Calamares en su Tinta

Con una Hora de Cocción

Los calamares en su tinta se pueden hacer y se pueden hacer bien, si queréis una receta rápida hasta podéis hacerlos en el thermomix, pero a fuego lento y con su salsa SIN HARINA quedan de muerte. Si además podéis conseguir tinta natural del propio calamar, eso sería un lujo. La receta es sencilla pero hay que tener paciencia y dejarlos hacer leeeeeentamente.

Ingredientes para dos personas,

– Medio kilo de Calamar Troceado
– Tres o cuatro cucharadas de Aceite de oliva
– Una Cebolla
– Un Dientes de Ajo
– Una hoja de Laurel
– Un Tomate maduro
– Medio vaso de Vino Blanco
– Dos Bolsitas de Tinta de Calamar o la tinta del calamar
– Una Cayena
– Sal y Pimienta

Elaboración:

En primer lugar preparamos los ingredientes: picamos la cebolla, la queremos lo más picadita posible por lo que podemos ayudarnos de un picador si disponemos de él, yo he usado la base del minipimer. El ajo lo voy a prensar con el prensaajos.

El tomate lo pelamos, para ello lo sobamos con el cuchillo hasta que notemos que la piel se separa, y pelamos. Una vez pelado, lo voy a cortar y pasar por el pasapures. Esto es muy importante, usad este aparato antiguo y notaréis la diferencia, no es lo mismo picar pequeñito o triturar que pasar por el pasapures.

Los calamares los compre congelados, los he dejado descongelar en la nevera dentro de un tupper con rejilla, para que el líquido que sueltan quede abajo. Si los compráis frescos en este enlace está publicada la forma de limpiar el calamar tras la receta de caldo de pescado: Limpiar Calamares.

Ahora vamos a cocinar, ponemos el aceite en una sartén amplia con la hoja de laurel. La cantidad de aceite podemos rebajarla a tres cucharadas sin problemas, yo la receta la tenía anotada con tres, luego como lo medí para publicar me pareció poco y eche cuatro, pero creo que tres es suficiente. Cuando empieza a freírse la hoja de laurel añadimos la cebolla picada con picadora y el ajo prensado, dejamos que se poche suavemente.

Mientras se está pochando, sobre la misma sartén, vamos pasando el tomate por el pasapures, no olvidéis al terminar echar a la sartén todo el tomate que queda en la base del pasapures. Rehogamos y añadimos los calamares, el vino blanco, la tinta, la cayena, sal y pimienta.

Vamos a dejar que se cocinen lentamente, con el fuego bajito, según el libro de Harold McGee “La cocina y los alimentos“; capítulo 4 Pescado y Marisco, “…las fibras musculares del calamar y del pulpo son sumamente finas por lo que su carne es densa y de textura fina. A diferencia del frágil colágeno del pescado, el colágeno de los pulpos y calamares tiene muchos enlaces cruzados y se comporta de manera parecida al colágeno de los animales terrestres.

El calamar y el pulpo se deben cocinar o bien breve y escasamente para evitar que las fibras musculares se endurezcan, o bien durante mucho tiempo para disolver el colágeno. (…) Si se cocinan suave y continuamente durante una hora o más, el colágeno duro y contraído se disuelve y forma gelatina, dando a la carne una suculencia sedosa. (pág. 244).

Es decir, que vamos a tener nuestros calamares a fuego suave durante una hora. A mi este tipo de cocciones tan largas me dan cierto reparo, pero de verdad probadlo, es cuestión de tener el fuego muy flojito y estar echándole un ojo de vez en cuando, veréis como el calamar suelta todo el agua, luego empieza a reducir y al final la salsa parece que estuviera ligada con harina, como una bechamel clarita, pero no hemos echado NADA de harina.

Es difícil verlo en las fotos, pero os aseguro que tenéis que probarlo, los calamares quedan riquísimos y la salsa estupenda, perfectamente ligada, los calamares, pese a ser congelados quedaron muy bien, no obstante como les vamos a dedicar tanto tiempo, si tenemos producto fresco, mejor que mejor.

Un último detalle, los calamares se quedan en nada, vamos que necesitan arroz para ser un plato de verdad. Si sois cuatro echad un kilo sin duda.

Vídeo Receta – Arroz Negro

Inicio una nueva etapa del blog, VIDEO BLOG ¡¡¡

… que no estoy divina con mi delantal del blog?

