Cocido Madrileño

De Tercera Generación

A mi sobrina le gusta mucho el cocido de su abuela, y claro, que mejor forma de dejarle la receta que publicándola en mi blog. Hasta aquí vamos bien, cocido madrileño, el que comiamos en casa cuando yo era pequeña, el problema es que aunque me trae buenos recuerdos el cocido, yo no lo cocino, de hecho no lo había hecho nunca, el cocido que hago en casa es una versión de cocido vegetariana.

Hacer un cocido es fácil, mi madre lo hacía en la olla express, nunca la he visto hacer el cocido lentamente, yo lo he hecho en olla rápida, he acelerado un poco el proceso y modificado la forma de preparación para desgrasarlo y quitar impurezas del caldo, y este es el resultado, para mi mami y mi sobrina: Cocido Madrileño de tercera generación, pero necesitamos incluir a mi abuela, mi sobrina no es madrileña.

Ingredientes:
Las Carnes:
– Un trozo de Morcillo de 400gr.
– Un hueso de Espinazo Salado
– Una punta de Jamón
– Un Hueso de Caña o Rodilla
– Un cuarto de Gallina
– Un trozo de Chorizo de Sarta
– 150gr. Tocino Entreverado

Las Legumbres y Verduras:
– 300gr. de Garbanzos
– Una Zanahoria
– Un Puerro
– Un Nabo
– Una ramita de Apio
– Una Patata

Y un par de puñados de fideo cabellín.

IMPORTANTE: NO vamos a echar NI SAL NI ACEITE

Lo primero que hacemos es dar una breve cocción a la carne y los huesos, sin el chorizo. Lo habitúal es poner a cocer los huesos, con la carne, la gallina, el tocino y el jamón, espumando el caldo según empiece a hervir. Lo que he hecho ha sido ponerlo todo en la olla rápida (la mía es la WMF Perfect Pro), añadir agua, cocinar en presión dos durante 3 minutos, pasado este tiempo, dejamos salir el vapor, abrimos la olla y sacamos los huesos y la carne, colocándolos en el cestillo calado (el de cocinar al vapor). Ahora si incorporamos el chorizo en el cestillo.

Tenemos el caldo en la olla y necesitamos otra olla o recipiente grande porque vamos a colarlo, como no lo hemos espumado vamos hacer que todas las impurezas se queden en el colador, necesitamos un colador de malla finita o mejor uno de tela, colamos todo el caldo y aclaramos la olla. No la limpiamos con detergente, solo vamos a aclararla con agua para retirar todos los restos de suciedad del caldo.

Ahora con la olla aclarada y el caldo limpio, ponemos en la parte de abajo los garbanzos, que habremos remojado al menos 12 horas, y la verdura, la zanahoria y la patata peladas, el apio, el nabo y el puerro limpios. Y metemos el accesorio para sujetar el cestillo.

Sobre la verdura ponemos el cestillo con las carnes, ahora tenemos también el chorizo que no echamos en la primera cocción. Incorporamos el caldo que hemos colado, cerramos la olla y nuevamente en presión 2 cocinamos ocho minutos.

Cuando termina el tiempo, dejamos salir el vapor, abrimos la olla y retiramos el cestillo con la carne. De la verdura tiramos el apio, el puerro y el nabo si nos gusta lo dejamos para comer sino lo desechamos, lo que sin duda dejamos para comer con el cocido es la zanahoria y la patata.

Cogemos un par de cazos de caldo, los ponemos en un cazo aparte y cocemos unos fideos finos, para tomar como entrante una sopa de cocido.

A mi me gusta comer luego el cocido con los garbanzos a un lado y un trocito de patata, un poco de zanahoria, una loncha del morcillo, un trocito de la pechuga de la gallina, un par de rodajas de chorizo y, si nos gusta, un trocito de tocino. El jamón, los huesos y el espinazo los desecho.

Como todas las madres, la mia es muy suya, y por supuesto su cocido queda mejor y “no hace eso del cestillo“, pero aún así le publico “su” cocido, ahora no puede decir que sus sobrinos no tienen la receta de la abuela.

Anuncios

Cocido vegetariano en versión express

Este es el cocido que suelo hacer en invierno, no tiene nada que ver con el que hacía mi madre, ni con el clásico cocido madrileño. Basicamente es un guiso de garbanzos con verduras, lo comemos seco, sin el caldo, con una vinagreta acompañando los garbanzos en caliente.

Para las verduras suelo comprar una bandeja de estas que vienen verduras variadas, no es que me emocionen esas bandejas porque siempre traen demasiadas zanahorias, pero son prácticas. En esta ocasión cojí una bandeja del LIDL y me sorprendió que trae colinabo y otra raiz blanca alargada ¿?.

A las verduras de la bandeja le incorporo media cebolla, una patata, dos ajos y en esta ocasión, un trozo de calabaza.

Lo primero es poner la víspera los garbanzos a remojo, la legumbre seca aún no es excesivamente cara, por lo que suelo comprar los saquitos de tela que generalmente llevan garbanzos de mejor calidad que las marcas blancas. Si me acuerdo, en el remojo incluyo un trozo de alga kombu que luego desecho con el agua.

Las verduras las limpiamos y pelamos, dejándolas enteras. Escurrimos y aclaramos los garbanzos.

Una vez todas las verduras limpias, ponemos en la olla rápida los garbanzos y las verduras.

Cubrimos de agua, si queremos guardar caldo ponemos un pelín más, sino solo cubrir. Echamos un chorrín de aceite y las especias, importante el tema de las especias porque junto con la vinagreta final es lo que nos da el sabor. Generalmente pongo pimienta negra en bolas, comino en grano, un par de clavos de especia, una cayena y sal (dicen que los garbanzos la sal se echa una vez cocinados, lo hago de las dos formas, a veces echo la sal antes y otras después, más comodo antes y la diferencia inapreciable).

Cerramos la olla, encendemos el fuego, esperamos que salga la válvula y cuando vemos asomar la segunda rayita, bajamos el fuego al mínimo y contamos ocho minutos. Pasado el tiempo, vamos dejando escapar el vapor poco a poco y en unos cinco/diez minutos, podremos abrir la olla.

Yo pongo en una fuente las verduras con los garbanzos y sobre los garbanzos echo una vinagreta, nos lo comemos en caliente.

Y esto es lo que yo llamo cocido.