Seulement Tortilla de Calabacín

“Une omelette seulement de la Courgette”

Que manía tiene todo el mundo con llamar tortilla de calabacín a la tortilla de patatas “con” calabacín. La Tortilla de Calabacín estupendísima es solo de calabacín, es decir una tortilla en la que no hay patatas, hay calabacín.

A mi me gusta muchísisimo la tortilla de calabacín, la hago a menudo, utilizo:

– Un calabacín
– Tres huevos
– Una cebolla pequeña o media grande
– Un poquito de aceite y sal

Muy importante cortar el calabacín en rodajas finitas, igual que la cebolla, ponemos un pelín de aceite en la sartén y echamos el calabacín que hemos mezclado antes con la cebolla.

Y vamos haciendo el calabacín, casi a la plancha pero mezclado con cebolla, nos tiene que quedar más bien enterito.

Pero con la cebolla doradita, más o menos así:

Ahora batimos los tres huevos…

… y mezclamos el calabacín con los huevos (monísima mi palita de lecreuset, qué no?)

Y ya solo nos queda cuajarla en una sartén más pequeña y con un poquito de aceite, tampoco mucho, a mi a veces se me va un poco la mano con el aceite.

Pero quedo divina.

Son dos tortillas diferentes la de la foto de entrada y la última, me explico, están hechas igual, con la misma receta, pero una es de hace unos meses y esta última es de este finde. Que por cierto la hago para comer más tarde, la dejo cubierta con un papel de cocina hasta que enfría, porque lo de poner otro plato encima boca abajo ni loca, se humedece la tortilla, un papel de cocina y si hay que guardarla ya fría la cubro con film y encima papel de aluminio, así aguanta un viaje.

Ponemos por encima un poquito de mayonesa y mostaza, abrimos un par de cervezas frías, y a cenar.

Feliz lunes ¡¡

Guarnición de Calabacín

Una cosa muy sencillita para poner una guarnición. Necesitamos un calabacín y el microondas. Cortamos rodajas gruesas, tamaño vasito de chupito o algo más alto. Hacemos con la puntilla una cuadricula arriba, en la carne del calabacín, y lo metemos al microondas unos minutos.

Con cuidado y el cacharrito de sacar bolitas, podemos usar una cucharilla pero, en fin, no sería lo mismo, pues sacamos con cuidado la carne del calabacín de forma que nos queden dos vasitos (o los vasitos que necesitemos).

Con la carne que hemos sacado del calabacín preparamos el relleno, en este caso lo rehoge con ajito, unas colas de gamba y un poquito de perejil porque acompañaban un pescado a la plancha, pero para carne lo podemos mezclar con setas. Rellenamos los vasitos y los dejamos preparados.

Cuando tengamos el pescado o la carne a la plancha, solo tenemos que sacar los vasitos, poner por encima un poco de queso y lo metemos al micoondas, para que se caliente y funda el queso.

Me falta la foto de la presentación, pero queda muy bien, los vasitos los dejo preparados el día antes, cubiertos con film y en la nevera.

Espaghettis Integrales con Calabacín

Ingredientes:

Medio paquete de Pasta Integral, 250gr,

1 Calabacín, unos 350gr.
Un cuarto de cebolla, unos 75gr.
La parte blanca de un puerro, unos 75gr.
1 dientes de Ajo
1 rodaja de raíz de jengibre
1 Yogur natural
1/2 Vaso de Leche
1 Cucharadita de Curry
1 Cayena (no usar si no nos gusta el picante)
2 clavos
2 semillas de Cardamomo
Unas bolitas de Pimienta negra
Aceite de Oliva
Sal

Elaboración
Ponemos una cazuela, con bastante agua, a hervir.

Picamos el puerro, la cebolla, el ajo y el jengibre.

En una sarten ponemos un poco de aceite y echamos los clavos, el cardamono, la pimienta y la cayena. Cuando el aceite empieza a estar caliente incorporamos la cebolla, el ajo, el puerro y el jengibre picadito.