La idea es publicar mis recetas en vídeo, he empezado por la última, y aunque me gusta como ha quedado me da un poco de queseyo publicarla, por eso de que soy una perfeccionista y demás, la cocina es mi cocina, of course … jejeje

Arroz Negro


No lo he hecho aposta, pero casi publico seguido el Risotto Negro y el Arroz Negro, parece mentira pero con casi los mismos ingredientes, arroz y calamar, dos sabores totalmente diferentes, no se parecen en nada y mencantan los dos por cierto.

Ingredientes para Dos

Unos 200gr. de Calamar, en este caso eran dos medianos (como se limpia el calamar: aquí)
100gr. de Gambas Arroceras
Un diente de Ajo a láminas finas
Un cuarto de Cebolla grande o una pequeña muy picadita (una cucharada más o menos)
Dos tomates de los naturales de lata sin piel, escurridos y picados
Pimentón dulce molido (media cucharada) o la pulpa de 1 ñora.
Una taza de Arroz
Dos bolsitas de Tinta de Calamar
Dos tazas y un poco de Caldo de Pescado
Aceite de oliva virgen
Sal
Falso All i oli (si nos sale el auténtico mucho mejor, a mi no me sale)

Elaboración

Lo primero es preparar el caldo, tengo la receta publicada aquí, como últimamente venden cabeza de rape me he aficionado a hacer el caldo de pescado casero, es que antes como no voy al mercado me costaba mucho tener espinas. En este caso le voy a echar gambas al arroz, por lo que he incorporado las cabezas, las patitas y la piel de las gambas al caldo y queda ese tono rosadito.


Cuando tengo ya el caldo hirviendo enciendo el horno, en mi vitro el arroz no queda bien, si no echo agua de más se pega, por eso siempre termino de hacer los arroces secos al horno.

Con todo bien picado pongo el fondo de aceite a calentar en la paella, lo primero que echo es el calamar, cuando ha soltado el agua, incorporo el ajo picadito y la cebolla, lo dejo hasta que la cebolla esta transparente.


Entonces añado el tomate picadito y voy rehogando.

Tras unos minutos, pongo la media cucharada de pimentón, remuevo e incorporo el arroz y las tintas, rehogo bien el arroz, y añado las dos tazas de caldo, coloco todo pongo los cuerpos de las gambas y lo meto al horno.


El horno precaliento a 200º pero cuando meto el arroz lo bajo a 180º, en lo que se evapora el agua del arroz hago el falso alioli.


Pico un ajo, echo el zumo de medio limón, un huevo y aceite, de girasol que si no queda super fuerte, meto la batidora hasta el fondo y le doy caña, en realidad es una mayonesa con ajo, pero queda riquísima (el huevo directamente de la nevera, desde que lo hago así metiendo la batidora hasta el fondo del vaso no se me ha cortado ninguna mayonesa)


Aquí una foto de cerca del Arroz Negro, solo hay que ver la foto para darse cuenta que es totalmente diferente al Risotto


Y un platito servido con su alioli, estaba riquísimo


Otra cosa que siempre me ha llamado la atención del Arroz Negro es que lleva cebolla siendo un arroz seco, a la paella nunca le pongo cebolla. Y tampoco lleva azafrán, sino pimentón, la verdad es que es un arroz que si no lo has probado merece muchísimo la pena.

Feliz día, aunque sea lunes.

Para ver esta receta en vídeo, sigue este enlace

Risotto Negro


Y por fin, la receta completa del Risotto Negro.

Ingredientes:
Una Taza de Arroz
Un Calamar (ver entrada anterior)
Una Cebolla pequeña o media grande
Una bolsita de Tinta de Calamar (dos si lo queremos muy negro)
Caldo de Pescado (ver receta aquí)
Una cayena
Perejil picado
Mantequilla y aceite de oliva
Un chorrito de Vino Blanco
Sal y Pimienta
Parmesano rallado

El calamar lo corte a cuadraditos, pensaba hacerle un enrejado por encima con la puntilla para que al echarlo a la sarten se enrollara que queda muy mono, pero como era poca cantidad no me entretuve y lo deje simplemente en cuadraditos.

Aunque generalmente hago el risotto solo con mantequilla, en esta ocasión use aceite de oliva al principio, me da la sensación que el calamar queda mejor.

Elaboración:

Fondo de aceite en la cazuela, en una cazuela al lado mantenemos el caldo caliente.

Rehogamos la cebolla en el aceite hasta que empiece a estar transparente pero sin que se dore, tiene que estar blanda cuando echamos el calamar.

