Patatas al Microondas

La Tortilla de Patatas es todo un mundo, hay mil formas de hacerla y casi siempre queda bien, mi madre hace la versión clásica: gordita, con las patatas fritas en aceite de oliva y cuajada en sartén. Yo tengo una versión especial, que podríamos llamar light, para la cual no frío las patatas en aceite, sino que las cocino en el microondas con la cebolla.

El truco de la Tortilla de Patata son los huevos, la proporción que utilicemos de patata y huevo será la clave del éxito de nuestra tortilla. Yo utilizo dos patatas pequeñas o una grande para tres huevos y media cebolla, y añado media cucharadita de levadura Royal en el batido de los huevos. Podemos separar las claras de las yemas, y montar las claras, batidas casi a punto de nieve, antes de incorporar las yemas, así queda muy esponjosa, pero para ahorrar tiempo, media cucharadita de levadura en el batido de los huevos nos dará el mismo resultado.

Ingredientes:

– Dos Patatas
– Tres Huevos
– Media Cebolla
– Media cucharadita de levadura Royal
– Sal y Aceite de Oliva

Respecto a las patatas, primero las pelamos y quitamos los ojos, a las patatas con el tiempo les salen como raicillas pequeños, a esto se llama ojos y debemos quitar tanto la raíz que pueda asomar de la patata como el circulo que queda bajo la piel. Si una patata no echa ninguna raíz, pero al ir a utilizarlas están podridas por dentro, dice muy poco de su calidad.

Las patatas, sin piel y lavadas, las cortamos a laminas muy finas. Una vez cortadas en laminas finitas, las volvemos a cortar en brunoisse, como si fuera una cebolla, de forma que nos queden laminas finas en cuadraditos muy pequeños, esto lo mezclamos con la cebolla en brunoisse y añadimos un poquito de aceite de oliva en crudo y sal. Es importante contar con una fuente de pyrex con tapa que quepa bien en el microondas para cocinar la patata y la cebolla. Si no disponemos de fuente con tapa, podemos poner nuestra mezcla de patata y cebolla en un bol y cubrir con film, pinchándolo en varios puntos para hacer agujeritos que permitan salir el vapor.

Removemos bien las patatas, con la cebolla, el aceite y la sal, y lo metemos al microondas, en principio cuatro minutos. Mientras vamos a cascar los huevos  y batir con la media cucharadita de levadura. Cuando pasan los cuatro minutos, sacamos las patatas del microondas, abrimos la tapa con cuidado para no quemarnos con el vapor, removemos bien y volvemos a meter al micro tres minutos, ahora depende del tipo de patata tardarán más o menos en hacerse, lo mejor es ir poco a poco, sacamos removemos, miramos y si vemos que aún están algo crudas, volvemos a meter al microondas uno o dos minutos más. Tardarán en hacerse unos diez minutos, pero quedan mucho mejor sacándolas y removiéndolas que si las metemos directamente diez minutos en el microondas en ese caso probablemente se haga una pasta de patata.

Cuando ya tenemos las patatas cocinadas en el microondas con la cebolla, lo mezclamos bien con los huevos batidos. En una sarten pequeña, echamos un fondo de aceite, podemos utilizar el espray de aceite, añadiéndolo en el fondo y las paredes de la sarten. Calentamos la sarten y cuando está caliente, sin que llegue a humear, echamos la mezcla de patatas, cebolla y huevo, que habremos rectificado de sal previamente, y una vez en la sartén hacemos movimientos circulares para que asiente la tortilla.

Cuando vaya cuajando el huevo, nos preparamos para darle la vuelta, podemos ayudarnos de un plato ya que la primera vuelta es la más delicada, luego con la siguiente vuelta recupera su forma, pero si nos quedan los bordes levantados podemos ayudarnos de un tenedor para que recupere la forma redondeada.

Daremos vuelta y vuelta y ya tenemos la tortilla, si no l vamos a comer en el momento, podemos dejarla reposar sobre un plato cubierto con un papel de cocina.

Anuncios

Sopa Quemagrasa

Un Día de Dieta

Para recuperar el ritmo de comida normal después de las fiestas y los excesos, yo hago un día “desengrasante”. Preparo una sopa de tomate basada en la popular Sopa Quemagrasa, y junto a una ensalada verde, y algunas infusiones, es lo único que como durante todo el día, no lo hago si tengo que ir a trabajar o voy a coger la bici, pero estando de vacaciones en casa no cuesta mucho y evitas coger el kilo “Navidad” que sumado al “Aperitivo con Torreznos” llevan al traste el bikini de Semana Santa.

Ingredientes:
Una Cebolla
Un Pimiento Verde
Una lata de medio de Tomate Pelado Entero
Medio Repollo Pequeño
Una barra de Apio
Dos Ajos
Una Cucharada de Aceite de Oliva
Media Cucharadita de Jengibre
Media Cucharadita de Cúrcuma
Una pizca de Comino en Polvo
Dos Clavos de Especia
Pimienta Negra Recién Molida
Sal

Muy importante, no echamos pastilla de caldo, el sabor de las especias es suficiente, si nos parece demasiado soso, podemos añadir pimentón.

Elaboración Tradicional:
Picamos todos los ingredientes, los ponemos en una olla grande, echamos aproximadamente medio litro de agua y el caldo de la lata de tomate, nos parecerá que hay poca agua, pero en cuanto empiece a cocer el repollo va menguando y se hunde, cocemos aproximadamente media hora a fuego medio.

Elaboración en Olla Rápida:
Picamos todos los ingredientes, los ponemos en el cestillo de la olla, posamos el cestillo sobre la base, echamos el agua junto con el líquido de la lata de tomate, las especias, la sal y la pimienta. Veremos que parece que es todo verdura, pero el agua está abajo, no nos preocupamos. Cerramos y cocinamos 8 minutos en presión 1. Cuando termina el tiempo soltamos el vapor, movemos un poco la olla antes de abrir la tapa, siempre mirando hacia el lado contrario de nuestra cara para no quemarnos con el vapor. Lo primero que vamos a ver es toda la verdura encima, con ayuda de un cucharón sacamos el cestillo de metal y removemos todo bien. Podemos hacerlo sin cestillo, pero el repollo queda mejor si está en el cestillo que flotando por la olla.

Observaciones:
No debemos rehogar nada al hacer la sopa, la cucharada de aceite la echamos en crudo sobre las verduras. Una vez cocinada la sopa, rectificamos de sal. Mi dieta completa del día Quemagrasa empieza con el zumo de un limón disuelto en un vaso de agua, lo caliento y añado una cucharadita de miel, esto es lo que desayuno. A media mañana me tomo una infusión de manzanilla; para comer, la Sopa Quemagrasa y de postre un Poleo, si me entra hambre a media tarde, me caliento un poco más de sopa, y por la noche una ensalada verde, con un cogollo de lechuga, apio, cebolla y pepino, el aliño sin vinagre, preparo una vinagreta con zumo de limón, y si me quedo con hambre tomo un poco más de sopa.

Al día siguiente te levantas como si no hubieras hecho ningún exceso en las fiestas, a mi me sienta muy bien (Lo Que Me Sienta Bien 003). Y no nos vamos a engañar, no es una sopa riquísima y maravillosa, simplemente no está mala y sacia mucho, con un plato no tienes más hambre.

Quedan pocos días para el nuevo año, mis mejores deseos para 2012.