Mientras se sofrie vamos picando el calabacín y lo incorporamos a la sartén, sal pimentamos.

Cuando el agua de la cazuela burbujea, echamos sal y la pasta. No añado nada de aceite, lo leí en un libro italiano y al principio creía que la pasta se pegaría, pero no, si esperamos que el agua hierva bien, echamos la sal y la pasta, removemos y no se pega. Queda muy bien.

Batimos el yogurt en su propio vasito, lo echamos en una taza grande o boll y añadimos un poquito de leche para que quede más líquido, incorporamos la cucharadita de curry, removemos bien y lo echamos sobre el calabacín, dejamos a fuego medio unos diez minutos, en lo que se cuece la pasta.

Cuando la pasta está al dente la escurrimos, emplatamos y echamos la salsa de calabacín por encima, si vemos que la salsa nos queda un poco seca, podemos añadir antes de escurrir la pasta un cacito del agua donde está cociendo, pero no suele ser necesario.

Ponemos parmesano rallado para espolvorear.

Aunque la presencia en foto no queda bonita, de sabor está estupendo.

Pisto de Calabacín

Receta Tradicional

El pisto es una elaboración muy sencilla que admite la congelación, si vamos a preparar pisto podemos hacer una cantidad grande y congelar. El pisto suele consumirse solo como entrante o acompañado de huevo frito, también podemos usar un pisto como salsa para pasta. Necesitaremos una sarten bastante grande si vamos a elaborar estas cantidades.

Ingredientes:

– 1Kg. de Calabacín, es decir, dos calabacines grandes.
– 500 gr. de Pimientos Verdes, serán cuatro o cinco pimientos.
– 500 gr. de Cebollas, dos o tres dependiendo del peso..
– Media cabeza de Ajos, unos seis ajos.
– 800 gr. de Tomate triturado, una lata grande.
– 200gr. de Aceite.
– Sal.
– Especias Opcionales: Oregano, tomillo y pimienta negra.

Preparamos los ingredientes, para cantidades pequeñas podemos picarlo a mano, pero como vamos hacer mucha cantidad, nos ayudamos del thermomix. Vamos a picar primero la cebolla, en dos tandas, si cargamos mucho el vaso del thermomix nos quedaran trozos muy desiguales, lleno solo hasta la mitad, programo 6 segundos velocidad tres y medio, y ya tengo la cebolla picada.

El pimiento lo lavamos bajo el grifo, se abre a la mitad a lo largo, se sacan las simientes y los nervios blancos, se corta en trozos grandes y se echa al thermomix para picarlo en trozos pequeños. Al igual que la cebolla, picamos en dos tandas, durante seis segundos a velocidad tres y medio.

Echamos en una sartén grande el aceite, dejamos que se caliente sin que llegue a humear e incorporamos los ajos la cebolla y el pimiento. Lo mezclamos con la espátula y vamos rehogando. Cocinamos hasta que nos queda más o menos así, como veis en la foto la cebolla y el pimiento están pochados.

Mientras se hacía la cebolla con el pimiento, hemos picado el calabacín, no utilizamos el thermomix porque no queda bien, los trozos serían demasiado irregulares y pequeños, por lo que es mejor picar a mano.

Mezclamos el calabacín en la sartén con el pimiento y la cebolla y volvemos a rehogar. Ahora nos quedará más o menos así,

Con la cebolla, el pimiento y el calabacín “rehogados” añadimos el tomate triturado y la sal, es el momento de añadir especias si nos gustan, yo pongo un poquito de orégano, tomillo y pimienta negra. Y lo dejamos que cocine hasta que el tomate esté frito.

Aquí en la foto vemos el pisto ya preparado para congelar. Si nos fijamos el tupper que está detrás está cubierto con un papel de cocina, lo dejo así hasta que enfría del todo, si ponemos la tapa, aunque la dejemos un poco abierta condensa agua que luego nos va a caer sobre el guiso, y dejarlo destapado hasta que enfríe no es bueno. Por eso lo cubro con papel de cocina. La idea está tomada de una libro de Cristina Galiano.