Sopa Castellana de Navidad

Con Calabaza y Castañas

Una sopa tradicional, pero con un toque diferente, más navideño. Lo podemos poner como entrante, calentito, y es fácil que guste a todos. He utilizado el Caldo de Navidad Aneto, está a la venta desde noviembre y solo podemos comprarlo en estos meses, noviembre y diciembre. Si no lo habéis probado darle una oportunidad porque merece la pena.

Ingredientes (para dos personas):

– Medio litro de Caldo de Navidad Aneto
– Dos rodajas de calabaza, unos 150gr.
– Unos taquitos de Jamós Serrano, aprox. 50gr.
– Cuatro rebanadas de Pan Candeal
– Cuatro Castañas
– Dos Ciruelas Pasas
– Un cuarto de Cebolla
– Dos Ajos
– Media copita de Brandy
– Una cucharada de Aceite de Oliva

Para los Huevos Escalfados
– Dos Huevos Camperos
– Un chorrito de Vinagre Suave

La idea es preparar la Sopa Castellana de un modo algo diferente, para presentarla en la mesa servida solo en parte, poniendo el caldo caliente en el último momento. Vamos a preparar por una parte el pan, que vamos a poner de base en el plato, luego vamos a echar los tropezones, sobre los tropezones colocaremos el huevo escalfado y en el último momento por el lateral echamos el caldo caliente.

Yo me organizo de la siguiente manera, tengo en un cazo el caldo para que se vaya calentando, en otro cazo, el del fondo que lleva la tapa, tiene el agua para que empiece a hervir y hacer en el último momento los huevos escalfados, en la sartén tengo el fondo de aceite, y ya he picado los ajos, las castañas, la cebolla, las ciruelas y el jamón.

Las castañas las he comprado congeladas, las venden en LIDL en unas bolsas más bien grandecitas, vienen peladas y son super prácticas, solo descongelar y utilizar, en guisos y para farsas quedan muy bien. Si no tenemos estas castañas, tendremos que pelarlas y escaldarlas primero para quitar toda la piel.

Empezamos rehogando las castañas, el ajo y la cebolla, damos unas vueltas y añadimos el jamón y las ciruelas, el fuego que no este muy fuerte.

Cuando vemos la cebolla blandita, añadimos la calabaza, rehogamos, en este momento tapo la sarten para que sude, queremos que la calabaza quede al dente. En unos diez minutos, o algo menos, ya tendremos la calabaza blandita, es el momento de añadir el brandy. Lo echamos y dejamos que evapore el alcohol.

Cuando tenemos los “tropezones” preparados, es decir la calabaza con el brandy y todo lo demás, es cuando ponemos dos rebanadas en cada plato. Hemos ido tostando el pan al tiempo que rehogábamos la calabaza, según vamos tostando rebanadas las dejamos sin amontonar sobre papel de cocina, para que no se humedezcan. He usado pan candeal porque es el más adecuado para este tipo de sopa. Si podéis conseguir pan de valladolid o sevillano, como el que le llevaban a Carlos V en su retiro en Yuste, perfecto, el mío era mucho más normalito.

Sobre el pan ponemos la calabaza, caliente, en la foto se aprecia el humo, y el huevo escalfado encima de la calabaza. Escalfar un huevo es muy fácil, necesitamos agua hirviendo, echamos un poquito de vinagre en el agua para que el huevo se envuelva sobre si mismo y nos quede redondito, hay que introducir el huevo en el agua con cuidado, si lo cascamos sobre un cazo podemos ayudarnos del cazo para meterlo al agua, y una vez dentro del agua esperar que se ponga blanco. Hay quién retira la cazuela del fuego y los deja tres minutos en una proporción de una parte de vinagre por diez de agua, la verdad es que yo no me complico tanto, echo un chorrito de vinagre suave (de manzana, por ejemplo) y me quedan muy ricos.

Y nuestro huevo sobre la calabaza, si lo vamos a presentar yo lo llevaría así a la mesa, y el caldo caliente en un cazo, una vez todos los platos servidos vamos añadiendo el caldo, echarlo por el lateral para no estropear el conjunto.

El caldo es importante, a mi me parece que el de Aneto de Navidad es perfecto para esta sopa, queda un sabor riquísimo. Creo que no hace falta que os explique como se come la sopa, pero en fin, que rompemos el huevo mezclamos todo y a comer, el pan estará blandito porque se ha empapado del caldo caliente, la calabaza, las castañas, las ciruelas y el jamón rehogado con el brandy tiene un sabor muy bueno, y el huevo le da el toque especial. Es una sopa contundente y riquísima, genial para Navidad.

Esta Receta fue premiada en el concurso de Recetas de Navidad con Caldo Aneto en Canal Cocina.

Anuncios