Con el calamar rehogado, incorporamos el arroz y un poquito de perejil picado, seguimos rehogando, ahora es cuando todo tiene que estar bien rehogadito.

Echamos un chorrín de vino, esperamos que evapore y empezamos a remojar con el caldo, cacito a cacito, que se lo vaya absorviendo antes de echar otro cacito. En el caldo he incorporado la bolsita de tinta de calamar, osea que lo negro es el caldo.

Y ya solo abrir una copita de vino y conversar en la cocina en lo que vamos haciendo el risotto, es lo que mas me gusta de hacer risotto.

Cuando el arroz está en su punto, echamos un trocito de mantequilla removemos bien y le sumamos un buen puñado de parmesano, y a comer, desde la misma cazuela está riquísimo.

Como me gusta mucho el Risotto tengo varios publicados, la primera vez que lo hice fue hace unos tres o cuatro años, que me puse muy pesada y mi amiga Clara me regalo un libro solo de Risottos. Con el tiempo cada día me gusta más, pero me pasa como con la paella, a cualquier arroz meloso lo llaman risotto y a cualquier arroz amarillo paella.

Otros risottos:

Risotto en Calabaza
Risotto de Setas Silvestres
Risotto con Calabaza y Setas Secas

Y por cierto, había pensado participar en el concurso de recetas italianas de Lazy Blog, pero parece que el premio es algo el 9 de abril, y servidora ese gran día estará en Valencia viendo a Checa ganar en SBK.

Risotto Nero. Primera Parte: el caldo y el calamar.

Se ha hecho de rogar la recetita, tenía ganas de publicarla hace tiempo, porque queda espectacular, pero entre hacer fotos, el caldo natural, el dichoso calamar que sea un cefalópodo y no anillas congeladas, en fin, que hace meses que lo hice por primera vez de pura casualidad y desde entonces ya lo he repetido en varias ocasiones y siempre pensando que la próxima para publicar.

Como es receta larga, en dos partes, por un lado el caldo y el calamar, y en la segunda entrega el Risotto, porque lo importante es que es un Risotto, pero de color negro. El ingrediente principal el calamar, que podrían ser anillas o puntilla, pero muy importante la tinta, a mi mencanta supernegro, con dos bolsitas de tinta.

INGREDIENTES

Para el Caldo

La base para hacer caldo de pescado aquí, en esta ocasión he usado huesos de rape que ahora los venden en Mercadona al peso, las verduras que tenía por la nevera, apio, puerro, zanahoria y cebolla, un par de ajos, una hoja de laurel, unas bolitas de pimienta, el zumo de medio limón y un chorretón de vino blanco.

Se pone todo a hervir, cuando empieza a burbujear se echa sal y se espuma, que cueza no más de diez minutos y se cuela, si el caldo queda bueno, el Risotto queda divino.

Limpiando el Calamar

La primera vez que hice esta receta fue porque había sacado anillas para hacerlas en su tinta con arroz, y me dije, ¿si lo hago todo junto?, el arroz y las anillas, y así se me ocurrió hacer el risotto negro, luego ya he visto que la idea no es original, que ya existía, pero para mi como si fuera mia, porque se me ocurrió de pura casualidad. A lo mejor en otra vida lo conocía.

Para limpiar el calamar lo primero sacamos la pluma, que es la tira de plástico, a veces se parte, pero al tirar de las patitas para sacar todo lo de dentro, sale muy bien.

Una vez lo tenemos separado, yo corto la parte de la tripa de los tentáculos, y tiro todo lo de la tripa.

De los tentaculos saco la boca y también la tiro, es está bolita dura, el pico.

Ahora cojo la bolsa con las alitas y separo las alas metiendo el dedo en la punta de la bolsa, la parte más estrecha, y tirando desde arriba.

Si tiramos hacia abajo la piel nos sale entera y la bolsa queda limpia. Ahora solo queda darle la vuelta empujando con el dedo gordo y lavarla bajo el grifo.

Las alitas se separan muy bien del resto de la piel. Y ya tenemos el calamar limpio, por una lado las patitas, por otro la bolsa y por otro las alas.

A mi no siempre me dan ganas de hacer todo esto, y compro anillas, pero mucho más natural comprar el calamar aunque de un poco de cosa limpiarlo.

Voy a seguir bajando fotos y lo siguiente publico la preparación del Risotto Nero.

Feliz miércoles y feliz primavera, que por fin tenemos sol, que ganas tenía y que ilusión me hace.

Risotto Nero: la receta.